• Diario Digital | Jueves, 21 de Junio de 2018
  • Actualizado 19:27

David Torres novela su propia biografía en "Palos de ciego"

En plena juventud, David Torres descubrió en su libro de familia que llevaba el mismo nombre de ese hermano mayor que murió por culpa de una negligencia médica, en una de las infames clínicas dedicadas al tráfico de recién nacidos durante la dictadura. La sombra de la posibilidad de que su hermano fuera uno de los miles de niños “robados” planea sobre ese descubrimiento.

David Torres novela su propia biografía en "Palos de ciego"

Este recuerdo permaneció larvado durante décadas hasta que emergió del fondo de la memoria de David Torres cuando intentaba, por enésima vez, escribir una novela imposible: la historia de los cientos de músicos ciegos exterminados en los terribles años de las purgas de Stalin, cuyo destino se pierde y se confunde en muchos relatos orales y casi ninguna documentación contrastada.

Palos+de+ciegoEstas dos historias se bifurcan con la búsqueda de otras verdades –o mentiras– sobre el destino
de artistas y músicos que durante el largo periodo estalinista se convirtieron en instrumentos de poder o de represión. Sus figuras, tan valiosas como peligrosas, sufrieron el juego del ratón y el gato, la zanahoria y el palo. Ajmátova, Mandeshtam, Shostakovich o Yudina y otros muchos artistas e intelectuales sobre cuyas vidas y obras planeaba la sombra de Stalin, sufrieron una suerte arbitraria y cambiante. Su verdad y su leyenda forman parte también del contexto de "Palos de Ciego", el libro que ahora presenta Círculo de Tiza.

Los juglares ciegos ucranianos, fuente de un folklore de origen medieval, fueron exterminados sin que apenas quede una huella de su paso por el mundo. ¿Fueron todos fusilados en el primer congreso de cantores folklóricos convocado como una trampa para su masacre? ¿Es ese hecho terrible un producto de la propaganda antisoviética? La historia persigue a David Torres, quien al intentar novelarla se topa con una absoluta falta de datos sobre lo ocurrido. Sin inspiración, incapaz de avanzar “a ciegas” y con dificultades para encontrar el tono, va dejando los textos en un limbo, en un archivo de proyectos inconclusos.

"Palos de ciego", como ya anticipamos, pivota alrededor de esos dos hechos singulares. Dos muertes. ¿Murió el hermano de David Torres o fue robado en un época en la que el robo de recién nacidos constituía una práctica dolorosamente común en tiempos de la dictadura? ¿Cómo, cuándo y porqué se dictó la orden para masacrar a un grupo de músicos indefensos? La primera muerte nos acerca al escritor, a una parte de su propia historia, la muerte de los cantores a “una historia”, la de la novela fallida. La mezcla de estos dos acontecimientos permite al autor reflexionar sobre la Historia con mayúsculas, conformada tanto por hechos individuales como colectivos.

David Torres [Madrid, 1966] es escritor y periodista. Ha publicado, entre otros volúmenes, las novelas Niños de tiza, Punto de fisión, El mar en ruinas, El gran silencio y Nanga Parbat, así como varios libros de relatos. Ha obtenido diversos galardones literarios, entre los que destacan, el Hammett de la Semana Negra de Gijón, el Tigre Juan, el Premio Logroño de Novela, el Desnivel y el Sial. Su obra ha sido traducida a varios idiomas.Es columnista habitual en el diario Público, en El Mundo de Baleares y en Cuarto Poder, y profesor en la escuela literaria Hotel Kafka. Fue guionista del programa de TVE Al filo de lo imposible.

Puedes comprar el libro en: