www.todoliteratura.es

lírica

SALÓN DE LECTURA

Hora es de llamar a las cosas por su nombre. En la literatura como en tantas otras cuestiones de la vida existe un momento en que hay que decir, ¡basta ya! Hasta ahora la poesía española parece obedecer a un solo canon, o, mejor dicho, a un solo gurú, tan poderoso, que nadie se atreve a oponerse a él, a contradecirlo en lo más mínimo, porque ¡ay de aquél que ose a enfrentársele! El silencio será la condena y ya nunca más podrá vivir de sus migajas.

Reseña del poemario "Escalofríame", de Mamen Monsoriu

Táctil, es el adjetivo preciso que andaba probablemente buscando el editor de este poemario al provocar que pasemos las yemas de los dedos sobre el gramaje satinado de una hoja con vocación de tela. Táctil es la experiencia de abrir la portada blanca troquelada de Escalofríame y hallar una guarda que es un lienzo del universo proyectado sobre el cuerpo de una mujer desnuda. Puntos de luz, piel y nebulosas. La belleza lila y azul, la evocación de un sueño natural de habitarnos: “Tantos años tratando de ver el universo desde fuera…”

Prólogo de Miguel Carcasona y epílogo de Luis Miñana

Ed. Libros del Mississippi

Ya en el prólogo Miguel Carcasona nos presenta a José Garrabe como un poeta volcánico y no se equivoca, también nos comenta que se trata de un poeta auténtico y, por supuesto, le damos también en dicha aseveración toda la razón del mundo. Efectivamente, es un poeta inusual, provocador, que se desgarra y se desangra en cada verso mostrando continuamente su rebeldía contra lo establecido, lo mediocre o lo gris.

Este es mi cuerpo

Aves o flores ofrece Susana Benet en la acuarela sutil que da entrada a este poemario. Pétalos o almas sin color que auguran la luz y la sombra difuminándose en nosotros a través de la memoria y el negro. Parecería entonces que el autor de los textos va a imbuirnos en un mundo ascético, austero y monacal como anticipo de la sobriedad de la muerte. Nada más lejos. Al igual que sucede con la expectativa que genera el título Migración del Alma, la acuarela de Benet es muestra lo que no muestra, y que sin embargo está ahí delante, solo en frente de los ojos iniciados, todo el blanco que es luz y es esperanza para los que viven despiertos a la vida. Despiertos a la vida. Al viaje incesante y la muda continua de formas, de contactos, de vivencias.

El periodista y escritor José María Plaza ha publicado el poemario infantil "La Luna de Nueva York", ha contado con las ilustraciones de la dibujante Pilar Hoces para dar una atmósfera lírica e intimista a los poemas.

«Seamos ese pedazo de cielo, ese trozo en que pasa la aventura misteriosa, la aventura del planeta que estalla en pétalos de sueño». Vicente Huidobro (Altazor o el viaje en paracaídas, 1931)

La finalidad estética de un texto es una de las características que pueden convertirlo en un poema. Su capacidad para comunicar un mensaje que lleve a su lector a la emoción, podemos decir que es otra de esas características transformadoras. Pero para asegurarnos de que todas esas características y algunas otras llevan a cabo la tarea de transformar un texto en un poema, hemos de comprobar que una manifiesta transformación debe darse en el lenguaje. Las palabras y su sintaxis, morfología y posibilidades semánticas se alían de forma renovadora, huyendo de los lugares comunes y demostrando que puede llegarse a un mismo lugar mediante combinaciones diferentes, que además, son capaces de aportar una diferencia embellecedora significativa con respecto a lo usual.

Con el poemario "Tu clara presencia", Teresa de Jesús Rodríguez Lara (La Laguna, Tenerife) ha obtenido el XXXIX Premio Mundial Fernando Rielo de Poesía Mística, fallado el 12 de diciembre en la Univ. Pontificia de Salamanca (España). La dotación es de 7.000 €, la edición de la obra y una medalla conmemorativa. La obra ha sido seleccionada de entre 248 poemarios de 25 países. Teresa de Jesús Rodríguez cuenta con numerosas publicaciones, de manera especial en el campo de la poesía, ha recibido diversos reconocimientos entre ellos dos menciones de honor en otras tantas ediciones en este Premio Mundial Fernando Rielo de Poesía Mística.

