www.todoliteratura.es

"La alianza americana. La estrategia antiterrorista española y las relaciones hispano-norteamericanas (1996-2004)", de Cristina Crespo Palomares

martes 16 de mayo de 2017, 11:20h
Add to Flipboard Magazine.
La alianza americana
La alianza americana

La obra que tenemos entre manos se enmarca dentro de la tesis doctoral defendida por su autora. Así, además del rigor metodológico que desprende, si bien su objeto de estudio está acotado cronológicamente a los dos gobiernos del Partido Popular presididos por José María Aznar, previamente Crespo Palomares analiza las características de la política exterior española a partir de 1978, sin olvidar los años de la dictadura de Franco, siempre a partir del binomio España-Estados Unidos.

Esta metodología tiene una especial utilidad a la hora de conocer las raíces del antiamericanismo español (explicadas también por el prologuista, Javier Rupérez) y las políticas desplegadas por el PSOE hasta 1982 (en particular cuando fueron dominantes las tesis de Fernando Morán), basadas en visiones ciertamente obsoletas sobre la OTAN y sobre Estados Unidos que ligaban “la adhesión y las bases militares a las colaboraciones del régimen franquista con Estados Unidos” (pág. 36). No obstante, los gobiernos de Felipe González transformaron gradualmente esta actitud, convirtiendo a nuestro país en un socio leal de Washington.

Con todo ello, considerar el atlantismo como un rasgo distintivo de la política exterior española es un atributo del que puede presumir el PP de Aznar. En efecto, en los populares no se observó ningún viraje ideológico en lo relativo a su visión del rol global de Estados Unidos. Esta postura no debe considerarse un ejemplo de seguidismo o subordinación, como bien subraya la doctora Crespo Palomares: “la foto de las Azores se convirtió en símbolo de una relación bilateral estrecha, fruto de un compromiso mutuo adquirido en materia antiterrorista” (p.18). Además, el objetivo de la Estrategia Atlantista del PP tampoco suponía renunciar al europeísmo característico de la política exterior española sino compatibilizar ambas esferas geopolíticas y geoestratégicas.

En este sentido, Cristina Crespo reivindica el vínculo transatlántico, tan cuestionado hoy en día, recurriendo a explicaciones ofrecidas por el propio Aznar: “la relación atlántica nos fortalece a europeos y norteamericanos; hace del mundo un lugar más seguro, más libre (…) El vínculo atlántico está en el origen de la construcción europea, forma parte de su desarrollo y tiene que estar decisivamente presente en su futuro (…) Querer una Europa fuerte (….) no significa trabajar por un contrapoder a los Estados Unidos” (págs. 162-163).

Con todo ello, aunque esa relación con Estados Unidos se sustentaba en diferentes planos (comercial, cultural…) fue la lucha contra el terrorismo global patrocinado por Al-Qaeda el fenómeno que la fortaleció. Al respecto, George W. Bush encontró en España un socio incondicional que puso a su disposición los recursos, conocimientos y experiencia acumulada producto de décadas de lucha contra el terrorismo autóctono (Eta, Grapo…). De esta colaboración se extrajeron réditos tangibles y por ejemplo, se deslegitimó y se arrinconó a Eta, persiguiéndose todo su entramado (político, “militar”, financiero…).

Como resultado, se creó una relación especial instrumentalizada por la oposición (en especial por Rodríguez Zapatero) para desacreditar a los dos gobernantes, Bush y Aznar, y a sus agendas. Dicha estrategia, generó tristes réditos para nuestro país, como se demostró durante el segundo gobierno de Bush (2004-2008) o más tarde con Barack Obama (2008-2016).

Finalmente, la obra tiene valor porque nos acerca algunas críticas formuladas ya entonces y que hoy condicionan el desarrollo de las relaciones transatlánticas (por ejemplo, el escaso gasto de los europeos en defensa). Cristina Crespo ilustra esta idea en los siguientes términos: “el desequilibrio entre Estados Unidos y Europa en lo que a la colaboración militar y armamentística se refería para la defensa y estabilidad internacional constituiría uno de los argumentos principales de Rumsfeld en su crítica a Europa. Por su parte, los europeos culparon de esta falta de entendimiento a la ideología neocon de la administración Bush” (p. 108).

Puedes comprar el libro en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+

0 comentarios