www.todoliteratura.es

9788417651176

Zweig, buen lector, mal deportista y estudiante —como nos apunta Jesús Marchamalo en "Stefan Zwwig, la tinta violeta", la última entrega de la colección sobre autores universales que comparte con el ilustrador Antonio Santos y publica Nórdica libros. Zweig— fue, por encima de todo, un hombre que siempre persiguió la libertad.
  • 1