www.todoliteratura.es

Espasa Clásicos

Si nos ponemos a mirar por la ventana del pasado observaremos aquello que fuimos, y quizá ya no reconozcamos. Las cenizas del tiempo descansan así: depositadas sobre un manto transparente e intangible que nos engaña cada vez que nos acercamos a él. Quizá, porque con un simple soplo del presente, se desvanezcan en el agujero negro de nuestra memoria.

En 1900, la Biblioteca Vascongada, dirigida por el periodista, publicista y escritor Fermín Herrán, publicó "La casa de Aizgorri", cuyo subtítulo era Novela en siete jornadas. Estaba dividida en siete «escenas» y un epílogo, como consecuencia de su origen, ya que la primera idea de Pío Baroja fue escribir una obra teatral.

  • 1