www.todoliteratura.es

poemario

Que la poesía escrita le debe su esencia rítmica a la música, es un hecho que desde la época de los juglares queda constatado. Poemas cantables, como las antiguas cantigas portuguesas, demuestran que la línea que separa al poema de la canción es muy fina, si es que no son la misma cosa. Obviando las diferencias entre ambas disciplinas y centrándonos en sus textos, tanto la música, como la poesía, poseen una función estética común pero sin embargo parece que articulan un discurso literario diferente.

Ed. Los Libros del Mississippi. 2019

"Arte de la danza" es un poemario muy peculiar, yo diría que bastante inusual y atípico, además de muy visual, y que bebe directamente de los años de La Movida madrileña, algo que nos explica a la perfección José Luis Moreno-Ruiz en el prólogo de este libro.

SALA DE LECTURA

Quizá no sea necesario tanto alboroto. El ruido nos desequilibra y nos hace irascibles, inconsecuentes. Nos regresa a la barbarie de un tiempo inenarrable por díscolo y aciago. La razón del hombre se nubla y la violencia y el infortunio lo asiste cuando el mundo se vuelve retumbante en todos sus estadios. Será el silencio entonces como una luz que alumbre el camino, que nos dirija al deseado jardín, a todos los silencios que huyeron un día de nuestras vidas.

En el último rincón de nuestra alma reside el lenguaje, un lenguaje que quien se hunde en el silencio de la contemplación reconoce revelador, pues su sintaxis transparenta una semántica no dicha que amplía su campo de emoción y reflexión. Esto nos dice Eliana Cevallos Rojas, poeta ecuatoriana residente en Suiza que estudió Derecho y Psicología. Como anteriores obras de la autora se encuentran La didáctica del amor en pareja (libro de Psicología) y Donde se mecen suavemente las hojas, un poemario con el que llegó a ser finalista del Premio Mundial de Poesía Mística Fernando Rielo.

Ánuar Zúñiga Naime (México, 1982) está considerado una de las voces emergentes de la actual poesía mexicana y ello, dada la calidad de los poetas mexicanos y la extensión del país, es decir mucho. Autor de Sector 7-G, debút que entre 2013 y 2017 fue reeditado tres veces por editoriales distintas, Zúñiga Naime, además de ser un enamorado del cine, ha trabajado como cámara, productor y guionista. Esto explica su tendencia a la descripción visual, a la imagen como cristalización de la emoción. Y no solo el poeta debe al cine su vocación fotográfica, también bebe de sus referentes y su legado artístico.

CONDICIONES PARA EL VUELO JOSELYN MICHELLE ALMEIDA PRÓLOGO DE ALFREDO PIQUER

Los libros del Mississippi. 2019

"Condiciones para el vuelo" es un poemario en el que se mezclan varios temas: amor, desamor, naturaleza y viajes, con sus diferentes paisajes, y sobre todo encontraremos en todos estos poemas tanto el sentimiento de añoranza como el deseo de regresar a los orígenes del “yo” en busca de reconocimiento y respuestas que nos permitan vivir en plenitud.

Editorial Polibea, Madrid, 2019

Carlos d´Ors (San Sebastián, 1951) publica su última entrega lírica, Cómo son, en el número 78 de la emblemática colección de poesía “el levitador” de Editorial Polibea, que dirige Juan José Martín Ramos. El libro, que lleva por subtítulo “Retratos gnómicos y dibujados para escritores”, es un conjunto de noventa y nueve aforemas y dibujos del propio autor, inspirados en la vida y obra de escritores y escritoras de los siglos XIX y XX que han marcado el devenir vital e intelectual del autor, desde Rafael Alberti a Stefan Zweig, ordenados alfabéticamente. Les precede un prólogo firmado por el poeta Enrique Gracia Trinidad, que hace un retrato del amigo que rinde tributo a sus maestros.

