www.todoliteratura.es
Antoni Bolinches
Ampliar
Antoni Bolinches (Foto: Javier Oliaga)

Entrevista a Antoni Bolinches, autor de “El secreto de la autoestima”

“Miguel de Cervantes escribiendo El Quijote hizo una terapia”

domingo 20 de marzo de 2016, 10:24h
Add to Flipboard Magazine.

Tiene razón Antoni Bolinches cuando afirma, en la entrevista que mantuvimos en la cafetería de un conocido hotel de la Gran Vía madrileña, que “Miguel de Cervantes escribiendo El Quijote hizo una terapia”. A muchos escritores escribir les ha salvado de caer en la garras de la locura o de la depresión, otros no lo han necesitado, pero Cervantes, sí. Gracias al Quijote hizo las paces con lo injustamente que lo trataron sus contemporáneos.

  • Antoni Bolinches

    Antoni Bolinches


  • Antoni Bolinches

Antoni Bolinches
Antoni Bolinches (Foto: Javier Oliaga)

“Escribir fue para Cervantes una auténtica catarsis. Él se preguntaba cómo no había tenido un éxito acorde a sus capacidades”, mantiene este escritor y psicólogo barcelonés. Sus obras de teatro no fueron representadas pese a los grandes méritos que contenían y veía cómo otros escritores más “normalitos” triunfaban y arrasaban en las corralas en popularidad y respeto sin ser grandes autores.

Para el psicólogo catalán existen tres niveles de creatividad: “La catártica, cuyo mejor ejemplo es Cervantes; la neurótica, el ejemplo paradigmático sería el Mein Kampf de Adolf Hitler y la que da la madurez”. En esta etapa, los escritores suelen componer sus mejores obras. Respecto a la neurótica, los políticos se mueven en ese terreno y muchos de los actuales se mueven en esas aguas, como veremos más adelante.

Antoni Bolinches es el único psicólogo español creador de una terapia o método psicológico denominado Terapia Vital. Acercándose a la hora de la jubilación, tiene pensado: seguir escribiendo con “El secreto de la autoestima” son ya 13 los libros que ha publicado, y dar a conocer por todo el mundo su Terapia Vital en conferencias o talleres. Sus libros son reflejo de lo que piensa y de lo que enseña. “Hay pocos libros de autoayuda que funcionen. Este mío sí funciona”, dice categórico con la seguridad que le dan sus muchos años de trabajo y experiencia.

Su último libro fue publicado hace unos cinco meses pero no ha sido hasta ahora cuando va a presentarlo por todo el país. “El libro ha funcionado muy bien en Cataluña pero hasta ahora no había decidido dar el paso a presentarlo en otras comunidades”, reconoce. Desde luego, no será por falta de autoestima o de ilusión, ya que de ambas anda sobrado el escritor, que mantiene en todas sus charlas que “nadie sabe tanto como todos juntos”, uno de los principios de su terapia y que aboga por la unión de criterios y entendimientos.

El proceso rupturista de Cataluña es para él “una disfunción importante, pero espero que el seny se imponga”, matiza y añade “como humanista es más importante la personalidad que la nacionalidad y ahora que el mundo se globaliza, la persona tiene que sentirse individual pero centrada”. En su opinión, si las personas estuvieran centradas, “las ideologías tenderían a homogeneizarse y empequeñecer las grandes diferencias de la percepción de la realidad. Hay que aceptar la realidad”, subraya.

“Ahora no hay un liderazgo humanista en el mundo. Tan sólo Obama se podría acercar a ello”, afirma. Quizá falten en este mundo materialista personas buenas. “Cuando la masa social predominante sean buenas personas, los políticos lo serán”, explica con tranquilidad y convicción. “Se necesita una democracia de personas maduras”, dice. Nuestra democracia está huérfana de esas personas maduras y en su opinión nuestros políticos actuales no están a la altura de otros tiempos y no tan lejanos.

“El poder no siempre corrompe, pero siempre neurotiza”

En opinión de Antonio Bolinches, “Pablo Iglesias es un neurótico, egocéntrico y narcisista”. Pedro Sánchez no sale mejor parado, “es un político muy limitado, por eso cuando no sabe qué decir en los debates, levanta la voz”. Con Rajoy se muestra más templado, “no es mala persona pero está atrapado en la corrupción endémica de su partido”. A Albert Rivera es al único que ve que podría llegar a ser un buen político. Su conclusión de nuestro panorama político es que “el poder no siempre corrompe, pero siempre neurotiza”. He aquí la explicación de por qué nuestra política está como está. Su receta: “crear un capitalismo más humanizado y menos competitivo”.

Cree que para aumentar la autoestima, la persona se ha de autoevaluar. “Los buenos momentos son para disfrutarlos y los malos momentos para aprender de ellos. El neurótico es la persona que no ha aprendido del sufrimiento”, expone sobre su terapia. De ahí que crea que vivimos en un mundo demasiado neurótico. “Necesitamos de las malas noticias para vivir, pero a la vez dificultan la capacidad de superación personal”, comenta.

Está convencido de que su terapia y sus libros funcionan. “Todos podemos mejorar pero para ello debemos competir con nosotros mismos, no contra los demás”, expone. De ahí que crea que hay que huir del modelo que nos están imponiendo los políticos. “Los políticos son plagiadores y fagocitadores de lo que les rodea”, concluye. No es fácil sustituir a la clase política que tenemos pero si no lo intentamos estaremos a la altura de ellos. Si tenemos los políticos que tenemos es porque nos los merecemos.

Puedes comprar el libro en:

Logo FNAC 
120x60
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Todoliteratura

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.