www.todoliteratura.es

crítica literaria

Reseña de "El coleccionista de atardeceres", de Óscar Guerrero

Óscar Guerrero Marín nos presenta su ópera prima, una compleja novela de suspense abordada desde distintos escenarios y diferentes épocas, cincelada con una prosa sencilla y un ritmo vivo a través de sus quinientas páginas.

Ahora que la presidenta de la Comunidad de Madrid parece querer convencernos de que las vacaciones no son un derecho inalienable, sino una opción y que prosperan los cursos y artículos dedicados a enseñarnos cómo aprovechar nuestras vacaciones (ese tiempo improductivo) para formarnos, trabajar en otras cosas, mejorar nuestra habilidades y otro sinfín de cosas (lo que sea menos parar: de producir, de consumir), parece el momento idóneo de leer y recomendar la lectura de "Movilización total" el pequeño pero interesantísimo ensayo de Maurizio Ferraris (Herder, 2017).

Un asunto pendiente. Llevaba tiempo queriendo conocer a Enrique Vila-Matas, y no en persona –he aprendido que normalmente es más interesante conocer a los escritores a través de sus libros que de sus personas – y sí a través de alguno de sus libros. Por recomendación he llegado a este. No puedo resumir en una sola frase antes de terminar este párrafo qué es lo que tenemos delante cuando abrimos ‘El mal de Montano’, probablemente tampoco pueda hacerlo en la reseña entera. Pero hoy hablo de él, principalmente para saber si he entendido algo.

Catarata, Madrid, 2017

Patxi López se ha convertido en una de los referentes del socialismo español en los últimos tiempos. Recientemente libró una dura pugna frente a Susana Díaz y Pedro Sánchez por la Secretaría General del PSOE. Previamente, fue el primer Lehendakari no nacionalista en el País Vasco, un hito histórico que debe enfatizarse.

Gradiva Ibérica, Portugal, 2017

El binomio enfermedad-literatura es un tema de larga y fecunda vida en la literatura universal. Hay quien ha llegado a afirmar que cada libro encierra, más o menos explícitamente, un problema, si no estrictamente médico, cuando menos emocional. A la vez, viene de lejos ya la consideración de literatura como una terapia, sin hacer excepción de aquel autor, heterodoxo en sí, que sostenía que había iniciado su carrera literaria por un problema de corazón: estaba enamorado.

Editorial Cuadernos del Laberinto, Madrid, 2016

A través de una sucesión dinámica de experiencias vivenciales, en las que no se aparta de la ortodoxia académica, Felipe de la Morena nos ofrece el perfil principalmente político y económico de la China gobernada por Deng Xiaoping, relacionándola y comparándola tanto con la actual como con aquélla que heredó de Mao Zedong. Su fascinación por el gigante asiático se remontaba a mucho antes de ser designado embajador allí en 1978, lo cual se observa en la narración dinámica de acontecimientos como la guerra civil china (nacionalistas vs comunistas) o la “revolución cultural”.

Imagínate que hubiera alguien, hoy, que pudiera contarte cómo la plana mayor del nazismo celebraba sus reuniones espiritistas, cómo se manejaba en el día a día Himmler, cómo se fraguó el partido nazi o cómo se comportó Hitler en su crecida y posterior debacle. Imagina que todo eso te lo pudieran contar de primera mano. Si crees que no podrías evitar leer ese documento tengo que decirte que este es tu libro. Vale, quizás el testimonio no es real, quizás solo te estoy hablando de una novela que ha escrito Juan Martorell, pero dime, ¿qué es real? Hay un libro que consigue acallar ese “gusanillo” que quizás has sentido despertar mientras te hablaba de la posibilidad de un libro así. ¿Por qué no aprovecharlo? Hoy hablo de ‘El manuscrito nazi’, la última novela de Juan Martorell y que ha publicado en junio Espasa.

Me fascina que pueda entretenerme durante unos días con un libro en el que no dejan de suceder cosas, de aparecer nuevas aventuras sin ningún tipo de tregua a la quietud y, poco después, que me ocurra lo mismo, el mismo sentimiento de entretenimiento, con otro libro en el que aparentemente no pasa nada. Viva la Literatura. El libro del que hablo hoy entra dentro de este segundo grupo, de esos libros en los que parece que nunca pasa nada cuando en realidad está pasando todo, de esos libros que son como la propia vida misma. Hoy hablo de la joya de la corona literaria que fraguó Clarice Lispector, ‘La pasión según G.H.

¿Quiénes somos de verdad?, esa es la pregunta que Ray Loriga se hace en su nueva novela, "Rendición", como si fuera un Gulliver distópico que necesita de la mirada de los demás para saber cuál es el propio tamaño de su valor, y de paso, de su existencia y el mundo. Aquí, el autor arriesga, y podríamos decir que sale victorioso, pues ha trazado la línea de lo admisible y lo previsible para saltársela desde la primera línea y atreverse a romper con el resto de su producción literaria hasta el momento.

En literatura hay influencias, pero también coincidencias. Es el caso de uno de los escritores españoles más creativos de la actualidad. Acevedo ya estaba dedicado a la literatura, sin haber leído la obra de Auster y Murakami, cuando una lectora le reveló las similitudes existentes entre las tramas de aquellos autores y las suyas.

Habitar entre las sombras, en un segundo plano, fuera de lo que vemos a nuestro alrededor. Allí donde la realidad es otra, y donde las personas que son capaces de llegar a ese territorio invisible es porque poseen una íntima necesidad de no tropezar con la cruel realidad. Ahí es donde residió en demasiadas ocasiones Adelaida García Morales, y donde consiguió hacerle una mueca a los fantasmas, a los propios y a los ajenos.

Ricardo Virtanen (Madrid, 1964) publica su tercer libro de haikus, después de La sed provocadora (Círculo de Estudios Bibliográficos y Exlibrísticos, 2006) y el celebrado Sol de hogueras (Renacimiento, 2010), en una impecable edición a cargo de El sastre de Apollinaire y con un bello título, "Nieve sobre nieve", que toma de una tanka de Fujiwara no Teika y que sugiere la blancura, la extrema pureza de una mirada limpia de toda retórica.

Machadolibros, Madrid, 2017 (3ª ed.)

No sólo por lo que cada artista aporta desde el lado de la práctica material, desde la inteligencia y la imaginación, podría decirse que el mismo acepta implícitamente un grado de responsabilidad (social, político, religioso, cultural…) ante el potencial público al que se dirige, sino que, como tal discurso público (entendido este término en sentido amplio) el artista adquiere un grado de significación, de didáctica colectiva que le hacen distinto y, en ello, sujeto de responsabilidades.

Cátedra, Madrid, 2017

Miedo y hombre, en efecto, van intrínsecamente unidos. No solo, digamos, como propiciador de dudas (y en tal sentido, como propiciador de susceptibilidades, presunciones, imaginación al fin) sino también como manifestación física, como enfermedad. Un miedo que, tantas veces, no proviene de efectos de la naturaleza sino de ese Otro que es aquel que no soy yo, esto es, de otro ser humano.

En este libro compuesto por once relatos cortos, la autora nos lleva a diversos lugares y nos brinda la oportunidad de conocer el punto de vista de personajes que no podríamos conocer de otro modo. Algunos de éstos nos quedarán más lejanos, y otros podríamos ser nosotros mismos.