www.todoliteratura.es

Entrevista a Carmen Santos, autora de "El sueño de las Antillas"

"La quintaesencia de la novela está en la literatura del siglo XIX"

Carmen Santos es una escritora valenciana afincada en Zaragoza, después de haber vivido su juventud en Alemania. En estos días está dando a conocer su cuarta novela El sueño de las Antillas. Es una novela histórica sobre un periodo bastante desconocido de Cuba, una de nuestras últimas colonias que perdimos gracias a la miopía de unos políticos que no supieron ver lo que se avecinaba.

La autora define su obra como "una novela histórica, con amores, grandes pasiones, sentimientos, venganzas y un punto de erotismo". No por ello, parte de la trama sucede en un burdel. El auge de la novela erótica lo ve positivo, "creo que ha habido una cierta mojigatería en la literatura de los últimos años y este género es un soplo de aire fresco. Mi novela, desde luego, no es erótica pero sí tiene pasajes subidos de tono; yo no me asusto ni retrocedo en estas cuestiones", dice decidida la autora.

El sueño de las Antillas comienza con el viaje que hacen algunos de los protagonistas desde la península a Cuba. Carmen Santos refleja con precisión las inquietudes de estos emigrantes que van en busca de un futuro mejor y, por lo tanto, diferente. La realidad no se ajustará a las expectativas. Cuba no era lo que esperaban, el sueño del indiano. En los años que transcurre la obra desde 1858 hasta 20 años después, se comenzaron a gestar los movimientos independistas.

A partir de 1868 la isla era una olla a presión. Pero ya a mediados de siglo Cuba se estaba convirtiendo en un polvorín. "Los criollos cada día estaban más desconectados de España. Los puestos relevantes de poder estaban vetados para ellos y los altos mandos de la colonia estaban ocupados por los peninsulares. Incluso estaban fuera de alcance para los ricos y personas influyentes de la isla. No tenían acceso al poder", explica la novelista con un fuerte acento aragonés.

Ese sentimiento de nacionalidad cubana se gestó en esos años. "Había tres corrientes claramente separadas. Los independistas puros y duros, favorables a utilizar las armas; los anexionistas, favorables a unirse con Estados Unidos: se llegaron a tener conversaciones para que comprasen la isla, pero la llegada al poder de Lincoln dio al traste con esos planes, el presidente americano se negó a comprar una isla donde existiese la esclavitud; y, por último, los reformistas, encabezados por Miguel Aldama, eran criollos muy ricos que negociaron con España tomar parte en el poder, pero no llegaron a ningún acuerdo y eso condujo a que en 1868 comenzase la conocida como la guerra de los Diez Años.

"Esa falta de visión, por parte de la monarquía y de los políticos condujo a una toma de conciencia sobre la independencia", señala Carmen Santos. Y continúa exponiendo su parecer: "los españoles consideraban a Cuba como un sitio al que expoliar". Esa falta de visión de futuro produjo las sucesivas guerras que concluyeron con la independencia en 1898. Nuestro gran año negro.

"Cuba siempre me ha fascinado. Me atrae y no sé por qué", aduce con sinceridad la novelista valenciana. Este sentimiento se nota, porque ha estado casi tres años documentándose para escribir la novela y otro tanto trabajando en ella y eso sin haber pisado nunca la isla caribeña. A punto estuvo de hacerlo pero problemas familiares se lo impidieron. Ahora que ya tiene la novela en las librerías espera poder realizar su sueño.

La esclavitud, los ingenios de azúcar, la mezcla de razas o el color de las construcciones, fueron algunas de las cuestiones que más la llamaron la atención de una isla paradisíaca y calurosa. Pero sobre todo, el carácter de sus habitantes. Hizo llegar a sus protagonistas a la isla con el sueño de la riqueza. "Valentina y Gervasio, su marido, eran muy jóvenes cuando parten para Cuba. Ella tenía unos escasos 19 años, él poco más, con escasa preparación y altas dosis de ingenuidad", describe.

Otro de los protagonistas, Tomás Mendoza, médico, huye de su pasado político y quiere empezar una nueva vida. Los azares del destino hacen que Gervasio muera en la travesía y a Valentina, viuda y sola, no le queda más remedio que trabajar en un burdel, "un golpe de suerte hace que pase de allí a formar parte de la alta sociedad", desvela la escritora. Se convierte en una persona de armas tomar, "endurecida por la vida. Valentina es una superviviente nata", añade.

El sueño de las Antillas está escrito como una saga familiar, como las grandes novelas del siglo XIX que tanto le gustan. Sus escritores favoritos son de esa época, Dickens, Flaubert, Pérez Galdós Tolstoi, Jane Austen o Brontë, lo cual se puede apreciar en la novela. "Mis anteriores obras eran de temáticas contemporáneas, con un poco de intriga. Pero ahora quería escribir esa literatura. Grandes amores, pasiones, venganzas... pero siempre desde la admiración", especifica. Para ella, "en los años sesenta se han hecho muchos experimentos y ahora estamos volviendo a hacer lo que se hacía en el siglo XIX. Ahí está la quintaesencia de la novela". Cree que todo está ya inventado, y también que hay autores actuales imprescindibles como Paul Auster o Rosa Montero.

Su novela es esencialmente de personajes. "Quería contar cómo se vivía en aquella época, contar algo de la historia de Cuba y, por supuesto, la historia de unos personajes desenvolviéndose en una trama que va in crescendo. No me gusta abrumar a los lectores con datos históricos", apunta. Su novela la define como coral y no sabría bien con qué personaje favorito quedarse; quizá con Valentina, pero no está segura. De lo que sí está segura es de que en su novela hay pasiones como las de antaño y literatura.

Entrevistas

@todoliteratura

Puede comprar el libro en:

                                                       Logo FNAC 
120x60

 

                                     IberLibro.com - 110 millones de libros nuevos, antiguos, agotados y de ocasión                                                   120 x 120

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame

Comenta esta noticia (Login)
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de TodoLiteratura
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.