www.todoliteratura.es
María Jesús Fraga, Javier Expósito y Nuria Capdevila-Argüelles
Ampliar
María Jesús Fraga, Javier Expósito y Nuria Capdevila-Argüelles

Fundación Banco Santander rescata a dos escritoras pioneras: "Elena Fortún y Matilde Ras"

El camino es nuestro recupera la obra de dos escritoras y humanistas comprometidas con la mujer y la modernidad social de su época: Elena Fortún y Matilde Ras

miércoles 21 de enero de 2015, 21:48h
Add to Flipboard Magazine.

La Colección Obra Fundamental recupera la figura de dos pioneras en la defensa de los derechos de la mujer y la regeneración de su papel en la modernidad. Escritoras, periodistas comprometidas con la modernidad y las injusticias de su época, pertenecieron a la primera generación de mujeres que se debatió entre las vanguardias, el feminismo y la tradición. Humanistas sin duda, este volumen recoge una antología de sus artículos, ensayos, diarios, cuentos y cartas que muestran a dos humanistas. Nuria Capdevila-Argüelles, Catedrática de la Universidad de Exeter y María Jesús Fraga, escritora e investigadora de la UCM se han ocupado de prologar y compilar el volumen.

  • María Jesús Fraga, Javier Expósito y Nuria Capdevila-Argüelles


  • Collage Elena Fortún

Nuria Capdevila-Argüelles
Nuria Capdevila-Argüelles

El camino es nuestro”, antología de Elena Fortún (Madrid, 1886–1952) y Matilde Ras (Tarragona, 1881-1969) es el nuevo volumen de la Colección Obra Fundamental, editada por Fundación Banco Santander. El acto contó con la asistencia de la escritora Almudena Grandes, el periodista y escritor Màxim Huerta, así como las antólogas del volumen, Nuria Capdevila-Argüelles, Catedrática de Estudios Hispánicos y de Género en la Universidad de Exeter , y María Jesús Fraga, especialista en Elena Fortún. Borja Baselga, director de Fundación Banco Santander, presentó el acto.

Formaron parte de la primera generación de feministas españolas con conciencia de grupo, mujeres todas ellas que vivieron entre la modernidad de las pujantes vanguardias y el peso de la tradición. Amigas y admiradoras mutuas desde los tiempos del madrileño Círculo Sáfico de Victorina Durán, anterior a la Guerra Civil, este libro pretende glosar la figura de ambas escritoras, rescatar su obra literaria y humanística, y ahondar también en las auténticas dimensiones de la relación amorosa entre estas dos escritoras, subraya Nuria Capdevila-Argüelles, Catedrática de la Universidad de Exeter y prologuista del volumen. Esta relación fue “un amor no exento de sombras, pero aun así excepcional y profundo”, afirma la catedrática.

“Es la primera vez que dedicamos un solo volumen a recuperar la figura de dos mujeres. Elena y Matilde no sólo compartieron una amistad amorosa que hemos querido plasmar, sino que también estuvieron comprometidas en la defensa de los derechos de la mujer y el feminismo, y tuvieron una manera de entender el mundo y escribir sobre él integradora, espiritual y de modernidad y justicia social que ahora mismo resulta muy necesaria”, afirmó Javier Expósito, responsable de la Colección Obra Fundamental. Para Màxim Huerta, uno de los presentadores del volumen, “en pocas ocasiones coincide el amor, el compromiso y la creatividad” en la historia de estas dos mujeres.

Su amistad comenzó en las colaboraciones que ambas comenzaron en Blanco y Negro probablemente en los años veinte. Elena Fortún estuvo casada, aunque su marido se suicidase en Argentina y su hijo muriese poco más tarde. Matilde Ras no, ni tuvo hijos. Fortún fue una excepcional periodista y escritora, no sólo de narrativa infantil –conocida por el eterno personaje de Celia, tan influyente- sino de temas espirituales, sociales y comprometidos con un ideal de justicia y regeneración conectado esencialmente con los principios de modernización de la Generación del 14.

Esta postura de regeneración abarcaba lo femenino y el papel de la mujer en la sociedad, como eje de su visión de la modernidad, postura que sostuvo Elena Fortún en contra argumentación al discurso de figuras como Ramón y Cajal o Marañón y, posteriormente, la propia Pilar Primo de Rivera en el movimiento falangista. “Ellas son los grandes fantasmas de la modernidad española” en opinión de Nuria Capdevila, quien concluye que “la sociología de nuestro siglo XX y la historia de la literatura no estarán completas hasta que no hayamos incorporado un saber profundo sobre nuestras modernas”.

