www.todoliteratura.es
Alan Pitronello
Alan Pitronello (Foto: Javier Velasco Oliaga)

Alan Pitronello: “Siento pasión por el período que marca la unión de civilizaciones y el encuentro de culturas”

Entrevista al autor de “La segunda expedición”

viernes 22 de noviembre de 2019, 20:41h
Add to Flipboard Magazine.

Con “La segunda expedición”, el escritor chileno Alan Pitronello se hizo con el VIII Premio de Novela Histórica Ciudad de Úbeda. La novela acaba de ser publicada por Ediciones Pàmies y en los días que hemos pasado en la monumental ciudad jienense, por el Certamen de Novela Histórica, hemos podido hablar y entrevistar al joven autor que ha demostrado tener una madurez literaria y personal impresionante.

  • Alan Pitronello

    Alan Pitronello

Alan Pitronello
Alan Pitronello (Foto: Javier Velasco Oliaga)

En una de las charlas nos confesaría que a él no le gusta nada el siglo XXI, “por eso vivo y escribo en el XVI”, lo cual no nos extraña. Basta oír las declaraciones de los políticos por la conquista de América para darnos cuenta de cómo se manipula la historia. Alan Pitronello deja claro en su libro cómo fue realmente esa conquista. “Cortés casaba a sus capitanes con las princesas de los caciques. De genocidio nada, fue una guerra de liberación de los pueblos mexicas contra los aztecas”, precisó el autor.

En primer lugar, enhorabuena por el Premio de Novela Histórica Ciudad de Úbeda. ¿Por qué decidió presentarse al premio?

Después de tantos años trabajando en un proyecto así, me entusiasmó la idea de que mi novela fuera valorada por un jurado especializado. Había seguido el certamen los años anteriores y me pareció el lugar idóneo para presentar mi novela. Estoy muy agradecido.

¿Cuál ha sido su experiencia de los días pasados en Úbeda?

Abrumadora. He conocido a muchos autores, editores, periodistas, blogueros, todas ellas personas maravillosas y apasionadas de la historia que me han llenado de consejos para este viaje que emprendo en el mundo editorial. Durante la entrega del premio pude sentir de cerca el cariño de las autoridades, de los organizadores del certamen y de la gente de Úbeda. Ha sido una experiencia inolvidable. Llevaré toda mi vida el nombre de esta ciudad en mi corazón.

¿Recorriendo las calles de Úbeda ha sentido la atmósfera de aquel siglo XVI?

Cualquiera que vaya a Úbeda se quedará maravillado por su arquitectura y sus gentes. Posee una atmósfera inspiradora para los que nos gusta contar historias. Es fácil imaginarse con una ropera en el cinto caminando por sus calles al amparo de las sombras.

¿Cómo surgió la chispa para escribir “La segunda expedición”?

Desde siempre he sentido pasión por el período que marca la unión de civilizaciones y el encuentro de culturas. Estudiando el origen de la expedición de Cortés descubrí el marco perfecto para contar la aventura que buscaba.

¿Qué es lo que más le atrajo de ese episodio de la historia?

Lo más atractivo de esta parte de la historia era que nadie la había contado hasta entonces. La historiografía la pasa por encima para llegar a Hernán Cortés directamente. Incluso las crónicas cuentan muy poco. Me interesaba el momento previo a la gran gesta.

¿Ha basado su libro en alguna de las crónicas de la época?

Está basado en La historia verdadera de la conquista de Nueva España de Bernal Díaz del Castillo y la primera Carta de Relación de Hernán Cortés fechada el 10 de julio de 1519.

¿Cuánto tiempo estuvo documentándose y escribiendo el libro?

Comencé cuando estaba en la universidad y tuve el apoyo del departamento de Historia Moderna y del equipo de investigación de la biblioteca de la Universidad de Valencia. Fue un trabajo arduo. Acabé el primer manuscrito en cuatro años, escrito en un lenguaje que simulaba la crónica de Bernal Díaz del Castillo. Entonces decidí replantearlo y buscar un lenguaje más eficaz que tuviera el aroma de aquel tiempo, pero que del mismo modo fuera ágil y fácil de leer. Me gustan las historias bien ambientadas, pero que sean rápidas. Todo el proceso me llevó ocho años.

Cortés eclipsó al resto de los conquistadores de México, Alvarado y su expedición al Yucatán fue otra de las gestas de aquella conquista. ¿Qué es lo que más le interesa de dicho hidalgo?

Cuando Hernán Cortés prepara su expedición a México, cuenta con unos diez capitanes de nao, alguno de ellos verdaderamente rico y con influencias. Sin embargo, Cortés nombra a Alvarado como su segunda autoridad. Ambos debieron de entenderse casi sin palabras. Alvarado venía de la expedición de Grijalva, la que cuento en la novela, después de pelearse con todos los capitanes, echar varios pulsos al capitán general y destacar por encima de todos. Es el primer episodio en la vida de Pedro de Alvarado, mucho antes de Tenochtitlán, la Noche Triste y Guatemala. Me atrajo su carácter enérgico. Su vida es apasionante.

Su protagonista Martín del Castillo fue otro hidalgo venido a menos. ¿Por qué decidió hacerle su protagonista?

Martín representa la ingenuidad, el desconocimiento de su entorno y, al mismo tiempo, las ganas de vivir y de descubrir un mundo inexplorado. Es el héroe de una historia que no se espera.

