www.todoliteratura.es
J. D. Alonso Curiel
J. D. Alonso Curiel

Entrevista con el autor vallisoletano J. D. Alonso Curiel

sábado 26 de enero de 2019, 09:50h
Add to Flipboard Magazine.

J.D. Alonso Curiel (Valladolid, 1975) es autor de los poemarios Es mejor el sueño (2007) y Reflejos en el cristal cotidiano (2016), los libros de relatos Tu mejor pecado (2012), Saber moverse (2016) y La noche del escaparate (2017), el libro de microrrelatos Yo conocí a un hombre satisfecho (2013) y la novela breve Las guerras han terminado (2011). "Media hora", publicado por Apache Libros, es su undécimo libro.

Media hora
Media hora

A propósito de Media hora.

D.A.- Media hora es un libro de relatos eróticos y canallas, según reza la cubierta del libro, aunque este tema ya lo trataste con anterioridad…

J.D.- Eso es. Se titulaba Tu mejor pecado, y lo publicó Babel Books Inc., una estupenda editora de la que tengo un gran recuerdo. Fue en 2012. Esta editorial de Estados Unidos me sacó al mercado varios títulos, desde 2011 hasta 2015. Fue una etapa de mi trayectoria a la que le tengo un cariño especial. Leyeron mis historias muchos lectores hispanohablantes. Media hora sigue la senda de aquel. Eran cuentos muy libres, sin complejos, un juego con sexo sin prejuicios y con mucho humor, aunque también había en aquel como hay en este algunas serias reflexiones sobre la soledad, la incomunicación y el vacío existencial que tanto definen estos tiempos actuales. Pero, eso sí, todo recubierto con mucha ironía y con mucho humor que siempre es necesario.

D.A.- Estamos hablando, por tanto, de humor vacui… Un humor que refleja nuestro propio vacío existencial.

J.D.- Yo al humor le doy un gran valor. En todas las grandes obras literarias de la historia, o mejor dicho en casi todas, está presente. Es un aderezo perfecto para que a través de él se hable de todo lo que se quiera, de cualquier asunto por duro que parezca; aparte de lograr que el texto sea más atractivo para el lector. Además no es asunto fácil el lograrlo, no todos pueden aunque se lo propongan. Es una cualidad literaria y artística que creo que está poco valorada, porque se cree que el drama o la tragedia son superiores, y no debería ser así. Siempre reivindico, por ejemplo, a aquella otra llamada Generación del 27, a esos autores como Miguel Mihura, Edgar Neville, Jardiel Poncela, Tono o José López Rubio que hicieron una literatura maravillosa, profunda, de una calidad innegable, y repleta de humor, desde el más blanco hasta el más absurdo.

D.A.- Pues apostar por el humor, por un humor transgresor y muy atrevido, no deja de ser un riesgo en una época como la actual donde todo el mundo se ha pasado al lado oscuro. Me refiero al lado de lo “políticamente correcto”…

J.D.- Sí, esa lacra puritana y que es una nueva censura. Lo “políticamente correcto” no es censura estatal, que provenga del Poder, o quizá sí, quién sabe, pero esta situación actual en la que vivimos nos está limitando de manera alarmante y nos está haciendo retroceder. No se pueden decir ciertas cosas, no se pueden pronunciar algunas palabras o expresiones, no se pueden tocar ciertos temas. Para mí, la esencia de un verdadero creador, su naturaleza, es la libertad, y por ella hay que guiarse y avanzar. El creador es el que abre puertas, quien tiene una mirada crítica, el ser humano que cuestiona todo y que debe hablar sin cortapisas. Todas las obras que en su momento fueron un escándalo o fueron hasta prohibidas son las que ahora llamamos clásicos y abrieron muchas puertas que han sido fundamentales en el avance de la literatura y del arte. El creador es independiente, se quiera o no se quiera, y pese a quien pese.

D.A.- Por otro lado, tu libro es puro entertainment

J.D.- Me parece muy importante. Antes de hacer reflexionar, lo primero que siempre me ha interesado es que el lector se enganche con una historia interesante y con unos personajes bien definidos. Que se entretenga, que se divierta. Y luego ya todo lo demás. Yo escribo para mí, pero también para el público. Los escritores que me gustan dan mucha importancia al contenido, a la historia, como Jack London, Bukowski, Juan Rulfo, etc. Será que uno escribe lo que le gustaría leer. Lo que siempre he buscado es no aburrir. Me parece un pecado literario, o un pecado artístico de graves consecuencias.

D.A.- Y es que realmente eres muy inquieto. Poesía, relatos, novela breve… Creo que has tocado todos los palos, aunque todos tenemos un palo preferido…

J.D.- No te sabría decir. Me gustan todos. La poesía, el artículo, la novela, el relato breve, el microrrelato, el dietario... Cada idea que me viene, cuando resplandece esa luz, ya me llega con el género en el que la debo escribir. Es cierto que el relato corto me gusta mucho, pero no lo coloco por encima de los demás.

D.A.- A día de hoy, han sido muchos los premios literarios que te han sido otorgados y en distintos géneros… Casi podríamos decir que eres un profesional de los certámenes. ¿Compartirías con nosotros alguno de tus secretos?

J.D.- No sé qué decirte. Hay que tener suerte. También tener un texto con el que estés algo satisfecho, aunque nunca lo estás del todo, y atreverse a competir. Me gustan los premios literarios, tienen sus ventajas el conseguirlos.

D.A.- También ejerces la crítica cinematográfica... Entiendo que para ti no existe literatura sin cine, ni cine sin literatura…

J.D.- Tienen puntos en común, como que en los dos casos se trata de una narración. Pero el medio es distinto, eso no hay que olvidarlo. Es verdad que el cine también me ha ayudado a aprender a escribir, a estructurar una trama, y que la influencia del cine en la manera actual de narrar es muy grande. Pero no hay que olvidar que el cine es contar con imágenes, y la literatura es narrar con palabras. De todas maneras, hay muchos puntos que los unen. Las dos son una fiesta de la que hay que disfrutar, llenas de riqueza y de vida.

D.A.- ¿Con qué proyecto nos vas a sorprender próximamente?

J.D.- He terminado un nuevo libro de poemas, y ahora estoy acabando una novela con mucho humor absurdo, aunque a la vez no dejo de escribir artículos, críticas, relatos... Posiblemente lo próximo a publicar dentro de un tiempo sea esa novela.

D.A.- Por supuesto que, llegado el momento, la leeremos, pero antes disfrutaremos de Media hora…

J.D.- Eso espero. Ojalá que muchos lectores disfruten con mi libro.

Puedes comprar el libro en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Todoliteratura

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.