www.todoliteratura.es

Entrevista a Gonzalo Peña Castellot, autor de "El código secreto de Dios"

"Mis novelas están plagadas de códigos y enigmas"

Ya ha llegado a librerías y comercios, "El código secreto de Dios", escrita por Gonzalo Peña Castellot que ahora edita con el sello Good Books y que muchos conocen por ser el autor de "El sarcófago de Menkaura".

Para quienes leyeron "El sarcófago de Menkaura", editada por De Librum Tremens; y para los nuevos lectores que se sumarán, he aquí algunos rasgos personales de Gonzalo Peña Castellot, y la amigable charla en la que nos hemos encontrado.

Gonzalo Peña Castellot estudió informática en la Escuela Universitaria de Informática de la Universidad Politécnica de Madrid, y ha trabajado durante más de 10 años en distintas empresas de servicios informáticos, de los cuales no tiene un buen recuerdo. Desde 2007 es funcionario del Estado, y hace ya más de 5 años que trabaja en la Biblioteca Nacional de España como Auxiliar de Bibliotecas.

Siempre ha sido una persona de ciencias, y recuerda que cuando se encontraba buscando su primer empleo decía que la informática era especialmente útil aplicada a algo: la física, la medicina, las telecomunicaciones, etc. pero que así sola no tenía mucho atractivo. Resulta que ahora, que ya no es informático desde hace más de siete años, es cuando por fin le ha encontrado una aplicación útil a la informática, la literatura.

¿A qué se refiere exactamente con esta última afirmación?

GPC. A que mis dos novelas están plagadas de códigos y enigmas, más propios de la mente cuadriculada de un informático. Para mí escribir una novela es algo parecido a programar. Primero lo estructuro todo bien y tengo claro lo que quiero contar: la historia, la trama, etc. Y posteriormente voy añadiendo contenido. Eso no significa que luego no vaya improvisando o modificando cosas, pero la estructura básica y fundamental es lo primero que tengo claro antes de escribir la primera línea.

¿Y díganos, cómo empezó su aventura de escribir?

GPC. Empecé a escribir hace unos cinco años, y lo hice después de llevar muchos años deseándolo sin sacar la determinación suficiente como para empezar a hacerlo. Un día reuní la fuerza necesaria y empecé a escribir unas primeras líneas con unas primeras ideas básicas. Y al día siguiente otras más, y así sucesivamente, de modo que en pocos días escribir se convirtió en una especie de droga; no podía estar un solo día sin hacerlo, aunque fueran unas pocas líneas. Finalmente esas pocas líneas se convirtieron en capítulos, y me pasaba el día dándole vueltas a todas las ideas que me inundaban la cabeza. Cuando le pasé a mi mujer, Paloma, esos primeros capítulos para que se los leyera mi sorpresa fue mayúscula cuando me comentó que le encantaban. Una vez terminada la novela hicimos un pequeño experimento. Mi mujer, que es una ávida lectora, participaba por aquel entonces como jurado de un concurso literario de una conocida editorial. Se imprimía las novelas que le pasaban, sin autor ni título, y después de leérselas se las dejaba a mi madre, a quien también le encanta leer. Entre ellas le dejó la mía y después de acabárselas todas le comentó que la que más le había gustado era precisamente la que yo había escrito. Imagínate la cara que puso cuando se enteró que la había escrito yo. Finalmente me animé a mandarla a alguna editorial, y aquí estoy.

Tanto en El código secreto de Dios como en El sarcófago de Menkaura Patricia Calpe se convierte en su principal protagonista. ¿Había algo en su primera novela, por eso de jugar los claves y los códigos y enigmas, que necesitaba de una segunda?

GPC. En absoluto, son historias totalmente distintas, aunque compartan algunos de sus personajes. Se trata más bien de una especie de saga que espero no se quede aquí, únicamente con estas dos novelas. Es cierto que hay un pequeño nexo de unión entre ambas. Leerlas en el orden en que las escribí es aparentemente lo más lógico, pero creo que hacerlo al revés le da también un atractivo especial. No quiero desvelar nada, pero por poner un símil, sería algo parecido a las películas de Star Wars, en las que primero vimos los episodios 4, 5 y 6.

¿Qué le inspiró para escribir El código secreto de Dios?

GCP. La idea de escribir esta novela se fundamenta en tres pilares básicos. Por un lado el dar respuestas a los lectores de mi primera novela, El sarcófago de Menkaura. Quienes se la hayan leído sabrán a qué me refiero. Cuando aún no había terminado de escribir ésta ya estaba pensando en El código secreto de Dios. De hecho, su título ya sale en la novela como un "interesantísimo libro que está leyendo uno de sus protagonistas". Pero como ya te he dicho antes, no por eso El código secreto de Dios es una continuación de El sarcófago de Menkaura, ni mucho menos. En mi primera novela una de las tramas principales está relacionada con el Antiguo Egipto, y de hecho es en este país donde discurre gran parte de la novela. El código secreto de Dios no tiene nada que ver con esto.

