www.todoliteratura.es
Edición testing    

CRÍTICAS

Cuentos de la Era del Jazz
Cuentos de la Era del Jazz

F. Scott Fitzgerald publicó cuatro libros de relatos durante su corta trayectoria profesional como escritor y alcohólico. Gracias a la editorial Montesinos volvemos a releer el mejor libro de relatos que publicó en vida uno de los escritores estadounidenses más malditos que haya existido. Si el alcohol no hubiese infectado su cerebro, ahora estaríamos hablando del mejor escritor americano de todos los tiempos.

Guillermo Escolar Editor, Madrid 2019

La sociedad tradicional y sus enemigos
La sociedad tradicional y sus enemigos

Quiere a veces la causalidad vestir los ropajes de la casualidad ¿o es al contrario?, y arropar los encuentros intelectuales con vivencias compartidas. Tuve el placer de escuchar al autor de este libro hace unos meses, en acto madrileño con éxito de público, junto a dos intelectuales de la talla de don Miguel Ayuso y don Juan Manuel de Prada (en cuyo recordado programa televisivo Lágrimas en la lluvia, habíamos tenido ya la fortuna de escucharles). Esa casual causa, en renovado giro, me permite descubrir este libro gracias a un reciente artículo semanal del propio De Prada, sin que medie relación personal más profunda con el profesor Gambra que justifique los elogios que aquí se prodiguen—o inspire los escasos reparos que vendrán.

Pequeño diccionario visual de términos de Arte
Pequeño diccionario visual de términos de Arte

Cátedra, Madrid, 2019

He aquí un magnífico e inestimable complemento de aquel otro libro que en su día nos ofreció Cátedra (un libro más especializado, más extenso en definiciones, más explícito en cuanto a la interpretación y significación de las imágenes por razón de su cometido específico) que fue su Diccionario de términos Arquitectónicos.

Escritores planetarios
Escritores planetarios (Foto: Javier Velasco Oliaga)
Cuando parece existir una pelea entre los medios físicos y lo que hemos denominado Internet surgen de vez en cuando historias que nos hacen de alguna forma recordar tiempos pasados que al pasar los años aún siguen estando ahí.

De alguna manera podríamos sostener que el arte de mirar equivale al arte de ser. Al tiempo, como es lógico deducir, el mirar, que es un ejercicio subjetivo –más el ‘juzgar artísticamente’, digamos- propicia tantos puntos de vista distintos, todos ellos razonados, como observadores existan.

Machadolibros, Madrid, 2019

El arte y sus objetos
El arte y sus objetos

De alguna manera podríamos sostener que el arte de mirar equivale al arte de ser. Al tiempo, como es lógico deducir, el mirar, que es un ejercicio subjetivo –más el ‘juzgar artísticamente’, digamos- propicia tantos puntos de vista distintos, todos ellos razonados, como observadores existan.

Diluvio personal
Diluvio personal
Diluvio personal como forma de empapar el mundo a través de una lluvia imaginaria y profética sobre el mundo y sus emociones. Diluvio personal como agua purificadora que limpia, pero no borra, las aristas de la vida y los sentimientos, pues estos permanecen unidos a nuestra piel de una manera indeleble.

Olé Libros, 2019

Leer después de quemar
Leer después de quemar
No lo quemen. Ni antes ni después de leerlo, pues estarían ustedes entregando a las llamas un libro cuyas páginas contienen excelentes poemas, escogidos por Lucía Comba de la obra poética perteneciente a una de las voces fundamentales de nuestra poesía contemporánea. En efecto, ‘Leer después de quemar’ es una antología imprescindible del poeta Rafael Soler, autor que tiene en su haber cinco poemarios, a cual más notable: ‘Los sitios interiores’, ‘Maneras de volver’, ‘Las cartas que debía’, ‘Acido almíbar’ (Premio de la Crítica valenciana 2015) y ‘No eres nadie hasta que te disparan’. Producción poética a la que habría que sumar cinco novelas y dos libros de relatos. Señalar, igualmente, que la obra de este poeta de interés ha sido traducida a seis idiomas.

Lumen, Madrid, 2019.

Ficciones
Ficciones

A veces el señor Borges dice la verdad, al menos en algunos títulos, por ejemplo éste. Claro que, al poco, uno entra en sus páginas y ya duda: ¿es real o es una invención (más) el nombre de la dedicatoria? En fin, sorpresas posibles así forman parte del juego, y, por qué no decirlo, del encantamiento de este autor que juega con la verdad y la mentira con una alta calidad literaria.

El arte de llevar gabardina
El arte de llevar gabardina
Recuperar los recuerdos como si fueran objetos que dejamos olvidados en un espacio que ya nos es ajeno. Descuidos que, sin embargo, son la mejor manifestación de esa libertad que tanto miedo nos produce a la hora de desprendernos de aquello que nos hace daño, nos duele o nos resulta ajeno, porque la proyección de nuestros actos en muchas ocasiones no deja de ser una manifestación de lo que no queremos ser.
0,359375