www.todoliteratura.es

VIAJES LITERARIOS

Librería Boekhandel Dominicanen
Ampliar
Librería Boekhandel Dominicanen (Foto: Javier Oliaga)

¿Sabes dónde está la librería más hermosa del mundo?

Está en la ciudad holandesa de Maastricht y se llama “Boekhandel Dominicanen”, una librería hecha en el cielo

En una reciente visita a la ciudad holandesa de Maastricht, para participar en un coloquio sobre literatura contemporánea europea en su Facultad de Humanidades, tuve la ocasión de visitar la Boekhandel Dominicanen, probablemente la librería más hermosa del mundo y, también, de las mejores por su fondo editorial y las actividades que organiza.


  • Entrada a Boekhandel Dominicanen


  • Primera planta de la Boekhandel Dominicanen


  • Mesa de novedades


  • Cafetería de la librería


  • Vista parcial de la librería


  • "La templanza" de María Dueñas entre los libros más vendidos


  • Exterior de la librería Boekhandel Dominicanen

Interior de la librería Boekhandel Dominicanen
Interior de la librería Boekhandel Dominicanen (Foto: Javier Oliaga)

Uno de mis amigos holandeses participante en el coloquio, después de terminado, no pudo resistirse en presumir de la librería de su ciudad. Fuimos dando un paseo por la orilla del río Mosa hasta llegar a la antigua iglesia dominicana de Lowlands. Construida en el siglo XIII estuvo consagrada al culto de Santo Tomás de Aquino hasta 1796 que dejó su función de iglesia. Durante más de dos siglos fue dedicada a varios usos hasta que en el 2006 se transformó en la librería que es hoy.

A la ciudad de Maastricht la conocemos por el famoso tratado de la Comunidad Europea. En sus calles, todavía se guarda el sabor medieval de un antiguo burgo neerlandés que fue español por unos años. En 1579, los tercios españoles de Alejandro de Farnesio tomaron la ciudad y durante más de cincuenta años perteneció a la monarquía española. Ahora sus más de 120.000 habitantes se muestran orgullosos de su ciudadanía europea y de su rica actividad comercial y cultural.

Llegados a la antigua iglesia gótica, la librería nos sorprende por el gusto en que está acondicionada. La nave central permanece casi como en sus orígenes, al igual que la nave izquierda. En la nave de la derecha se han acondicionado dos plantas donde encontramos las novedades musicales y secciones especializadas de diferentes temáticas.

En lo que antiguamente era el altar, se ha instalado una moderna cafetería que ofrece a los clientes diferentes especialidades de café y otras delicatessen holandesas, pero lo que recomiendan efusivamente es su capuchino que se puede degustar admirando los frescos de sus rocosas paredes. Una de las mesas de esta cafetería tiene forma de cruz cristiana, al igual que algunas de sus mesas de novedades que ocupan parte de sus naves.

Pasear entre sus anaqueles y expositores es una experiencia casi religiosa, como diría aquel cantante superventas de apellido Iglesias; pero si no religiosa, es casi místico ojear los libros que con un gusto refinado están dispersos por sus mesas de novedades. Mi amigo Erik, me quiere dar una sorpresa antes de saliir a tomar una cerveza holandesa en la terraza que hay a la entrada de la librería.

-Vamos a ver la mesa de los libros más vendidos- me dijo con cara de pillín holandés.

Me quedé sorprendido al verla. ¡Dos de los diez libros más vendidos eran de autores españoles! En la tercera posición estaba la última novela de David TruebaBlitz” que habían traducido al neerlandés como “Ik heb hem nog nicts verteld”, algo así como “No lo he dicho”. En quinta posición estaba la novela de María DueñasLa templanza”, también traducida de forma original como “Het geluk van een wingaard” o lo que es lo mismo “La felicidad de un viñedo”.

Pero no eran los únicos libros de autores españoles entre sus estantes. Javier Marías y Almudena Grandes también ocupaban un lugar destacado en las mesas de novedades con sus obras “Tu rostro mañana” y “Las tres bodas de Manolita”. “La literatura española gusta mucho en estas tierras pese al duque de Alba”, me diría con una risa estentórea mi amigo Erik mientras saboreábamos una Pilsen holandesa.

Como me diría durante la charla posterior, "el mercado holandés es muy pequeño, sólo unos pocos millones de personas hablan el idioma, por eso los autores de esta tierra buscan que sus obras se traduzcan a otros idiomas para poder sobrevivir". La literatura holandesa está muy influida por la alemana, la frontera se encuentra a escasos kilómetros de la ciudad, y por la anglosajona, gran parte de los holandesas dominan la lengua de Shakespeare con precisión. Pero, cada día más, la literatura española está más presente. Puede que tanto futbolista holandés haya tenido la culpa de este trasvase de culturas que se pierde en los tiempos del Imperio español.

Si usted está de viaje por Europa o piensa hacerlo en un futuro, recuerde que uno de sus destinos más hermosos será Maastricht y allí, no podrá dejar de visitar esta librería que parece que está hecha en el cielo. Los monjes dominicos, seguramente, nunca pensaron que su iglesia acabaría transformada en una librería y eso que ellos hicieron mucho por la difusión de la literatura en sus estudios de copistas.



¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (16)    No(1)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame

Foro asociado a esta noticia:

  • ¿Sabes dónde está la librería más hermosa del mundo?

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    260 | Pedro - 29/08/2016 @ 14:48:18 (GMT+1)
    El día que la descubrí me pareció algo chocante. Me hizo pensar en los mercaderes del templo... Una iglesia dedicada al "bisnes"... Décadencia pura. Amén.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.