En esta ocasión, además de querer continuar con las aventuras y desventuras de Patricia Calpe, lo que tenía claro era que esta vez me apetecía adentrarme en un nuevo terreno, el de la Segunda Guerra Mundial. Es este un tema que me apasiona. Mis lecturas preferidas y habituales son libros de acción, aventura y thriller y, por supuesto, libros de guerra. No novelas históricas, sino libros de historia militar pura y dura. Con El código secreto de Dios he pretendido recrear en parte el sórdido final de esta terrible guerra, en especial en la Alemania nazi. Un país aniquilado y al borde del colapso, donde las historias dantescas se sucedían a diario. Los continuos bombardeos diurnos y nocturnos de las fuerzas aéreas británicas y norteamericanas, así como el implacable avance del ejército ruso, con afán de venganza después de las barbaries cometidas por los alemanes en su avance por territorio ruso al comienzo de la guerra, tenían contra las cuerdas al ejército alemán y a todo un país que, gobernado por un Hitler enfermo y enloquecido, se veía abocado a tomar toda una serie de medidas desesperadas. Es éste, por ello, un periodo histórico plagado de enigmas y secretos susceptibles de ser aprovechados para escribir sobre ellos. Aunque esto no significa que la novela esté ambientada en exclusiva en esta época de la historia, en absoluto.

Y la tercera idea que tenía clara cuando tenía en mente esta novela era la de ambientarla en su época actual en Hervás, el pueblo de mi padre. Un lugar increíble y mágico plagado de historia que conozco más o menos bien, perfecto para servir de escenario a una trama frenética en la que los personajes principales no tienen tiempo apenas para descansar. La acción transcurre de tal manera que al lector que no conozca este encantador pueblo le servirá como una especie de guía turística pero a lo bestia. Si consigo que tras leer esta novela muchos de los lectores se animen a visitarlo me sentiré especialmente satisfecho.

¿Bajo qué genero podríamos clasificar sus novelas?

GPC. Tanto El sarcófago de Menkaura como El código secreto de Dios son novelas de acción e intriga, sobre todo porque son el tipo de novelas que me gusta leer, además de las militares, aunque para escribir estas últimas son necesarios unos conocimientos y una dedicación que yo no poseo. No obstante sí que pretendo dotar a mis novelas de ciertos tintes de historia, y en este caso, la Segunda Guerra Mundial es un tema que me apasiona y que conozco bien. Con mis novelas pretendo seducir a todos aquellos amantes de los códigos y los acertijos que disfrutan con las novelas de intriga, acción y aventura. La idea es no dar un respiro al lector y hacerle partícipe de lo que está sucediendo.

¿Cuál sería el estilo, la estructura de este nuevo libro?

GCP. La estructura de El código secreto de Dios se basa en continuos cambios en el tiempo y el espacio, hechos de manera clara y ordenada, de modo que el lector siempre sepa en qué punto se encuentra y no se pierda. Se trata pues de varias historias paralelas, en épocas y lugares distintos, repartidas en capítulos cortos y de acción rápida que finalmente convergen en una sola. Esta estructura le da a la novela un ritmo frenético cuya función principal es la de enganchar al lector y no dejarle escapar. Todo escrito con un estilo claro y sencillo, sin que resulte artificioso ni excesivo. El lector verá que ninguna de mis novelas tienen ni tendrán, permíteme la expresión, paja. No soporto las novelas en las que el autor, más que entretener, pretende demostrar al mundo su erudición. No me enredo en descripciones interminables ni en historias que no van a ningún lado ni aportan nada a la trama. Voy directamente al grano, y eso hace que sean novelas de lectura rápida e intensa.

En su anterior novela, D. Gonzalo, el trabajo de documentación que realizó para escribirla, sabemos que fue exhaustivo. ¿Y para El código secreto de Dios?

