www.todoliteratura.es
Almudena Grandes y Juan Cerezo
Ampliar
Almudena Grandes y Juan Cerezo (Foto: Javier Oliaga)

Almudena Grandes presenta su nueva novela, “Los besos en el pan”

“En España siempre hemos sido pobres pero nuestros abuelos tenían dignidad”

viernes 06 de noviembre de 2015, 01:26h
Add to Flipboard Magazine.

La escritora Almudena Grandes aparca momentáneamente sus Episodios de un Guerra Interminable, para publicar “Los besos en el pan”, una novela contemporánea que guarda ciertas similitudes con “Las tres bodas de Manolita”. Para la escritora madrileña la crisis económica que estamos sufriendo “es una guerra que no sabíamos que estábamos en ella y que la hemos perdido”.

  • Almudena Grandes

    Almudena Grandes


  • Almudena Grandes

  • Almudena Grandes en la presentación de su nuevo libro

    Almudena Grandes en la presentación de su nuevo libro

Almudena Grandes
Almudena Grandes (Foto: Javier Oliaga)

Acompañada por su editor Juan Cerezo, ha presentado a los medios de comunicación la novela, una obra que guarda muchos de sus recuerdos de infancia. El lugar elegido para el evento ha sido la sede de la Fundación Madrid, sita en la calle Larra, paralela a la calle Churruca, donde vivió en su infancia. En palabras de Juan Cerezo, “esta novela es la que estábamos esperando de ella. Muchos lectores la preguntaban por qué no contaba las cosas que estamos viviendo. Y lo ha hecho. Va a responder a las expectativas de sus queridos lectores”.

Almudena Grandes lleva varios años centrada en sus episodios nacionales, pero siempre ha estado atenta a lo que sucede en la actualidad. “Mis artículos en El Semanal y mi columna así lo atestiguan”, afirmó en la rueda de prensa. Pero los lectores le demandaban una novela como esta, centrada en nuestro presente, que en su opinión no es nada halagüeño: “yo siempre he sido optimista pero en estos momento no lo soy; cuando entre en vigor el nuevo Tratado de Libre Comercio se otorgará a las multinacionales un poder superior a lo que tienen los Estados”. Si es que no lo tienen ya.

El título de la novela recién presentada es un recuerdo de lo que vivíamos en los años sesenta y, también, anteriores. Cuando se nos caía un trozo del pan al suelo, le dábamos un beso y nos lo comíamos. En aquellos años nos lo comíamos todo. Otra de las cosas que se hacían en su casa y en casi todos los hogares era que con el huevo que sobraba cuando se empanaban croquetas o lo que fuera, se hacían unas pequeñas tortillas. Algo que seguimos haciendo recordando nuestro pasado, aunque a la autora madrileña no le termina de gustar.

Durante la escritura del libro, estuvo un tiempo con su cuarta entrega de sus episodios, “Los pacientes del doctor García”, simultaneándolas, pero cuando su marido, el poeta y novelista, Luis García Montero, se metió a político, fue cabeza de lista por Izquierda Unida en las elecciones autonómicas por Madrid, decidió dejar esta novela para centrarse en “Los besos en el pan” y ayudar a su esposo, que le ha acompañado en la presentación al igual que el periodista Miguel Ángel Aguilar.

“La novela es una mirada de urgencia sobre la realidad, sobre lo que está pasando. Escrita en presente de indicativo y un poco surrealista”, explica Almudena Grandes con su verbo preciso y rotundo que ha captado esa realidad de manera cruda y rigurosa. También es la historia de un barrio de Madrid, el suyo propio, pero que podría ser un barrio cualquiera de España. No lo ha querido nombrar, precisamente por eso, pero al citar una estación de metro no ha podido, por menos, que citar la estación de Bilbao.

Para la autora la novela refleja el caos social en que vivimos y es muy significativo de lo que es la ciudad. En ese barrio viven tanto personas pudientes en casas suntuosas forradas de mármol, como personas humildes en casas angostas. “La crisis ha empobrecido a unos y otros, a toda la sociedad. Pero yo he querido centrarme en el punto de vista de los resistentes. En todo lo que hacen para seguir con su rutina”, apunta.

“En España siempre hemos sido pobres pero nuestros abuelos tenían dignidad”, expone con rotundidad. Sólo en la primera década del siglo XXI nos convertimos en un país de nuevos ricos, “bastante horteras, por cierto”. En este viaje hemos perdido muchas referencias e, incluso, “mucha de nuestra cultura” y todo eso se ha perdido y, probablemente, en su opinión, para siempre. “Nunca vamos a llegar a aquella opulencia de principios de siglo que tuvo mucha similitud con los años treinta del siglo XX”, pronostica.

En “Los besos en el pan” cuenta la vida de las víctimas de la Guerra Civil y de “la quiebra sentimental que se está produciendo en la actualidad”, apunta. Por eso su receta ante esa quiebra que estamos viviendo es ser felices. “La felicidad es una manera de resistir, como un acto de esperanza y este tiene mucho que ver con Manolita –su anterior novela-”, elucubra sobre la última novela de sus episodios.

“La novela es una historia de ciudad pero eso no quiere decir que lo que pasa no se pueda extrapolar a cualquier lugar”, cree y agrega: “muchas veces, la visión que tenemos de la realidad desde la gran ciudad se distorsiona. Hay un punto tramposo. No es lo que realmente nos cuentan”. No es que nos manipulen, que lo hacen, es que no tenemos acceso a toda la información.

Almudena Grandes no nos ha ocultado información, se ha mostrado sincera y belicosa. Sólo no ha querido entrar a desentrañar el final de la novela. “Unos acaban bien, otros acaban mal y otros no se merecen ese destino”, concluye, no sin antes informarnos de que su próxima novela de la serie tiene prevista su publicación para la primavera de 2017. Tendremos que esperar dos años para la continuación de esos Episodios de una Guerra Interminable. La espera se nos va a hacer interminable.

Puedes comprar el libro en:

IberLibro.com - 140 millones de libros nuevos, antiguos, agotados y de ocasión Logo FNAC 
120x60
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (9)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Todoliteratura

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.