ELENA FORTÚN

Elena Fortún o Encarnación Aragoneses, “fue una mujer religiosa, aunque alejada del dogmatismo católico, defensora de los derechos de la mujer, en especial de la educación como medio de regeneración femenina”, sostiene Nuria Capdevila-Argüelles, Catedrática de la Universidad de Exeter y prologuista del volumen. La inevitable Celia, de la que se rescatan en este volumen algunos textos no publicados en sus obras completas, le dio la fama, pero Fortún era mucho más. Afamada periodista, defensora de los derechos de la mujer y activista del primer feminismo español, además de comprometida con las injusticias de la época.

En sus crónicas, Elena Fortún, como explica María Jesús Fraga, responsable también de la selección y anotaciones del volumen, se adscribe a la República, pero “expresa con firmeza su ideología pacifista, su distanciamiento de la política y de la intransigencia de los partidos, y su deseo de mantener a los niños al margen de cualquier disputa política”.

Tras la Guerra Civil y su exilio en Argentina, vuelve a España gravemente enferma. Matilde Ras, con la que se había distanciado, la recibe con los brazos abiertos, aunque nunca se hubiera distanciado del todo, como revela la correspondencia de este volumen. Corresponsal entusiasta, se carteó también con Carmen Laforet, Esther Tusquets o Carmen Conde. Su continua búsqueda e interés en el ser humano y el más allá la llevó a interesarse por doctrinas y filosofías heterodoxas aunque al final será la espiritualidad cristiana la que le dé refugio último, “el camino es nuestro y el fin es de Dios”, le dirá a Matilde Ras en una carta en 1946. Sin duda una apelación al individuo y a la responsabilidad personal de cada uno, concepción comprensible en una escritora autodidacta.

En este volumen rescatamos material de Elena Fortún no aparecido en periódicos o revistas desde hace más de setenta años y un inédito incompleto, Nací de pie, texto en el que la autora se adentra en un área de su identidad con la que vivió en conflicto: su identidad de género y sexual. “El compromiso”, colaboraciones en el diario La Prensa de Tenerife en los años veinte en su columna titulada Cartas a la mujer tinerfeña. “Misterios sin desvelar”, o sus famosos Por qué publicados en la revista La Moda Práctica que ahondaban en su vertiente mística y espiritual. “La inspiración de los artistas”, cuentos creados en la revista Royal a finales de los años veinte y que imaginan la creación de una gran obra por los artistas. “La visión de lo social”, artículos de Crónica justo antes de la Guerra Civil y en plena contienda que son un testimonio de la visión social de la escritora, sobre el nuevo régimen de alimentación en la guerra, los refugiados de Extremadura, el drama minero o el trato a mujeres y niños y las escuelas liberales. “Gente Menuda y Cuentos infantiles”, dedicado a cuentos con moraleja y de animales y a las aventuras de Celia prácticamente inéditas.

MATILDE RAS

Matilde Ras, es considerada una especialista de renombre mundial en grafología; sus manuales aún se utilizan. En el volumen hay dos análisis grafológicos dedicados a Azorín y a Menéndez Pidal, publicados en Blanco y Negro. A pesar de ser polígrafa, traductora, especialista en el Quijote, ensayista y escritora de novela, teatro, guiones y artículos de prensa, en suma, una humanista de cultura enciclopédica, no llegó a tener la notoriedad de Elena Fortún y murió en el olvido.

Deja constancia en sus ricos diarios, parcialmente inéditos, que aquí presentamos de su avidez por encontrar el interlocutor perfecto, como apunta Nuria Capdevila-Argüelles en su prólogo. Sus textos autobiográficos definen su parte más íntima, sensitiva y lectora, ofreciendo uno de los mejores testimonios de intimidad de una mujer sola en los años treinta y cuarenta.

En este volumen rescatamos también sus primeros cuentos publicados en la revista Estudio, donde colabora desde 1914 en “Comienzos” o su ensayo sobre los personajes del Quijote. “Cuentos de la guerra”, recoge una selección de los cuentos publicados en 1915, en forma de diálogos donde conversan personajes mitológicos sobre temas de actualidad. También en “Reportajes” recogemos el proceso a Fray Luis de León y los orígenes poéticos de Verlaine. Son escritos publicados en el Heraldo de Madrid en la década de los veinte. Sus “Reflexiones” a modo de aforismos o pequeños textos que escribió a mano (1944-47). El apartado “Diarios” es altamente original y una contribución clave al estudio de la vida íntima de las modernas. Con el título, La búsqueda de sí misma, se enmarca en la época de la primera postguerra (1941-43), durante el exilio de la autora en Portugal., y fue publicado originalmente en edición muy limitada dada la escasez de papel en la época en la editorial Reus. Otros fragmentos, con el título de A la búsqueda del interlocutor perfecto, reúnen otras crónicas totalmente inéditas, escritas en otros viajes.

Puede comprar el libro en:

IberLibro.com - 140 millones de libros nuevos, antiguos, agotados y de ocasión Logo FNAC 
120x60
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+

0 comentarios