¿Cómo lo describiría?

Es un joven que acaba de cumplir los dieciocho y sueña con convertirse en un hombre principal en la villa y codearse con los señores en la corte del gobernador. Es orgulloso, pasional y valiente. Vive en la hacienda de su tío, con sus hombres y criados, y sueña con heredar el caserón y la encomienda de indios. Esas son sus aspiraciones. Entonces los acontecimientos se precipitan y tiene que hacer frente a la vida. La historia comienza justo en el inicio del viaje vital de Martín que lo llevará a cuestionar sus creencias y a conocerse a sí mismo. Su historia es una gran aventura.

"Los personajes inventados de una novela histórica tienen que ayudar a guiar la historia y ser fieles a su mundo"

¿Mezcla personajes históricos con otros inventados?

Por supuesto. Aparecen muchos hombres reales, Grijalva, Cortés, Alvarado, Velázquez, Portocarrero por nombrar algunos. Los personajes inventados en novela histórica tienen que ayudar a guiar la historia y ser fieles a su mundo. La fusión de ambas partes, la real y la ficticia, es lo que provoca la magia.

¿A cuáles le cuesta más describir?

Con los personajes históricos, uno tiene el deber moral como investigador de realizar una interpretación lo más cercana posible. Lo verdaderamente difícil con los personajes es llegar al alma de cada uno y sumergirse en sus miedos, pasiones, anhelos, no importa si son reales o no. A veces te sorprende descubrir que un personaje no es como pensabas en un principio.

¿Cómo fueron aquellos primeros exploradores españoles de América?

Para mí hay dos tipos. El primero son los emprendedores, hombres principales, con cargos, hidalgos, o segundones de familias importantes que financian las expediciones con sus propios fondos. Arriesgan lo poco que tienen en empresas inciertas, pero el afán por ganar tierras, un nombramiento real y un nombre en la historia, los empuja. El otro grupo está formado por los valientes sin nada que perder, esos que fueron allí a labrarse un futuro mejor en una tierra hostil “y que sea lo que Dios quiera”. Ambos grupos estaban hechos de otra pasta, hombres y mujeres que viven la vida con intensidad y saben que esta no regala segundas oportunidades. Era todo o nada.

Los exploradores estaban hechos de otra pasta, hombres y mujeres que viven la vida con intensidad y saben que esta no regala segundas oportunidades

Y su comportamiento, ¿fueron genocidas o aventureros?

El término genocidio no cabe a la hora de hablar de la conquista de América. El proceso duró varios siglos. Los primeros enfrentamientos en La Española, Cuba o México fueron crueles y violentos. Es el siglo XVI, no un cuento de hadas. Ahora bien, la Corona necesitaba de la gente, de la población que trabajara las tierras, tributaran, crearan comercio, formaran familias, pagaran impuestos, fueran a misa, etc. España puede decir con orgullo que fundó miles de villas y casi treinta universidades a lo largo del continente. Si lo que buscas es aniquilar un pueblo, no fundas un centro de saber.

¿Se mezclaron los españoles con los pueblos de América?

Desde el primer momento, Isabel de Castilla los denomina vasallos de la Corona. Hernán Cortés casa a sus capitanes con las princesas indígenas y les da nombre castellano. Desde el punto de vista del siglo XXI esto puede resultar violento, pero en el siglo XVI aquello era un signo de amistad y de unión de pueblos. Muy pronto, en las primeras décadas del XVI, los españoles y los indígenas se mezclaron y dieron origen al mestizaje. Ya no eran ni españoles ni mexicas. Una nueva cultura había nacido, hija de ambos lados del mar. Esa unión es para que todos los que hablamos esta lengua estemos orgullosos.

En su opinión, ¿cómo un puñado de soldados pudieron hacerse con un continente? ¿Les ayudaron otros pueblos?

Esta pregunta es compleja y no tiene una única respuesta. Recomiendo la lectura de un artículo de Jared Diamond, ¿Por qué el emperador inca Atahualpa no capturó al rey Carlos I de España? A grandes rasgos puede decirse que ayudaron varios factores, la tecnología de los españoles en sus naos y armas de acero, las técnicas militares, la diplomacia, los caballos y los gérmenes. Por supuesto que, en algunos puntos del continente, como en México, la alianza con otros pueblos resultó fundamental.

¿Cuál fue el papel de las mujeres en América?

Su papel fue tan importante como el de los hombres y olvidado por la historiografía. Por suerte, hoy en día esa tendencia ha cambiado. Las vidas de Isabel de Bobadilla o Beatriz de la Cueva, por citar algunas, son inspiradoras tanto para novelistas como investigadores, pero muchas otras mujeres desconocidas, cuyos nombres aparecen en los listados de la Casa de Contratación, fueron igual de importantes. Considero un deber como narrador resaltar su papel.

Para terminar, evalúe el papel de aquellos aventureros en tierras americanas.

Eran unos tipos extraordinarios, hombres y mujeres humildes y esforzados. Gente de otro tiempo que sabía que no había vuelta atrás. Fueron los fundadores de una cultura mixta. Su legado es visible en los millones de hispanohablantes en América y en el mundo en la actualidad. Pienso que no fueron conscientes de la enorme gesta acometida y jamás imaginaron que esta trascendería en el tiempo a lo largo de los siglos.

Puedes comprar el libro en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Todoliteratura

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.