www.todoliteratura.es
Antonia Portalo Sánchez
Antonia Portalo Sánchez

Entrevista a Antonia Portalo Sánchez: "Vivimos manipulados por los más poderosos, y estos utilizan subterfugios de todo tipo aprovechando las tecnologías para controlarnos"

martes 03 de marzo de 2020, 21:22h
Add to Flipboard Magazine.

Nuestro colaborador Miguel Esteban Torreblanca entrevista en exclusiva a la escritora extremeña Antonio Portalo Sánchez, autora de las novelas "La sombra del olvido", "Miradas desde mi interior" y "Las palabras calladas".

La sombra del olvido
La sombra del olvido

¿Cuándo le surgió la idea de escribir su novela?

¿A cuál de ellas se refiere?

Nunca creí que pudiera comenzar una entrevista con esta pregunta, tampoco que pudiera hablar de tres libros escritos por mí, y que por diversas circunstancias estos se agolparan a la hora de querer salir a la luz.

Probablemente, mi última novela Las palabras calladas sea el más elaborado y completo, fruto de la experiencia acumulada, pero no por ello los otros dos desmerecen mi atención. Al igual que los hijos, cada uno tiene su propia personalidad, su propio espíritu. Son tan distintos como interesantes, sin embargo les une un factor común y único, haber sido engendrados por una misma mente creativa y soñadora, la de una artista plástica. De ahí su carácter profundo y a la vez descriptivo.

La sombra del olvido, surge como un desafío, un nuevo reto: escribir mi primera novela.

Yo ya había escrito un libro, Miradas desde mi interior, recopilando una serie de relatos biográficos que tenía guardados, alguno de ellos publicados en mis redes sociales a lo largo de los últimos años. Motivada por mis seguidores de Facebook, me animo a hacerlo. Es entonces cuando se lo doy a leer a una gran amiga y filóloga, y esta me transmite el entusiasmo por mí obra y a continuación me propone que continúe escribiendo.

-¿Qué te parece una novela?- Dice-, sin más. Como si escribir una novela fuese fácil.

Lo descarté de inmediato, cómo iba yo a escribir una novela... Soy artista plástica, me recuerdo desde siempre dibujando y escribiendo pequeños relatos y poemas, pero, ¿una novela?-, estás loca... Contar una historia con un argumento interesante, llena de personajes reales o inventados; que guste a la gente, pero sobre todo que aporte algo enriquecedor, diferente y único; ¡imposible!, siento una gran admiración y respeto por los escritores y no quiero usurpar su espacio.

Sin embargo, al poco tiempo me acontecen una serie de sucesos poco favorables con respecto a mi salud. Mis manos se detienen de golpe, no puedo continuar pintando, creando, cosa que hacía a diario. Dejo de asistir a impartir las clases de dibujo a mis alumnos en el instituto en el que trabajo de profesora. No sé si podéis imaginarlo, pero para mí supuso un duro golpe, yo parada, sin nuevos proyectos… Impensable.

Es entonces cuando vuelve a mi cabeza aquella idea absurda, en un principio, de escribir la novela. “Crear historias tiene mucho en común con pintar”, pienso; y para escribir no necesito las manos, puedo hacerlo con la voz.

"A veces la vida nos para los pies solo para que descubramos que tenemos alas", leí esta frase en algún lugar y mi inspiración, nunca mejor dicho, se echó a volar. Así comenzó mi aventura, y de esto hace ya casi dos años.

¿Qué ventajas tiene una narración de este tipo?

La sombra del olvido es una novela corta enriquecida con ilustraciones de mis pinturas. Su carácter, en principio autobiográfico y actual va transformándose a medida que ocurre el tiempo y surgen los acontecimientos de la vida misma, en una novela de auto ficción en la que la fantasía y la imaginación terminan por desbordarse desembocando en una enfermedad cruel como es la del Alzheimer. Resulta imposible imaginar cómo es tratada la enfermedad, hasta que uno no se sumerge en la historia y penetra en las mentes de estos ancianos, acercándose a ellos y desdramatizando en parte la dureza implícita. Pero sobre todo, ayuda a los cuidadores, familiares y amigos a entenderles y a reconocer las diferentes fases que recorren y “el mundo” donde se encuentran, aceptando la situación y aprendiendo a sobrellevarla con mayor calma.

