www.todoliteratura.es

“El linchamiento” de Federico Jiménez Losantos

jueves 23 de octubre de 2014, 13:23h

La liquidación de la COPE es el episodio de lucha ideológica más duro y políticamente decisivo de los años del zapaterismo. Su principal protagonista, Federico Jiménez Losantos, cuenta en El linchamiento, con descarnada precisión, la conjunción de inquinas e intereses, desde el rey y el gobierno a Cebrián y Zarzalejos, Ruiz Gallardón y Rajoy, que terminaron por destruir el instrumento de movilización popular más importante que ha tenido nunca la derecha sociológica.



La resistencia de Jiménez Losantos y César Vidal, el apoyo incondicional de los oyentes y el respaldo de Rouco hasta 2009 hicieron que la batalla de la COPE durase tres años, pese a una campaña durísima, sin precedentes en España, contra un medio de comunicación y sus figuras, a las que se trató de destruir personal y profesionalmente con la utilización sistemática de la Administración de Justicia como mecanismo de desgaste.

También por primera vez se reúnen aquí los principales juicios que tuvo que afrontar Jiménez Losantos, un calvario de querellas y demandas, cuyo mero repaso produce escalofríos.

Más cerca de la novela de intriga, pero no menos apasionante, es el relato de las traiciones internas que, sobre todo en el área de religión, se sucedieron dentro de la COPE en su última temporada para echar a Jiménez Losantos y César Vidal, y que mantienen al lector en un permanente estado de asombro. Los debates durísimos en blogs religiosos prueban hasta qué punto la batalla de la COPE era también una guerra entre dos posiciones distintas con respecto al presente y al futuro de la Iglesia, incluyendo posturas irreconciliables sobre el nacionalismo en el clero vasco o catalán y que echaron aún más leña al fuego de la COPE.

Pero si asombrosa es la liquidación de la segunda cadena de radio española, que en sólo seis meses se convierte en cuarta, aún lo es más ver cómo en siete semanas Losantos, Vidal, Luis Herrero, Somalo, Brandau y un grupo profesional totalmente identificado con la empresa, lograron poner en marcha esRadio, una nueva cadena nacional a partir de una sola frecuencia. Los datos técnicos de esa hazaña, hasta ahora inéditos, serán de obligada consulta en la historia del periodismo español. La consolidación de estadio, es una crónica a veces tenebrosa y a veces desternillante, siempre magníficamente escrita e implacablemente sincera, sobre el periodismo, la política y la justicia en la España actual.

Un libro que se lee de un tirón, desde la primera a la última página.

Federico Jiménez Losantos nace en Orihuela del Tremedal (Teruel) el 15 de septiembre de 1951, hijo de un zapatero y una maestra. A los diez años gana una beca y estudia interno el bachillerato en Teruel, donde tiene como mentores a J. A. Labordeta y J. Sanchís Sinisterra.

Hace teatro —Lorca, Cervantes, Mrozeck—; lee a Kafka, Proust, Joyce, Kerouac y los americanos del boom; escribe poesía, juega al fútbol y se apasiona por la música pop y el soul. Cursa Filología Española en Zaragoza y Barcelona, donde se licencia con una tesis sobre los esperpentos de Valle-Inclán. Aunque captado por el PCE en Zaragoza, sólo militará brevemente en Bandera Roja y el PSUC hasta su legalización. Pero ya en 1976, tras leer a los disidentes soviéticos y pasar un mes en la China de Mao, rompe definitivamente con el comunismo.

Su vida en la apasionante Barcelona de los setenta la ha recordado en La ciudad que fue. Trabaja dando clases de literatura, estudia psicoanálisis y además de Revista de Literatura y Trama —revista de pintura—, funda en 1978, con Cardín, Broto, Rubio y Mesquida, Diwan, que reúne hasta 1981 a toda la generación que evoluciona de la izquierda al liberalismo. En 1979, El Viejo Topo —revista en la que debuta defendiendo los derechos de los gays— le da su I Premio de Ensayo por «La cultura española y el nacionalismo». Le piden ampliarlo en un libro y escribe Lo que queda de España, donde por primera vez se critican la discriminación lingüística en Cataluña y la sumisión de la izquierda al nacionalismo. El Viejo Topo se niega a publicarlo y, tras gran polémica, lo hace la anarquista Ajoblanco, pero su gran apoyo es El País, entonces liberal y españolista, que publica un capítulo y cuya estrella, Francisco Umbral, presenta el libro en Madrid como «el nacimiento de un gran escritor español».

En 1980, Pujol gana las elecciones, El País cambia de línea y FJL se va a Diario 16. En 1981, el ambiente es tan opresivo que decide abandonar Barcelona y obtiene el traslado a Madrid. Pero es uno de los primeros firmantes del «Manifiesto de los 2.300» por los derechos lingüísticos, y en la noche del 20 de mayo, al salir de clase, es secuestrado por terroristas de Terra Lliure, que le abandonan atado a un árbol y con un tiro en la rodilla. Ese verano, convaleciente, termina su primer libro de poesía publicado: Diván de Albarracín.

En Madrid, su carrera periodística es fulgurante. Pedro J. Ramírez lo hace jefe de Opinión y columnista de Diario 16. El mismo día lo fichan Luis del Olmo para Protagonistas y Antonio Herrero para El primero de la mañana, en Antena3, donde se queda. Participa en el nacimiento de A3TV, cadena en la que dirige y presenta la Historia de los judíos españoles (1992). Tras el «antenicidio» desembarca con Antonio, Luis y J. M. García en la COPE. En 1998 muere Antonio Herrero y le toca dirigir La linterna durante cinco años con gran éxito. Luego pasa, durante seis más, a La mañana, en la que alcanza una controvertida y extraordinaria popularidad.

En 1999 funda La Ilustración Liberal; en 2000, el innovador diario en la red Libertaddigital.com (hoy con 4.500.000 usuarios únicos); en 2007, Libertad Digital TV, y en 2009, esRadio. Vicepresidente del grupo LD, dirige Es la mañana de Federico, que en su primer año recibe, por votación popular, el Premio de la Academia Española de la Radio al mejor magacín matinal. Ha recibido también el Micrófono de Plata y el de Oro; el Espejo de España de ensayo, y el González Ruano, el Continente y el Premio del Parlamento Europeo de periodismo escrito, entre otros muchos. Durante treinta años, sus artículos han venido publicándose en El País, Diario 16, Cambio 16, ABC, Época, El Nuevo Herald y, actualmente, en El Mundo.

Sus libros sobre historia y política o sus antologías de artículos son siempre grandes éxitos: La dictadura silenciosa, Contra el felipismo, Crónicas del acabose, La última salida de Manuel Azaña (Premio Espejo de España), Los nuestros, Con Aznar y contra Aznar, El adiós de Aznar, España y libertad, Federico responde, De la noche a la mañana. El milagro de la COPE, La ciudad que fue y Breve Historia de España (con César Vidal) han sido superventas. Pero no ha abandonado la poesía. En 1999 publicó una selección de sus poemas, casi todos inéditos: Poesía perdida 1969-1999. Y en 2009, justo entre la liquidación de la COPE y el nacimiento de esRadio, publicó Los haikus de la otra vida, poemas que forman el que considera su mejor libro.



Puede comprar el libro en:

Logo FNAC  120x60 IberLibro.com - 110 millones de libros nuevos, antiguos, agotados y de ocasión

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios