www.todoliteratura.es
Antonio Pérez Henares en la Universidad de Baeza UNIA
Antonio Pérez Henares en la Universidad de Baeza UNIA

NOVELA Y CINE HISTÓRICOS: DEL LIBRO A LA PANTALLA CURSO DE VERANO DE LA UNIVERSIDAD DE BAEZA UNIA

miércoles 02 de septiembre de 2020, 18:33h
Add to Flipboard Magazine.

Hemos asistido al curso de verano de la Universidad de Baeza, UNIA con el título NOVELA Y CINE HISTÓRICOS: DEL LIBRO A LA PANTALLA.

El escritor e impecable director del curso Profesor Doctor Emilio Lara, durante su propia intervención, entre otras cosas dijo:

No hay que olvidar que, desde muy temprano en la historia del cine, las sociedades ya eran bastante conscientes del poder de manipulación ideológica que podía tener la gran pantalla, tal es el caso de Escipión el africano, la película de 1937 con la que el régimen de Mussolini dio inicio a la propaganda de estado que después perfeccionaría tanto el nazismo alemán. Pues Hitler era un alumno aventajado de Mussolini.

Los nacionalismos siempre han visto en el cine un elemento de difusión ideológica fundamental, y casi siempre han explotado, más que ningún otro, el género bélico.

Suele pensarse que la principal amenaza a nuestra historia es la ignorancia, pero algunas de las personas que la han atacado con más saña no eran precisamente ignorantes.

La quema de libros de los nazis, por ejemplo, fueron decretados por Goebbels y promovidos desde la Universidad.

Hay una constante humana universal: la necesidad de construir la historia para edificar el porvenir. Y por eso observa con seriedad los acontecimientos recientes que se han desatado en medio mundo.

Las principales utopías que ha querido protagonizar la humanidad, que en realidad han acabado siendo siempre distopías, se sostuvieron todas las veces sobre un intento de tergiversación de la historia.

Antonio Pérez Henares, también conocido por Chani, escritor y periodista, ha intervenido en el curso con el tema La Historia sí tiene quien la escriba pero no quien la cuente.

Entre otras cosas dijo:

Estamos asistiendo al inicio de la dictadura de la teocracia progre.

Creo, la verdad, que la gente tiene ganas de reencontrarse con su propia historia, porque ya está harta de la caricatura cutre a la que nos tienen acostumbrados.

España es uno de los países con un pasado más rico, que más han influido al conjunto de la humanidad, y sin embargo el que se ha mostrado más incapaz de contárselo a sí mismo.

La historia sí tiene quien la escriba, pero no quien la cuente.

Hemos sido incapaces de contar bien nuestra historia. Aunque no cree que se deba a la dejadez de algunos escritores. En literatura no podemos quejarnos de falta de tradición; allí están los grandes para el que quiera leerlos.

En la pantalla, sin embargo, la cosa es bien distinta. Existen infinidad de acontecimientos inauditos, epopeyas formidables, que no conocemos porque nadie las ha relatado; y no puedo evitar las comparaciones con otros países como Estados Unidos, que ha llegado a hacer enormes películas y producciones deslumbrantes con las vidas de simples bandoleros y vaqueros. Hemos terminado haciendo de la Leyenda Negra nuestra seña de identidad.

Ciertamente el desprecio a nuestra historia es bastante reciente. Viene de la mano de una extrema izquierda con un nivel intelectual nulo, que parece no haber leído a Machado, a García Lorca, a Unamuno o incluso a Neruda, intelectuales que no tenían complejos a la hora de defender la idea de España el problema está en que los que se hacen llamar comunistas hoy en día están queriendo regresar a la peor etapa del siglo XX, a antes de la caída del Muro de Berlín, porque han abandonado la senda de aquellos que dejaron atrás hace tiempo la persecución de la utopía autoritaria.