[1]

«Si mi muerte es un desvarío no quiero más tristezas sólo un momento de paz». José Romero

Ya en la cita que aparece al principio del poemario fulguraron para mí tres elementos poemáticos: muerte, tristeza y paz, como estandartes de un discurso lírico que aspira —esperanzadamente— a exponerse en ese orden. Ramón Llanes Domínguez nos previene lo siguiente en su prólogo: «intimidad que vuelca en sus paredes más profundas su solidaridad con la basura que observa a su alrededor». Y no puede estar más en lo cierto. La conciencia crítica de José Romero critica a las conciencias, no como poeta, sino como persona enamorada de la vida y la cultura, anega por completo este libro, un libro al que ha debido recurrir al poeta interior no para dulcificar lo crudo ni embellecer lo feo, sino para apelar a la emoción, al sentimiento más profundo de los lectores que, como él, se ofendan y sientan heridos ante la vorágine del mundo.

El pasado 8 de enero de 2020 en El Museo de la Ciudad de Valencia Juan Luis Bedins fue reelegido por unanimidad presidente de CLAVE, en el que será su tercer mandato (2020-2024), de este tema y de otras relevantes cuestiones sobre su vida y sobre su obra nos hablará Bedins en esta interesante entrevista.

Reseña del poemario "Cielo y Chanca", de José Antonio Santano

Hay un momento único –lo llaman inspiración- en que un poeta siente la necesidad de plasmar estéticamente un sentimiento. En el caso del poeta baenense ese sentimiento tiene que ver con La Chanca, pero también, y especialmente, con una serie de amigos o admirados escritores que un día quisieron plasmarla estéticamente en alguna parte de su obra y que el autor celebra o se confabula con ellos o la siente como símbolo de vida o experiencia estética.

El poemario cuenta con un prólogo de Fernando Aínsa e ilustraciones de Antonio Azorín

Los Libros del Mississippi, 2019

El último libro de Fernando Vallejo Ágreda nos sorprenderá por diversos motivos. Uno, el principal, por su vocación irreverente y su actitud, constantemente, provocadora. Dos, por su lenguaje rupturista con tintes surrealistas, que utiliza arriesgadas metáforas y personificaciones. Tres, por su contenido, lleno de preguntas, llevadas a cabo a través de un dietario personal (que va desde el 28 de diciembre de 2017 hasta el 10 de marzo de 2018), que recoge muchas de las experiencias vividas por Vallejo Ágreda y también muchas de sus inquietudes y preguntas.

Baile del Sol Ediciones, Tenerife, 2017

De indagación saussureana podríamos denominar a este poemario de Heberto de Sysmo, heterónimo lírico del escritor José Antonio Olmedo López-Amor, "Maldito y bienamado bibelot", pues a modo del lingüista suizo el aedo valenciano alumbra una nueva forma de abordar el signo poético, elaborando una suerte de metapoesía donde aúna ciencia y creencia, inteligencia y sentimiento, dicotomías que catalizan el impulso creador del poeta.

Olé Libros, 2019

De las manos de la editorial valenciana Olé Libros, dirigida por Toni Alcolea, y con prólogo de Mila Villanueva y portada de José Lapasió nos llega el último poemario de Elena Torres: "El tiempo en las clepsidras" (Olé Libros, 2019).

Los mejores libros de poesía del 2019

Ahora que vienen las Fiestas sin duda es un buen momento para recordar y regalar poesía. Para ayudaros un poco en esta labor, un tanto peliaguda, desde mi humilde morada repaso en este artículo hoy algunos de los buenos títulos que en este género nos ha dejado el 2019.

Autora del poemario "Quiero oírte decir mi nombre"

Eva Guillamón es una mujer orquesta. No sólo porque toca varios instrumentos, y canta, en el dúo literario-musical Dúa de Pel (la otra mitad es Sonia Megías), sino porque en su actividad tan pronto se sube a las tablas de un escenario como se encierra en la soledad de la escritura. Fruto de todo ello, fruto también de su interés por las cosas que pasan, es "Quiero oírte decir mi nombre" (la Lucerna), un poemario cuyo título parece el inicio de una canción de amor y que, sin dejar de ser eso, es sobre todo una proclamación: nada de lo que sucede en el mundo me es ajeno.