www.todoliteratura.es

“El huracán y el destino” de Elena Muñoz

Ediciones Ondina, 2018

jueves 20 de diciembre de 2018, 07:34h
Add to Flipboard Magazine.

La nueva novela de Elena Muñoz, “El huracán y el destino” publicada por Ediciones Ondina, pone fin a la trilogía que la escritora inició en 2013 con “Como el viento en la espalda”, libro al que siguió en 2015 “Vientos del pasado. El secreto tras el cuadro” (ambas en Bohodón Ediciones). Un desenlace que si bien da por concluida la citada trilogía, no sabemos si significará también el final de las andanzas de Marta Nogales, personaje femenino protagonista de estas tres obras de Elena Muñoz. Solo el tiempo despejará está incógnita.

El huracán y el destino
El huracán y el destino

Para quienes hemos seguido la trayectoria de esta autora desde que publicara su primera novela, dando comienzo a esta serie, nos ha sido posible observar cómo ha evolucionado y crecido su narrativa. Forjando así un estilo personal que puede atisbarse de igual forma en los dos poemarios que tiene en su haber (“Momentos de arena y hielo” y “Los poemas no cotizan en bolsa”) o en la obra de teatro titulada “Nieve en mayo” que ha llevado recientemente a los escenarios.

Como en los dos libros anteriores, la trama de “El huracán y el destino” contiene los rasgos de un “thriller”. Es en el manejo del suspense y la intriga donde Elena Muñoz parece encontrarse cómoda. Una cualidad que le permite mantener la atención del lector a lo largo de las páginas de la novela. En este sentido, Muñoz utiliza con habilidad la técnica cinematográfica de planos temporales paralelos, aportando de este modo dinamismo al argumento.

Por otra parte, la estructura de El huracán y el destino” sigue con precisión el esquema clásico: presentación, nudo y desenlace. Un modelo que cuando se emplea con acierto, como lo hace esta autora, proporciona el resultado perseguido: una novela donde se unen entretenimiento y literatura de calidad.

De esta forma, el último título de Elena Muñoz nos ofrece un texto de lectura ágil, sin descuidar en ningún momento el léxico, con diálogos bien trazados y acabadas descripciones de los diferentes ámbitos donde se despliega la acción de la trama. Asimismo, los personajes están bien construidos -un señalado elenco de ellos tienen ya muchas tablas en la trilogía- y se desenvuelven con coherencia.

Sorprende en esta nueva entrega de Muñoz la introducción de varios episodios en los que aparece en juego la mafia rusa, con su correspondiente capo carente de escrúpulos, donde surge la violencia gratuita y lo peor de la condición humana. Algo muy cercano a ciertas escenas características del cine actual, pero alejado, por ejemplo, del estilo de Agatha Christie (creadora de personajes como Hércules Poirot o Miss Marple), autora británica que ha ejercido una importante influencia hasta el momento en la narrativa de Elena Muñoz, según se desprende del texto y ha desvelado la propia escritora en más de una ocasión.

Es interesante destacar algunos ingredientes sobre los que se cimenta el relato: asesinatos que deben ser resueltos, las intrigas existentes tras un “reality show” emitido por una cadena de televisión o el robo de un bebé recién nacido similar a los acaecidos hace años en diversos hospitales, un asunto que ha ocupado muchas páginas y minutos en los medios de comunicación.

Dicho esto, debemos subrayar que en “El huracán y el destino” Muñoz ha querido acercar la narración a lo que sucede en la sociedad de hoy. En los otros títulos de la trilogía el argumento también oscila entre lo ocurrido en el pasado y aquello que transcurre en el presente, pero los acontecimientos históricos o la presencia de personajes de épocas pasadas poseen en esos relatos precedentes un peso específico muy significativo. Quizá porque la formación académica de esta autora está vinculada con la Historia y el arte.

Sin embargo, a diferencia de lo visto con anterioridad, en este libro lo que sucede en el presente tiene mayor trascendencia en el desarrollo de la acción que los hechos pretéritos que se incorporan o influyen en la narración. El relato aquí está más pegado, por decir así, a la actualidad. El elemento histórico no parece tener ya tanta relevancia, siendo probable que estemos ante un cambio de tendencia en la narrativa de Muñoz.

En ese puzle que es toda novela, hallamos cuestiones que ya aparecían en los dos libros previos, como es el tema de las relaciones entre hombre y mujer, el amor y el sexo, la sensualidad y el erotismo o el sentido de la amistad. Lo familiar y lo doméstico emerge de manera más acentuada que en otras ocasiones. Por el contrario, la figura del padre añorado o las referencias al arte y la literatura pierden ahora intensidad.

Anotar, antes de ultimar esta recensión, cómo en el libro surgen ciertos espacios geográficos que se evocan con un evidente sentir poético. Son los paisajes y lugares de la sierra madrileña del Guadarrama (la mujer muerta, la peña del oso,...) o de la costa levantina (cabo de San Antonio,…).

Como colofón, comentar que “El huracán y el destino” es “una historia para no ser leída”, sabrán el porqué de esta afirmación cuando se internen en las páginas del libro. Solo leyendo esta nueva novela de Elena Muñoz conocerán los secretos y misterios que guarda en su interior. Tanto si es la primera vez que se acercan a las obras de esta escritora, como si ya han leído los dos primeros libros de la trilogía. Sacien pues su curiosidad y averigüen la ingeniosa conclusión que da Elena Muñoz a las peripecias de su protagonista Marta Nogales. Pasarán un rato más que ameno leyendo buena literatura.

Puedes comprar el libro en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Todoliteratura

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.