Estamos asistiendo al inicio de una dictadura —cursi, pero ojo con ella— que responde única y exclusivamente a los mandamientos escritos en piedra de la teocracia progre. De esa forma, aborda la corrección política como el arma principal de los dictadores que pretenden limitar la libertad de expresión: Hoy en día es peor que te llamen machista que asesino. No tienes escapatoria si se da el caso. Basta que te acusen y te etiqueten para que tu condena se haga efectiva, porque no existe la opción de defensa. En el fondo son los mismos métodos estalinistas que buscaban reducir al acusado a algo infrahumano, para así justificar más fácilmente su purga.

En su última novela, Cabeza de Vaca (Ediciones B), que narra las andanzas del primer caminante hacia el oeste norteamericano de la historia del hombre blanco. Su labor de investigación le llevó a recorrer aquellas tierras y cerciorarse de algo que ya intuía.

Pintura, novela y cine históricos, fue el tema abordado por Augusto Ferrer-Dalmau (pintor)

Augusto Ferrer Dalmau, el pintor de historia español más importante de la actualidad, que ha reconectado directamente con la tradición del siglo XIX que se perdió durante el XX, en palabras de Emilio Lara.

En una tertulia guiada a través de varias de sus obras, el artista catalán explicó:

Lo que busco es conseguir una fotografía, una instantánea, de aquellos momentos históricos que hemos leído tantas veces pero que nunca hemos podido ver. El 50 por ciento del trabajo ni siquiera me corresponde, sino a los asesores históricos, que detallan con una precisión asombrosa todos los elementos de la época, desde la vestimenta de las gentes hasta el armamento de los soldados, para evitar cualquier tipo de anacronismo.

El proyecto que me mantiene ocupado en estos momentos: es un taller de pintura histórica español, al estilo del mítico taller Grekov ruso, que lleva ya cien años de labor allí con una media de veinte pintores trabajando y que aquí, sin embargo, no tiene nada parecido. Se trata de una idea que le mantiene ilusionado, porque existen tantos episodios de nuestra historia que es imposible que una sola mano pueda pintarlos todos, y siento bastante optimismo con respecto a las posibilidades de que el proyecto llegue a buen puerto.

Palmeras en la nieve, fue el tema elegido por Luz Gabás (escritora) que dijo entre otras cosas:

La novela y el cine histórico que constituyen la mejor forma de conocer nuestro pasado, dado el exceso de información al que hay que hacer frente en la actualidad.

Hay tanta información, que agradezco mucho a los novelistas históricos que la disuelvan para poder aproximarme a temas nuevos.

A pesar de que España posee una historia muy rica y variada, hay mucho desconocimiento al respecto, algo que no ocurre en otras culturas como la angloamericana, donde se ha hecho más cine y novela histórica.

Nunca pensé en convertirme en escritora de novela histórica, Sin embargo, tras el éxito de Palmeras en la nieve, que ha sido traducida al italiano, portugués, holandés y polaco, ha seguido enriqueciendo mi trayectoria con títulos como Regreso a tu piel, Como fuego en el hielo y El latido de la tierra.

Ha llegado al revés a este ámbito, gracias al deseo de saber e investigar temas esenciales. En el caso de mi primera novela, que mi familia hubiera formado parte de la experiencia colonial supuso el germen, pero no sabía que se enfrentaba a la reconstrucción de un momento histórico tan complejo.

Casi toda la historia guineana de la que trata la novela ha sido escrita desde la perspectiva blanca, por lo que, aunque conociese la experiencia de mis familiares, no tenía ni idea de la historia de este país, solo conocía la versión colonial.

No quería hacer una exaltación sobre el glorioso momento colonial, sino plantear una reflexión sobre esos años, para ello necesitaba crear personajes guineanos sólidos, verosímiles, coherentes y dignos.

Palmeras en la nieve fue adaptada a la gran pantalla bajo la dirección de Fernando González Molina y con Adriana Ugarte y Mario Casas como protagonistas y contaron conmigo hasta cierto punto, tampoco esperaba que contaran más, porque el cine es otro lenguaje, es una industria con sus profesionales. Yo no hacía la película, yo hago novelas.

He quedado satisfecha con el resultado de la ficción y considero los cambios como necesarios. Hicieron una película de una novela que había salido de mi cabeza y que era difícil de llevar al cine.

