www.todoliteratura.es
'Vikingo: El hombre del rey' de Tim Severin

"Vikingo: El hombre del rey" de Tim Severin

jueves 23 de octubre de 2014, 13:23h
Add to Flipboard Magazine.

La Factoría de Ideas nos trae El hombre del rey, la última novela de la trilogía Vikingo del escritor Tim Severin. Esta entrega final nos narra las últimas aventuras de Thorgils a la vez que construye una excelente conclusión para esta saga.

Constantinopla, 1035. Thorgils, miembro de la guardia varenga del Emperador de Oriente, es testigo de las maravillas de la ciudad, así como de las costumbres homicidas de la familia imperial, ya que la propia novela comienza con la muerte, en muy extrañas circunstancias, del basileus Romano III, gobernante de Bizancio. Al servicio de Bizancio y bajo las órdenes del guerrero Harald Sigurdsson, combate a los sarracenos.

Estas guerras lo mantienen viajando durante años, hasta que Harald, convertido en rey de Noruega, le encomienda dirigirse al duque Guillermo de Normandía con un plan para coordinar la invasión simultánea de Inglaterra por parte de los normandos y los escandinavos. Pero, ya iniciada la invasión, un sueño profético advierte a Thorgils de que sus compatriotas han sido traicionados. ¿Logrará el seguidor de Odín burlar el destino fatal del pueblo vikingo?

Con Vikingo: El hombre del rey, Tim Severin vuelve a transportarnos a una Europa medieval que es bastante desconocida por los lectores y que se encontraba sumida en múltiples luchas por el poder entre las diversas naciones de su geografía. El Imperio de Oriente, al parecer siguiendo la tradición del Imperio Romano de Occidente, se encuentra sumido en la corrupción y en una red de asesinatos que va afectando a todos aquellos que logran subir al poder, del que serán desposeídos a la mínima oportunidad.

En esta tesitura, veremos cómo el protagonista va dejando de lado su lealtad a Bizancio tras años de servicio y la decanta hacia Harald Sigurdsson, pretendiente al trono de Noruega y fiel servidor de los dioses escandinavos, al igual que él. De este modo, la novela refleja cómo en aquellos momentos la adoración de dioses como Odín o Thor va a dar su último latido en poco tiempo, mientras que la religión del Cristo Blanco va ganando cada vez más auge y popularidad en el mundo; de modo que Thorgils se vuelca con Harald como última oportunidad de restaurar los valores tradicionales en Escandinavia.

Pero la novela también nos traslada a otras regiones de Europa como la isla de Sicila, en la que los escandinavos presentan batalla a los sarracenos, o a Escocia, donde tratarán con un rey llamado Mac Bethad, en cuya historia se inspiró Shakespeare para escribir una de sus grandes tragedias (así, podremos ver ciertas diferencias entre la realidad y lo que nos narra el dramaturgo).

En cuanto a la evolución de Thorgils a lo largo de la saga, llega a su culminación en esta novela, en la que ya se va convirtiendo poco a poco en un anciano y reflexiona sobre lo que ha vivido. Él mismo, pese al título de la trilogía, no se define como un verdadero vikingo pese a su adiestramiento y sus tradiciones, ya que sólo ha utilizado la violencia para defenderse. En esta novela vemos a un Thorgils a quien no le importa pasar a la acción (que tampoco se le da mal), pero que se dedica más a labores diplomáticas y de inteligencia y espionaje por su dominio de los idiomas y las altas esferas de la sociedad.

Vikingo: El hombre del rey es una novela cautivadora que recomiendo a todos, pero especialmente a los amantes de la novela histórica, ya que permite conocer la vida de los antiguos pueblos nórdicos y vivir aventuras de otro tiempo y en una cultura muy diferente a la nuestra.

Crítica literaria

Puede comprar el libro en:

                                                 IberLibro.com - 110 millones de libros nuevos, antiguos, agotados y de ocasión

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+

0 comentarios