Ediciones Espacio Hudson, 2018

Javier Gil Martín (Madrid, 1981) publica la segunda edición, ampliada, de Poemas de la bancarrota y otros poemas en Ediciones Espacio Hudson, de Lago Puelo, provincia de Chubut, Argentina, con una nota introductoria de Carlos Piera, donde el también poeta madrileño describe la poesía del autor como “muy concisa” en su afán de “añadir al mundo lo menos posible” ante la sospecha de que la poesía, como producto humano, no sea buena, y menos, perdurable, y ello porque cultura y poesía son dos cosas distintas, todo depende de la necesidad de “decorar”, así Javier Gil se apunta al lado de los que no quieren “estorbar” pues no pretende crear un “objeto”, sino hacer lenguaje, resumir hasta alcanzar la verdad, que “es siempre cualquier cosa menos prolija”.

«A vosotros, Mitra y Paris, donde quiera que estéis» (La autora)

¿Es algo bueno comenzar a escribir poesia a los 13 años? Cuando comenzamos a vivir nos hacemos en algunos casos una infinidad de preguntas que en un sentido o en otro vamos respondiendo a lo largo de la vida. Nos rodeamos de libros, de amigos y unos conocimientos que pensamos darán no una sino varias respuestas. ¿Que es el Conocimiento sin la Sabiduría? se preguntan algunos. Aunque en ocasiones y no siempre ese diálogo que establecemos con nosotros mismos no es de nuestro agrado. Ahora cuando veas un obstáculo sigue adelante no te desanimes pues a lo mejor con el tiempo y la experiencia llegamos o no a esa definitiva solución.

Ed. Cátedra, Madrid, 2019

Una antología de un poeta así, tan universal en la transmisión más sutil de los sentimientos humanos, de la racionalización del pensamiento como indagador en el alma ávida de conocimiento, de religiosidad en el sentido de trascendencia, de vinculo, es un regalo difícilmente eludible para cualquier ‘conciencia sentiente’, como diría Zubiri.

El origen de la palabra nostalgia se remonta a 1688, cuando Johannes Hofer tituló su tesis, presentada en la Universidad de Basilea, con el que entonces era un neologismo de etimología griega. Según cuenta Diego S. Garrocho, el joven doctor usó esta palabra para nombrar una enfermedad cuyo principal síntoma es la tristeza provocada por el desarraigo de la patria, y era una enfermedad de particular recurrencia entre los soldados (1). La cita de esta anécdota no resulta casual, pues Mari Ángeles Lonardi ha creado en "Soles de nostalgia" (Círculo Rojo, 2019) una poesía que sobre todo trata de responder a las interrogantes más primarias, quizá de donde surgiera la propia literatura, planteadas desde una perspectiva personal: «quién soy» y «de dónde vengo».

El amor es una cuestión de equilibrio: cuando se está enamorado se está más cerca del cielo; y con el peso del desamor, en el suelo o hundido. Entre el ascenso al abismo. Ya lo veía en ese viaje vertical el chileno Vicente Huidobro en el poema “El célebre Océano”: “Yo veo desde aquí las esfinges en equilibrio sobre el alambre”.

`Muerte´ y `literatura´ son dos palabras que parecen tener algo siniestro y seductor en común, dos ejes temáticos íntimamente relacionados con la novela negra que han protagonizado buena parte de la mejor literatura detectivesca, policiaca o propiamente negra del pasado siglo.

No podemos reprochar que una joven poeta como María Marín (Cieza, 1991) sea pesimista en sus poemas. La realidad en España no es muy alentadora para cualquiera que todavía no ha cumplido los treinta. Tampoco es más prometedora la prosperidad mundial, mucho menos, para quien confía parte de su futuro a las Humanidades; menos aún, si eres poeta. Lo cierto es que, sin saber si los futuros libros de esta autora incursionarán en la desesperanza que manifiesta en su primera obra, este afortunado intento dibuja un retrato bastante realista de un fracaso tácito y general que no solo sirve a su autora para hundirse en las ciénagas de la melancolía.

Entrevistamos a un autor polifacético que se ha movido con pasión y éxito por todos los géneros literarios y lo ha hecho en diferentes lenguas como pueden ser el castellano, el aragonés y el valenciano. Hoy nos hablará especialmente de su última antología bilingüe castellano-aragonés, publicada por Lastura, a la que ha titulado “Algún día”.