Me encuentro inmersa en la creación de otra novela histórica que trata sobre una etapa muy desconocida y convulsa de la historia de España y saldrá para el próximo año, editada por Planeta.

El cine jurídico e histórico. Fue el tema abordado por el Profesor Doctor José Ángel Marín Gámez (Universidad de Jaén).

En su intervención vino a decir que:

El cine le da transcendencia al Derecho, si se ve un magistrado como Kevin Costner, un abogado como Gregory Peck o un fiscal como Tom Cruise, el derecho se llena de estrellas.

La verdad y la ficción se dan cita en la novela y en el cine histórico, estando la ficción bajo sospecha, aunque a través de una novela o una película históricas se vive nuestro pasado.

El jurista bueno ofrece al juez la mejor versión de la historia que interesa a su cliente.

Cuando era juez y le llevaban a un pequeño delincuente le pedía:

-Cuéntame la historia.

El ratero decía siempre que no había hecho nada.

Y José Ángel Marín Gámez le reponía:

-No me cuentes historias.

De lo cual yo, Eduardo Jáudenes de Salazar, deduzco que:

El cine es contar historias en imágenes para que se las crea e espectador.

La novela es contar historias en palabras escritas para que se las crea el lector.

El Derecho es contar historias en palabras habladas y escritas para que se las crea el juez, magistrado o jurado.

Es negativo hacer historia divulgativa porque la gente huye cuando aparece un historiador profesional, sabe que va a ser tedioso y aburrido, lo malo no es ser aburrido sino alardear de ello.

La ignorancia sobre la Historia de España hace que exista un desprecio por la historia de España, sólo se desprecia lo que se desconoce.

La leyenda negra es un dogma de propaganda ideológica.

No hay ningún pueblo sin historia, sino se conoce su historia se le ignora.

La tensión territorial que hay en España tiene su origen en la ignorancia.

Sin educación no se valora bien la historia.

Hay que reivindicar la verdad de la historia de España sin vergüenza.

Hay pocos divulgadores de la historia de España en el mundo académico.

Las cosas no son como fueron sino como deberían haber sido.

Cuando le pidió José Ángel Marín Gámez a Eduardo Torres-Dulce ex fiscal General del Estado que presentara el ciclo Cine Jurídico, que dirigía, le dijo:

-No tenéis dinero para pagarme, no voy a cobrar, pero a cambio elijo yo la película inaugural.

Y eligió Sargento negro de John Ford.

José Ángel Marín Gámez nos dice que el Derecho está presente desde que nace el hombre hasta que muere. Yo, Eduardo Jáudenes de Salazar, añadiría que el Derecho regula al hombre desde antes de nacer con la figura del nasciturus (el que va a nacer) hasta después de morir por el derecho de sucesiones.

José Ángel Marín Gámez hace un estudio pormenorizado de las películas que tratan sobre cada una de las ramas del Derecho:

12 hombres sin piedad o Más allá de la duda retrata impecablemente el funcionamiento del jurado

Testigo de cargo, El crimen de Cuenca, Sed de mal o Duda razonable, el valor de la prueba

Matar a un ruiseñor los Derechos humanos.

Johnny cogió su fusil, Kramer contra Kramer o En bandeja de plata reflejan temas de Derecho civil.

Matar a un ruiseñor, El misterio Von Bülow, Pactar con el diablo, Veredicto final, reflejan la profesión jurídica.

La naranja mecánica el pacto de la pena

Wall Street, Derecho mercantil.

Anatomía de un asesinato, Los lunes al sol, Todos los hombres del presidente,

El Padrino y sus tres partes, Los intocables de Eliot Ness, el mundo de la mafia.

Senderos de gloria el derecho internacional.

El nombre de la rosa, derecho canónico.

Cadena perpetua, el cumplimiento de la pena.

La huelga, Las uvas de la ira, derecho del trabajo

Sin perdón, el uso de la violencia.

Yo, Eduardo Jáudenes de Salazar, opino que hay una película que describe muy bien el paso de la ley del revolver al revolver de la ley, es decir, la necesidad del monopolio de la fuerza para que la ley se cumpla, se trata de El hombre que mató a Liberty Valance.