GPC. En principio, al tratarse de una novela de acción, intriga y aventuras, la documentación no parece algo prioritario. No es así en mi caso. Con mi anterior novela, El sarcófago de Menkaura, ambientada en gran parte en el Antiguo Egipto, estaba claro que contar con unas buenas fuentes de documentación era algo fundamental. Porque a mi juicio lo realmente interesante para el lector, y motivador para el escritor, es hacer encajar tu historia en los hechos históricos reales, y no al revés. En este caso El código secreto de Dios no es una excepción, aunque con reservas. Digo esto porque la historia principal ambientada en la Segunda Guerra Mundial se basa en una sorprendente e increíble teoría, que por supuesto no está demostrada. Más bien al contrario, porque aborda un tema muy reservado que afecta a la seguridad nacional de los países vencedores de esa guerra, que por supuesto no están, al menos de momento, interesados en desvelar parte de sus secretos. Cada uno deberá sacar sus propias conclusiones, como he hecho yo, y decidir si tiene o no visos de ser verídica. Pero lo que sí que está claro es que esta increíble historia se merecía ser recogida y utilizada en una novela de acción, como estoy seguro que coincidirán conmigo los lectores una vez la hayan leído. Hay otras épocas y otros lugares en la novela, aunque no tienen tanta relevancia en la misma. Pero en cualquier caso el rigor y la coherencia están garantizados.

El código secreto de Dios ha salido primero a la venta en formato digital. ¿Cómo ha sido la acogida hasta ahora?

GPC. Efectivamente salió a la venta a finales de agosto en Amazon, y la verdad es que la acogida está siendo buenísima. Ha estado varios días en el primer puesto en el subgénero de "acción y aventura" de Amazon España, compitiendo de tú a tú con novelas de escritoras consagradas de la talla de Matilde Asensi, Julia Navarro o Rosa Montero, estando consecutivamente en las últimas semanas entre los 3 primeros puestos. Además, hasta ahora lleva 60 días en el Top 100 de vendidos de la Tienda Kindle. Les doy las gracias a todos los lectores que lo han hecho posible. Sin ellos nada de esto sucedería. Ahora espero que la novela tenga la misma buena acogida en su edición en papel, como lo hizo el Sarcófago de Menkaura que ya va por su segunda edición.

Y por lo que he podido comprobar no sólo está triunfando en Amazon España, ¿no es así?

GPC. Así es. La acogida está siendo también magnífica en Amazon Méjico y Amazon Brasil. Desde aquí aprovecho para mandar un saludo muy cordial a todos los amigos y lectores del otro lado del charco. En papel también vamos a estar presentes en algún país de Europa; de momento al menos en Bélgica, así que animo desde aquí a todos los funcionarios españoles (y no españoles) a que se hagan con un ejemplar.

¿Nos puede adelantar un poco del argumento de El código secreto de Dios?

GPC. La verdad es que no me gustaría contar mucho, puesto que prefiero que los lectores la lean sin que yo se la destripe ahora. Como te dije antes está plagada de enigmas y sorpresas, y querría daros las menos pistas posibles. Tal y como se puede comprobar en la sinopsis que aparece en la cubierta posterior de la novela, la historia comienza con el envío de un enigmático correo electrónico a Patricia Calpe, la famosa arqueóloga que rescató el Sarcófago de Menkaura de las aguas del Mar Mediterráneo, que poco a poco empezaba a recuperarse de la desaparición del amor de su vida un año atrás, tal y como conocerán los que ya se hayan leído mi primera novela. Tras adivinar la identidad del remitente de dicho correo, Patricia, en compañía del remitente de dicho email, deberá centrar todos sus esfuerzos en conseguir la liberación de un anciano de origen alemán que ha sido secuestrado en el pueblo de Hervás, donde residía. Para ello se verán envueltos en la búsqueda de un objeto conocido por el nombre de El código secreto de Dios, cuyo origen se remonta a principios de nuestra era, cuando Judea era una provincia de Roma y estalló una rebelión conocida como la primera guerra judeo-romana, y cuya conexión con la época del final de la Segunda Guerra mundial es algo que se va hilando poco a poco y que deberéis ir descubriendo vosotros mismos. Una carrera contra reloj en la que unos nazis sin escrúpulos amenazan con acabar con la vida del anciano si no consiguen dicho objeto, y en la que nuevamente Patricia deberá poner lo mejor de sí misma para salir bien parada.

¿Y ahora qué, tiene en mente nuevos proyectos?

GPC. La verdad es que sí. Poco a poco voy madurando una nueva aventura en la que Patricia Calpe de nuevo se verá envuelta en una interesante, y seguramente peligrosa, aventura. Lo que pasa es actualmente, después del nacimiento de mi primer hijo, Iván, no dispongo de tiempo casi para nada, por lo que me temo que me va a costar algo más.

Agradecemos este tiempo que Gonzalo Peña Castellot nos ha dedicado para ofrecerles esta charla. Ahora que la labor de padre le tiene felizmente absorbido, esperaremos, pacientemente, a la prometida tercera aventura de Patricia Calpe.

 

Puede comprar el libro en:

                                                                                    

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame

Comenta esta noticia (Login)
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de TodoLiteratura
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.