La breve extensión y el carácter mágico y desenfadado a la vez que profundo y lleno de sensibilidad, hacen que este libro sea ameno y enganche desde sus primeras páginas.

Por otro lado, Miradas desde mi interior es un libro repleto de alma. Sus páginas contienen relatos cargados de sentimiento y color. En él se recogen pedacitos de vivencias y reflexiones universales que sumergen al lector en su mundo interior a través de las palabras pintadas con esmero y de las pinturas recitadas con el corazón. Pues las ilustraciones de estas, cobran especial protagonismo en el libro.

No puedo dejar de mostraros la reseña de Olga Montero, mi amiga filóloga, a mi primer libro.

“Desde la primera página hasta las últimas líneas del libro las palabras te secuestran y, envuelta en una nube, te adentras con ellas en lo más profundo del espíritu de la autora. Recorres junto a ella sus galerías del alma, como dijo el poeta. Pero sin distinguir el momento, sin apreciar cuándo, esas galerías comienzan a ser las tuyas. Mezclados con los recuerdos que lees aparecen tus propios recuerdos, las evocaciones que percibes se imbrican con los retazos de tu memoria de tal forma que ya no puedes separar la historia que emana del libro de tu propia historia. La familia, los amigos, las ilusiones, los miedos de ella son también tu familia, tus amigos, tus ilusiones y tus miedos.

El poder de la palabra para sugerir, para trasladar, para hacer sentir y vivir es innegable. Si además unes a la palabra la ilustración correcta, bien hecha, coloreada con las pinturas que fluyen de una sensibilidad exquisita y perfilada con los trazos que guía el corazón, entonces tus sentidos parecen multiplicarse y las realidades que has rememorado con la mente empiezan a cobrar forma a tu alrededor.

Y dejas de viajar para vivir, o revivir, la estampa. Porque sobre todo eso es esta obra. Una sucesión de estampas que Antonia Portalo rescata de su memoria y ofrece al lector con una sinceridad tan deliciosa que uno no puede más que recrearse en ellas y paladearlas, saborearlas despacio, sin prisa, encontrándose, sin buscarlo, en ese remanso de paz tan necesario, tan agradablemente deleitoso.”

Y por último comentar que mi última novela, Las palabras calladas pertenece al género de novela contemporánea femenina, impregnada en romanticismo, pero sobre todo cargada de sentimiento. Describir la añoranza y el dolor tras una pérdida, y cómo esta afecta a la vida de las protagonistas, es el principal mensaje.
A la vez y con mucha intensidad, trata la situación de la mujer artista en diferentes épocas, la desigualdad con el hombre a la hora de proponerse y conseguir los mismos objetivos.

Sinopsis

Dos mujeres, dos generaciones de artistas abocadas a un mismo destino; equivocarse. María arrastra la desdicha a lo largo de su vida sentimental y familiar; además su lucha constante por abrirse paso en un mundo del arte aún cubierto de sinsentidos machistas, la hacen desesperarse y desistir. Sin embargo, el nacimiento de su nieta Lucía la colma de una nueva fuerza para continuar avanzando. Esta la redimirá de su pena a la vez que María la salva a ella de su horrible destino.

Las palabras que en otro tiempo permanecieron calladas, reprimidas y silenciadas, por fin gritan desde lo más hondo reivindicando el derecho a ser feliz de nuevo, perdonándose y aceptando que la vida es un regalo maravilloso y único; y son las pequeñas cosas las que otorgan esa dicha.