José Ángel Marín Gámez también nos descubrió como el modelo latino de juicios no permite la teatralidad retórica y oratoria ya que los juicios se celebran en salas muy pequeñas, con la gente muy cerca unos de otros y sentados todo el tiempo, muy lejos de las salas de juicio americanas o inglesas como la de Testigo de cargo, monumental y bella sala que permite levantarse caminar al lado del jurado.

También los bufetes son distintos en España, suelen ser pequeños con pocos trabajadores, exceptuando el de Garrigues, Uria Menéndez o Cuatrecasas que tienen cientos de abogados cada uno, en Estados Unidos los bufetes suelen ser casi lobbys, donde hay especialistas en actuar ante jurados, en transmitir lo que se quiere con eficacia a 12 personas de muy diferente formación y opinión. En España el jurado en lugar de 12 miembros tiene 9, pero con las mismas funciones que en Norte América y Gran Bretaña.

Isabel la Católica y Carlos V: mis personajes de series históricas. Fue el tema del director Oriol Ferrer que nos contó con todo lujo de detalles como preparó y filmó la serie Carlos V.

Comentó, y es algo que siempre he dicho yo, Eduardo Jáudenes de Salazar, que hay un camino sin explorar que es contar historias que interesan a países que comparten idioma, pues no hemos creado un género, como lo hicieron los norteamericanos con el western, como es el descubrimiento de América. Aprovechando más de quinientos setenta siete millones de personas que hablan español en el mundo y que sería una forma de convertir el cine en industria sólida. También deberíamos aprovechar que el Imperio Español estaba también extendido por Europa para aprovechar las subvenciones de la Unión Europea que exige estar implicados al menos tres países y contar historias de Europa.

Hay que destacar de la serie el impecable reparto, la fuerza, poderío y talento de la banda sonora original obra de Federico Fusi, la minuciosidad de los decorados, tanto exteriores como interiores, recreando en España la américa de Carlos V, el ambiente y la fotografía acertadísimas.

Hay que unir, dijo Oriol, a todas las administraciones para hacer producciones sobre la historia de España, con medios. Ya tenemos al público interesado por conocer la historia de España, cosa avalada por los éxitos de las series Isabel la Católica y Carlos V, faltan Felipe II y otros muchos.

Los best sellers y el cine histórico fue el tema elegido por la escritora y periodista Mari Pau Domínguez que entre otras cosas dijo:

La novela describe la acción mediante la palabra

El cine cuenta la acción mediante la imagen.

Vivimos en la era de lo visual.

El cine deja poco margen para la imaginación, mientras que la novela permite una mayor participación de la imaginación.

Tanto el cine como la novela deben entretener, enseñar, motivar el estudio, interesar.

Se crean imágenes mentales en la creación literaria muy similares al cine.

El lenguaje literario funciona en imágenes mentales.

La palabra es acción descripción, el lenguaje del cine se construye a partir de la novela., descripción del punto de vista del espacio y el tiempo.

En el siglo XX se adaptaron grandes obras literarias de Enrique Jardiel Poncela, Carlos Arniches, Wenceslao Fernández Flórez…

Hollywood compra los derechos de las novelas más importantes del momento para pasarlas al cine.

Hay que aprovechar los puntos negros de la historia para escribir sobre ellos, por ejemplo: Felipe II rompe con Isabel de Osorio y que pasa con Pedro Osorio, ¿era hijo de Felipe II?, ahí es donde el papel de la novela histórica juega una baza importantísima, no hay documentos y el autor puede acudir a la lógica o bien dejar volar su imaginación, sin contradecir la historia comúnmente establecida.

La novela y el cine históricos deben combatir la ignorancia y luchar contra el olvido pues la ignorancia es el olvido en sí mismo. La novela histórica enriquece a los pueblos.

