www.todoliteratura.es

Bill Gates

Los periodistas Joaquín Abad y Javier Velasco charlan con Carlos Astiz, autor de "Bill Gates. ¡Reset!", sobre las nuevas tendencias de la sociedad. ¿Vamos hacia una privación de las libertades? ¿Nos quieren controlar mediante la alimentación o las vacunas? Las respuestas a estas y otras muchas preguntas que nos hacemos hoy en día las encontrarán en esta entrevista.

De creador de la Covid 19, a combustible del gran reset (reinicio) hacia una dictadura global, que nos controlará mediante chips a través de las vacunas; De impulsor de la hamburguesa vegetal y gran enemigo de las vacas hasta manipulador del clima... Bill Gates está en el centro de todas las teorias conspirativas, más o menos alocadas. Todo esto nos lo cuenta Carlos Astiz en su nuevo libro "Bill Gates. ¡Reset!"

Las recientes declaraciones del ex Ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, sobre la preocupación del Papa Benedicto XVI porque “el diablo quiere destruir España”; la afirmación del cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, de que “el demonio existe en plena pandemia intentando llevar a cabo investigaciones para vacunas”, y la acusación por parte de José Luis Mendoza, presidente de la Universidad Católica San Antonio de Murcia, de que Bill Gates y George Soros forman parte de una conspiración satánica, demuestran que en 2020 Satán y el satanismo están más de actualidad que nunca.
  • 1

Desde luego es el libro del momento, y no solo por el asunto que aborda —tan presente como de apremiante solución— sino porque su autor es el hombre más significativo de nuestra época; ¿o acaso sin su aportación o la de Steve Jobs —quizá más genial, pero mucho más restringida por razones meramente mercantiles— nuestra vida trascurriría del mismo modo en la actualidad? Por supuesto que no. Pero esta constatación tampoco hace falta que la proclamemos como las verdades de la fe: con una férvida jaculatoria; simplemente, basta con que reparemos, por unos segundos, en el chisme —sea un PC, un Mac o un smartphone— donde estamos leyendo estas líneas para darnos cuenta de su inmensa presencia en nuestra cotidianidad y descubrirnos, silenciosamente, en deuda con él.