Es un libro donde las palabras pintan historias cargadas de emoción y sensibilidad. El mundo del Arte, mi mundo, recorre cada página; impregnándolas a veces de colores melancólicos de un tiempo pasado, otras son los “claroscuros”, con sus sombras y luces, los que gritan el dolor de unas palabras calladas, de una represión incomprendida y de una desigualdad indignante. Pero sobre todo, veladuras de color esperanza tiñen las hojas que brotan en el jardín de la vida cada nuevo día.
Las palabras se convierten en pinceladas con sus trazos expresivos, en colores, líneas y texturas, que acercan al lector a una, maravillosa y a la vez, efímera pintura.

¿Cree que las sociedades están mejor preparadas para avanzar que para retroceder?

Si es cierto que la ciencia y la tecnología continúan avanzando de manera considerable, situando nuestro mundo en un tiempo privilegiado de la historia sin precedentes, también lo es que los factores sociológicos y políticos en muchas ocasiones continúan estancados. No es comprensible que dentro de este progreso y a las puertas de conseguir una longevidad cercana a los 100 años de vida, continúen muchas personas muriendo de hambre, y no tengan un techo donde resguardarse, que aún existan las fronteras, e incluso que quieran levantarse otras nuevas; que el hombre no haya aprendido a escuchar y entienda por fin, que las opiniones son diferentes y por ello enriquecedoras. Que no se trata de quitar la razón a otros a costa de llevarla uno mismo, ni de quedarse estancado en los ideales antiguos, se trata de unir fuerzas; siempre respetando al compañero, y de entender que todos luchamos por los mismos objetivos, o al menos como humanos que somos, debiéramos hacerlo.
Por mucho que se progrese en otros aspectos, si no hay una base educativa consensuada y libre, independiente de los diferentes matices políticos, donde los valores sean universales y además de las asignaturas que hoy se consideran fundamentales para continuar el progreso, al menos económico, se le dé cabida a otras menos "materialistas" y casi en desuso, como son las relacionadas con el arte, cultura y la filosofía; que ayudan al niño a reflexionar y le enseñan a conocerse, pero sobre todo a ser creativo y libre, no avanzaremos en lo fundamental.

¿Cree que la tecnodependencia que ya emerge hoy puede tener consecuencias psicológicas graves en el futuro?

La verdad es que es preocupante, yo diría que bastante preocupante. Las nuevas tecnologías que nos han hecho progresar y avanzar a pasos agigantados, quién nos iba a decir que en treinta años iba a producirse esta revolución tan sorprendente, son las mismas que nos limitan y atrapan en un mundo virtual. No es necesario moverse de casa para acceder a cualquier lugar del mundo, o para aprender e informarse sobre cualquier tema, incluso y lo más controvertido, para ponerse en contacto con cualquier persona. Todo el mundo, mejor dicho el universo entero, cabe en una pequeña cajita con forma de móvil. Se ha convertido en la piedra angular imprescindible para la vida. Y sin embargo, contradictoriamente nos aleja de la verdadera vida y de los nuestros. Solo hay que viajar a países como Japón donde las relaciones personales en muchos casos han desaparecido y se han sustituido por robots o máquinas.

¿Cree que los gobiernos y las grandes corporaciones ocultan la mayor parte de los avances que utilizan para vigilar a la población y manipular el poder económico?

Por supuesto, no me cabe la menor duda. Por desgracia vivimos manipulados por los más poderosos, y estos utilizan subterfugios de todo tipo aprovechando las tecnologías para controlarnos. Nos espían constantemente, recopilan datos personales para realizar estudios sobre nuestro comportamiento y así poder manejarnos a su antojo.

¿Eligió la editorial o le eligió ella a usted?

En el caso de mis dos primeros libros fui yo la que elegí el lugar donde editarlos. También es cierto que desconocía este mundo por completo y para mí fue la manera más fácil y directa de hacerlo.