El Dorado es la única historia encargada por la administración después de la transición, pero es la historia del más sanguinario: Lope de Aguirre, apodado el Loco, el Tirano o el Peregrino, y fue un absoluto fracaso, la razón a mi juicio, puede ser que es encargada al más claustrofóbico director Carlos Saura, sus películas Cría cuervos, Mama cumple cien años, Los ojos vendados, Peppermint frappé… son personajes en una casa, sus films de danza Bodas de sangre, El amor brujo o Carmen, transcurren en un local de ensayo, y El Dorado era para otro director, como Werner Herzog que dirigió su mejor película en Aguirre la cólera de Dios.

Mari Pau Domínguez confiesa que utiliza la técnica cinematográfica de la escaleta para escribir, tarda más al principio, pero luego, todo sale de corrido pues tienes la estructura echa y todo es más coherente y ameno.

En la mesa redonda- El cine histórico, Jesús Maeso de la Torre (escritor). Dr. Juan Eslava Galán (escritor). (Intervino por videoconferencia) se dijo, entre otras cosas:

No se sí era más feroz devorador de libros o espectador de películas.

Incluso Borges decía ser un escritor cinematográfico.

Aún hoy se ignora que tres cuartas partes de Estados Unidos, durante siglos, fueron españolas.

Tenemos más historias que los norteamericanos para hacer un género muy superior en interés y apasionante que el Wéstern, que es una parte mínimas de la historia de América del Norte.

En España se suele elegir mal a los actores, se buscan muy jóvenes para hacer personajes de mayores y pierden credibilidad.

Como decía Fernando Fernán Gómez: Si quieres un imbécil coge un imbécil y ya tiene mucho ganado.

O como decía José Luis Borau los actores deben tener el culo del personaje.

La novela son los vagones, la locomotora el cine.

Terenci Moix era un devorador de películas, no le importaba mucho el estilo literario, sabía que iba a vivir poco, el se encargo de no dejar de fumar para asegurarse. Alguien en su ataúd depositó una cajetilla de Ducados para que no le faltasen en el más allá. Moix quería que sus cenizas se esparcieran por las pirámides de Egipto y las llevaron a la Embajada de Egipto para que se encargaran de que se cumpliera su última voluntad.

Siempre se ha dicho que España estaba retrasada en derechos y libertades, pero Francia llega al sufragio universal y al voto de la mujer en 1945, España lo tiene en 1932.

Los ejércitos españoles, modelo de disciplina, han pasado a la historia como indisciplinados.

La historia, la que queda, se pergeña después, por ejemplo la masacre de los indios en los Estados Unidos, se hace en las películas prohibiéndose que los buenos sean los indios, que en realidad eran los invadidos. Los cuadros y pinturas que reflejan la conquista del oeste, son indios ofreciendo a los pacíficos colonos y sus modélicas familias maíz, cuando el lema real era: El único indio bueno es el indio muerto.

La historia del descubrimiento y posterior colonización de América por los españoles en las películas y pinturas que lo muestran, puede verse a los Españoles degollando indios, perros rabiosos amenazantes, cuando la verdadera historia fue que la Reyna Isabel prohibió hacer esclavos, ordeno que los indios fueran tratados como españoles, impuso el virreinato y el mestizaje, para hermanar pacíficamente a todos los ciudadanos de las colonias. El descubrimiento y colonización de America por España, por poco más de 20.000 hombres, durante años, fue el más modélico de la historia de la humanidad, se hicieron 23 universidades, mientras Inglaterra 0 patatero, se llevo la religión católica haciendo abandonar los sacrificios humanos de sangre para contentar a los dioses que imperaba en esa civilización, se llevaron instrumentos musicales y tipos de música… trayendo, como no, otras cosas a la península, como el tomate, la patata, el pimiento, oro…

Hitchcock, otros sabios y yo, pensamos que nunca se puede hacer de una novela buenísima una magnífica película pues ha adquirido su forma definitiva, es una obra maestra y no le sobra ni le falta nada, está narrada en el lenguaje adecuado. Nunca haría una película de El Quijote (ni el propio Orson Welles lo consiguió) o de La Biblia (Cecil B. de Mille tampoco supera la calidad del libro con su film) serían siempre peor, por eso lo acertado es hacer películas de malas novelas como Psicosis, Los pájaros, Rebeca… es de una mala novela de donde puede salir una obra maestra cinematográfica.

Luego uno por uno fuimos diciendo cuales fueron nuestras películas históricas favoritas, entre otras se nombraron Films como: Los 10 mandamientos, El paciente inglés, Memorias de África, La misión, La lista de Schindler, Blade Runner, Amadeus, El Cid, El perfume… o Las mías que son Centauros del desierto, Senderos de gloria e Iván el Terrible y La conjura de los Boyardos…

Periodismo, novela y cine históricos. Fue el tema abordado por César Cervera (periodista y redactor del Diario ABC) que dijo, entre otras cosas:

Los Borbones deberían aprender que la monarquía se mueve por arenas movedizas desde hace dos siglos.

Trastornos bipolares, pornografía, depresión, crueldad, aficiones excesivas a la caza…

Los Borbones y sus locuras, así ha titulado el periodista César Cervera su ameno repaso por la historia de esta dinastía en España, desde Felipe V a Alfonso XIII.

Este periodista, que realiza una gran labor de divulgación histórica desde la sección de historia del periódico ABC, ha lanzado su segunda entrega sobre familias reales españolas (publicó hace algunos años otro libro sobre los Austrias) y ha alcanzado un gran éxito en ventas ayudado por el penúltimo Borbón y sus polémicas.

A la pregunta de si Don Juan Carlos I salía en su libro, Cervera contesto textualmente:

Don Juan Carlos I no sale en mi libro pues no hay perspectiva histórica suficiente para saber si pasará a la historia como el motor de la transición o como el rey de Abu Dabi o de Suiza.

A PROPOSITO DEL CURSO NOVELA Y CINE HISTÓRICOS DEL LIBRO A LA PANTALLA

El curso NOVELA Y CINE HISTÓRICOS DEL LIBRO A LA PANTALLA abordó la relación entre la novela y el cine históricos a través de obras literarias llevadas a la gran pantalla o convertidas en series de televisión, y también se analizó la influencia recíproca entre el Séptimo Arte y la literatura. Películas como El nombre de la rosa, Master and Commander o La lista de Schindler son un buen ejemplo de ello.

Participaron destacados novelistas a nivel nacional e internacional cuyas obras han sido trasladadas a la pantalla o cuya escritura está muy influida por el lenguaje cinematográfico, así como cineastas que han dirigido exitosas series de contenido histórico. También intervinieron importantes periodistas para explicar cómo sus respectivos periódicos dan cabida en sus páginas a la narrativa y cine históricos por su trascendencia social y cultural.

La novela histórica es el género literario que más lectores tiene en España, y las películas de género histórico gozan de prestigio de crítica y público desde principios del siglo XX. Además, a partir de la década de 1970, las series históricas basadas en novelas (como Yo, Claudio) comenzaron a tener unos elevados índices de popularidad por aunar rigor y entretenimiento, algo que persiste, pues estamos viviendo una época de esplendor de las series históricas (Isabel, The Crown, Los Tudor, etc.)

Los destinatarios del curso fueron no sólo estudiantes o titulados universitarios de Humanidades, Ciencias Sociales, Filología y Periodismo, sino profesionales de diferentes ramas relacionadas con el mundo del periodismo, la literatura, el cine y el mundo audiovisual y, fundamentalmente, lectores de novela histórica y amantes del cine de cualquier rango de edad. El curso estuvo dirigido, por consiguiente, a un público transversal, heterogéneo, que disfruta con una buena novela, una película y una serie.

Contó con el siguiente programa:

La novela y el cine históricos: de la palabra a la imagen. Dr. Emilio Lara (escritor y profesor)

El tiempo de los emperadores extraños/Sangre en la nieve. D. Ignacio del Valle (escritor).

Isabel la Católica y Carlos V: mis personajes de series históricas. D. Oriol Ferrer (director de cine)

Periodismo, novela y cine históricos. D. César Cervera (periodista y redactor del Diario ABC)

El cine jurídico e histórico. Dr. José Ángel Marín Gámez (Universidad de Jaén).

Los best sellers y el cine histórico. D.ª Mari Pau Domínguez (escritora y periodista). (Conferencia retransmitida en streaming).