Miradas desde mi interior lo propuse a una institución pública y esta se ofreció encantada a publicármelo, recientemente Ediciones Dauro ha propuesto editármelo también, pero aún no sé cuándo lo sacarán. Mientras tanto saldrá una primera versión limitada, cuyos beneficios de las ventas irán destinados a una asociación de Alzheimer. Lo lanzaré en breve presentándolo esta Semana Santa en mi tierra. Por otro lado, mi segundo libro La sombra del olvido, en el que actualmente estoy centrada por completo, lo auto edité en Amazon, y llevo un tiempo realizando presentaciones sobre él. Esta misma editorial ha decidido editarlo también en un futuro próximo con las ilustraciones de mis pinturas.

Las palabras calladas, aún en fase de edición, es el primero que envíe a varias agencias literarias y editoriales. Samarcanda se ofreció a publicármelo, firmé el contrato con ellos y aunque está casi listo, esperaré para que vea la luz esta primavera.

¿Uno escribe por necesidad o por inconsciencia?

Indudablemente uno escribe por necesidad, o al menos este es mi caso. Necesidad de comunicar; de expresar el dolor en ocasiones, la alegría en otras, también la incomprensión. Necesidad de adentrarse en el interior de uno mismo, de buscar no se sabe qué, de contar historias nuevas. Pero sobre todo necesidad de crear, de inventar algo nuevo que regalar el mundo, de sentirte útil y poder ayudar de la manera que mejor sabes.

Otra cosa es publicar lo escrito, que ese afán por crear y mostrar al mundo la creación se haga desde la inconsciencia en muchos casos, sin pararse a pensar lo complicado que es gustar, trabajar para que tu trabajo llegue, promocionarlo sin parar. Sin sopesar si el esfuerzo vale la pena incluso corriendo el riesgo de que tu obra se pierda en el olvido.

¿Cuál fue tu primer acto de “creación”, a qué edad, de qué se trataba?

Aunque intento recordarlo no puedo discernir con claridad mi primer acto de creación.

Me recuerdo desde siempre con un bloc de dibujo y una caja de acuarelas, también un cuaderno de poemas y relatos, sentada en los viejos tejados cercanos a mi casa. Mi gato acompañándome.

Mencionaré mi primer cuadro pintado en un bastidor a modo de lienzo que yo fabriqué a la edad de siete años, como acto significativo de creación. Y no tanto por la pintura en sí que realicé utilizando las viejas acuarelas y otros pigmentos, no habituales, que me resultaron atractivos, como betún de zapatos, pasta de dientes, café...etc., sino por el trabajo que supuso para mí la realización del simulado lienzo; que acabé incluso enmarcando y labrando.

¿La mentira caracteriza nuestras relaciones personales?

En una sociedad de imagen y apariencia resulta tristemente imprescindible utilizar la máscara. Sin embargo he de confesar que no me siento nada cómoda con la falsedad. Quizá es por eso que me aíslo del mundo a menudo, pinto y escribo sacando toda la verdad que puedo de mi interior. Incluso a riesgo de mostrar mi vulnerabilidad. Desnudarse nunca es fácil y menos lo es desnudar el alma, sueles terminar herido, se sufre considerablemente en ocasiones, pero no concibo una creación falsa, hay que despojarse de la armadura y entregarse por completo.

En las relaciones personales, y especialmente en las más íntimas, me parece fundamental mostrarse sin artificios ni engaños. La confianza en el otro debe situarse como pilar básico que sustente y refuerce la relación. Otra cosa es la excesiva sinceridad carente de respeto y sensibilidad, que no debe sustituir a la hipocresía y falsedad tan habituales en nuestro mundo, y sobre todo en las redes sociales.

"Yo considero que dentro de los diferentes géneros literarios, quizá el de la poesía sea el más cierto, el más verdad"

¿Son los escritores –poetas- unos fingidores, como decía Fernando Pessoa?

Habría que comenzar por preguntarse qué es la realidad y qué la ficción. ¿Es la vida un sueño, como decía Calderón?