La Historia sí tiene quien la escriba pero no quien la cuente. D. Antonio Pérez Henares (escritor y periodista)

Pintura, novela y cine históricos. D. Augusto Ferrer-Dalmau (pintor)

Palmeras en la nieve. D.ª Luz Gabás (escritora)

Mesa redonda- El cine histórico. D. Jesús Maeso de la Torre (escritor). Dr. Juan Eslava Galán (escritor). (Intervino por videoconferencia)

CURRÍCULUMS

Dirección:

Emilio Lara Doctor en Antropología por la UCAM, Licenciado en Humanidades con Premio Extraordinario de Grado por la Universidad de Jaén y Premio Nacional Fin de Carrera. Profesor de Geografía e Historia de Enseñanza Secundaria. Colaborador en el diario ABC. Autor de las novelas históricas La cofradía de la Armada Invencible (2016), El relojero de la Puerta del Sol (2017) y Tiempos de esperanza (2019), todas ellas publicadas por la editorial Edhasa. Premio Andalucía de la Crítica de Novela en 2018, Premio Ciudad de Cartagena de Novela Histórica en 2018 y Premio de Narrativas Históricas Edhasa en 2019. Bandera de Andalucía de Ciencias Sociales y de las Letras en 2020.

Ponentes:

Antonio Pérez-Henares. Estudió Ciencias Políticas y Sociología en la Universidad de Madrid. Ejerció el periodismo desde los 18 años, cuando entró a trabajar en el diario Pueblo. Fue director de Mundo Obrero y de la revista Tribuna, y director de publicaciones del grupo Promecal. Hasta 2018 fue comentarista político habitual en RNE y hasta 2020 del programa Al rojo vivo de La Sexta. Presidente de la Asociación Escritores con la Historia. Entre sus exitosas novelas históricas destaca la saga Nublares, así como La canción del bisonte (2018), El rey pequeño (2016), La tierra de Alvar Fáñez (2014) y Cabeza de Vaca (2020). Actualmente publica en Ediciones B.

Augusto Ferrer-Dalmau. Pintor de estilo realista y academicista especializado en pintura histórica. Es conocido internacionalmente como El pintor de batallas, tal y como lo bautizó Arturo Pérez-reverte en uno de sus escritos. Académico de la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría (Sevilla) y es poseedor de la Orden de Isabel la Católica, de la Gran Gran Cruz al Mérito Naval y de la Gran Cruz al Mérito Militar. Su obra puede contemplarse en diferentes museos: Museo del Ejército de Toledo, Palacio Real de Valladolid, Palacio de Buenavista de Madrid, Palacio de Miramar (San Sebastián) o Museo Central de las Fuerzas Armadas de Moscú.

Mari Pau Domínguez. Periodista y escritora. Es autora de las novelas: El diamante de la reina, La casa de los siete pecados, Una diosa para el rey, Las dos vidas del capitán, La corona Maldita y La nostalgia del limonero. Premio Caja Granada de Novela Histórica 2009. En televisión trabajó con Jesús Hermida en 1989 su magazine Por la mañana. En 1990 presentó el Telediario del fin de semana. En 1994presentó en TVE el programa de entrevistas ¿Y quién es él? También ha presentado programas en Telemadrid y en la televisión de Castilla-La Mancha y colaborado en diversos programas de Trece, La Sexta y TVE. En radio ha colaborado en Punto Radio y COPE. Es colaboradora del diario ABC.

Juan Eslava Galán. Doctor en Historia Medieval y Licenciado en Filología Inglesa por la Universidad de Granada. Fue profesor en la Universidad de Asthom (Birmingham) y profesor de Inglés de Enseñanza Secundaria. Premio Planeta en 1987 por En busca del unicornio, Premio Ateneo de Sevilla en 1991 por El comedido hidalgo, Premio Fernando Lara en 1998 por Señorita, Premio Primavera de Novela en 2015 por Misterioso asesinato en casa de Cervantes. Actualmente publica en la editorial Planeta. Premio Andalucía de la Crítica de Novela en1998. Medalla de Plata de Andalucía. Su obra literaria y ensayística ha sido traducida a varios idiomas. Entre sus ensayos destacan La Historia de España contada para escépticos y La conquista de América contada para escépticos. Su novela La mula fue llevada al cine, siendo dirigida por Michael Radford y protagonizada por Mario Casas y María Valverde.

Luz Gabás. Licenciada en Filología Inglesa, profesora titular de Escuela Universitaria. Su primera novela, Palmeras en la nieve (2012) obtuvo un resonante éxito, continuado posteriormente con Regreso a tu piel (2014), Como fuego en el hielo (2014) y El latido de la tierra (2019). Actualmente publica en la editorial Planeta. Su obra ha sido traducida al italiano, portugués, holandés y polaco. Palmeras en la nieve fue llevada al cine, siendo dirigida por Fernando González Molina y protagonizada por Mario Casas y Adriana Ugarte.

Oriol Ferrer. Director de cine. Fue ayudante de dirección de Vicente Aranda en Amantes, El amante bilingüe y Libertarias. Como cineasta ha realizado la película La noche que murió Elvis (2010), y ha sido director de las series de TV (emitidas por TVE y Antena 3) Pelotas (2010), Isabel (2014), Carlos, Rey Emperador (2016),Buscando el Norte (2016), Estoy vivo (2018-1029) y La valla (2020). En la actualidad es el director de series de televisión españolas de contenido histórico de mayor prestigio.

Ignacio del Valle. Escritor. Licenciado en Derecho. Autor de las novelas: El arte de matar dragones, El tiempo de los emperadores extraños, Los demonios de Berlín, Soles negros (publicadas por Alfaguara) y Coronado (Edhasa). Premio de la Crítica de Asturias 2007 y 2010, Prix Violeta Negra del Toulouse Polars du Sud2011 y Premio Buenos Aires Negro 2016. Ha dado talleres y conferencias en universidades de diversas ciudades del mundo, entre otras Madrid, Tokio, Ciudad de Panamá, Milán, Nueva York y El Cairo. Dirige la sección cultural Afinando los sentidos en Onda Cero. Su novela El tiempo de los emperadores extraños fue llevada al cine con el nombre Silencio en la nieve, dirigida por Gerardo Herrero y protagonizada por Carmelo Gómez y Juan Diego Botto.

Jesús Maeso de la Torre. Licenciado en Filosofía y Letras, fue profesor de Geografía e Historia de Enseñanza Secundaria y en la actualidad es profesor del Aula de Mayores dela Universidad de Cádiz. Académico de Número de la Real Academia Hispanoamericana de las Ciencias, Artes y letras. Premio Caja Granada de Novela Histórica en 2010 por La cúpula del mundo. Premio Novela Histórica Ciudad de Cartagena. Premio Ivanhoe de Novela Histórica 2018. Premio Espartaco de Novela Histórica 2019. Es autor de numerosas novelas históricas entre las que destacan Al-Gazal, el viajero de los dos Orientes (1999), El Papa Luna (2002), Tartessos (2003), El auriga de Hispania (2004), La caja china(2015), Las lágrimas de Julio César (2017), Comanche (2018) y Oleum (2020).En la actualidad publica en la editorial Harper Collins Ibérica.

José Ángel Marín Gámez. Doctor en Derecho con Premio Extraordinario por la Universidad de Granada, profesor titular de Derecho constitucional de la Universidad de Jaén. Director de Publicaciones, Fundaciones Culturales y Proyección Institucional de la Universidad de Jaén. Secretario General de la Fundación Cesáreo Rodríguez-Aguilera. Autor de ensayos, catálogos y crítica de arte contemporáneo. Columnista del diario Ideal.

César Cervera. Periodista y escritor. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster de Periodismo ABC. Redactor de Historia y Cultura de ABC. Ha publicado tres ensayos de divulgación histórica: Los Austrias. El imperio de los chiflados, Superhéroes del imperio. Mito y realidad de los hombres que forjaron España y Los borbones y sus locuras (los tres publicados en La Esfera de los Libros).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+

0 comentarios