Yo considero que dentro de los diferentes géneros literarios, quizá el de la poesía sea el más cierto, el más verdad. El poeta vuelca su interior en la hoja blanca, desparrama sus sentimientos, emergen puros y libres. Dependerá del buen hacer y la pericia del autor conseguir que estos atraviesen el alma del lector. Pero también es cierto que al traspasarlos al papel se convierten en una copia irreal, pierden la originalidad del ser, y quizá esta sea la esencia que Fernando Pessoa transmite en su maravilloso poema "El poeta es un fingidor".

¿La novela actual va hacia géneros híbridos?

Siempre han existido novelas de género híbrido aunque no se denominarán así. Ejemplo el realismo mágico, o una novela negra con una trama romántica. No sé si la tendencia de la novela actual es ir hacia géneros híbridos, pero en mi opinión creo que de ser así se enriquecería la literatura dotándola de mayor creatividad y por lo tanto libertad y nuevas expectativas, tanto para los escritores como los lectores.

¿A qué escritor, vivo o muerto, retarías a duelo de espada en un molino al amanecer?

La verdad es que preferiría invitarles a tomar un café y charlar con ellos largo y tendido; digo con ellos, pues me resulta muy difícil elegir solo a uno de entre los maravillosos escritores que ha habido a lo largo de la historia. Oscar Wilde con su impresionante Retrato de Dorian Gray, Patrick Suisse y El perfume, Albert Camus y La peste, Gustavo Adolfo Bécquer y sus Rimas y Leyendas, Cervantes y nuestro universal Quijote… Hasta llegar a otros más contemporáneos como son Isabel Allende y La casa de los espíritus o Ayanta Barilli y su mar violeta oscuro, por poner algún ejemplo.

¿Si tuviera que definir con pocas palabras su último trabajo y convencer a los lectores de que es una buena e interesante lectura, con qué palabras lo harías?

Mis tres libros comparten la omnipresencia del arte y la pintura, pero en concreto en mi última novela, Las palabras calladas, aún en fase de edición, las palabras se convierten en pinceladas con sus trazos expresivos, en colores, líneas y texturas, que acercan al lector a una maravillosa y a la vez efímera pintura.
Es un libro donde las palabras pintan historias cargadas de emoción y sensibilidad. El mundo del Arte, mi mundo, recorre cada página; impregnándolas a veces de colores melancólicos de un tiempo pasado, otras son los “claroscuros”, con sus sombras y luces, los que gritan el dolor de unas palabras calladas, de una represión incomprendida y de una desigualdad indignante. Pero sobre todo, veladuras de color esperanza tiñen las hojas que brotan en el jardín de la vida cada nuevo día.

Cuéntenos algún plan de tu futuro inmediato que aún no sepamos. ?

Mi futuro inmediato pasa por diferentes proyectos de carácter artístico y cultural.

Actualmente estoy preparando una exposición de acuarelas, Tu memoria la historia de un pueblo, que recorrerá algunos pueblos y ciudades de la comarca de la Serena, en Badajoz, mi tierra. A la vez presento el libro de La sombra del olvido que enlazo con la exposición, pues ambos tratan la enfermedad del Alzheimer y el retorno a la infancia por parte de estos enfermos.

Otro proyecto en el que estoy inmersa actualmente es en el de escribir un libro colectivo, lo estamos haciendo un grupo de colegas escritores, y la verdad es que está resultando un trabajo muy motivador e interesante que espero conozcáis.

Lanzaré esta Semana Santa el libro de Miradas desde mi interior, y para este verano espero que este disponible el de Las palabras calladas.

Recientemente he recibido una propuesta por parte de Ediciones Dauro, para publicar Miradas desde mi interior y la sombra del olvido.

Y nada más por ahora. Agradeceros de corazón que me hayáis hecho un hueco en vuestra revista.

Puedes comprar sus libros en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Todoliteratura

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.