www.todoliteratura.es
John Verdon
Ampliar
John Verdon (Foto: Javier Oliaga)

Entrevista a John Verdon, autor de “Controlaré tus sueños”

“Mis novelas no tratan temas sociales sino de la gente perversa que está diseminada dentro del tejido social”

martes 03 de noviembre de 2015, 08:36h
Add to Flipboard Magazine.

John Verdon es un escritor tardío. Desempeñó su trabajo como director creativo en diversas agencias de publicidad de Manhattan hasta que un día dijo: basta. Dejó su trabajo, abandonó la Gran Manzana y se fue a vivir con su esposa, profesora de profesión, a la zona rural de los Catskill. Con 65 años, azuzado por su esposa, comenzó a escribir después de haber devorado todos los libros de misterio, su género favorito, que encontró en su biblioteca.

  • John Verdon con su esposa

    John Verdon con su esposa

  • John Verdon

    John Verdon

John Verdon
John Verdon (Foto: Javier Oliaga)

En algo menos de dos años ya tenía escrita su primera novela, Sé lo que estás pensando, un potente thriller que publicaría en 2010 en todo el mundo con un fulgurante éxito de ventas. Antes había enviado el original a algunos amigos y editoriales. Recibió varias respuestas pero, sobre todo, la que más ilusión le hizo fue la del escritor británico, fallecido hace unos tres años, Reginald Hill, que le respondió con un escueto: “Bienvenido al club”. Para John Vernon el escritor británico “nunca escribió una mala frase”.

Desde entonces ha publicado cuatro novelas más y otra que está escribiendo en estos momentos. La última que acaba de publicar en España es “Controlaré tus sueños”, un thriller psicológico donde el protagonista de todas sus novelas Dave Gurney, después de tomarse un respiro en su profesión, acepta investigar a un hipnoterapeuta de fama mundial sobre el que recae la sospecha de haber provocado el suicidio de cuatro personas, mediante sugestión hipnótica. “Que cuatro personas tengan un mismo sueño es una situación completamente imposible que bien se merece una novela”, dice con un toque de ironía.

Su protagonista Dave Gurney guarda alguna similitud con él. Gurney se apoya en su mujer Madeleine y John Verdon, también. Ella es la que le incitó a escribir y la que le apoya en todos sus proyectos. Sin embargo, el autor estadounidense no se plantea la escritura como una profesión, sino más bien como un hobby. “Escribo porque me atrae una historia”, reconoce.

En esta nueva novela, Madeleine, en la que siempre se ha apoyado Gurney, comienza a tener unos rasgos de inestabilidad “esto hace que haya un componente de miedo, de terror, en el sentido de que está mostrando rasgos de inestabilidad y esto hace que sienta temor”, explica el autor americano. Le gusta involucrar a la esposa del detective porque “así tenemos dos puntos de vista diferentes. Mis historias no son como las novelas de detectives a la antigua usanza donde un solo intelecto resuelve el caso. Gracias a las aportaciones de su mujer es un personaje más interesante. Es consciente de que su mujer es más brillante que él, como yo lo soy de que mi mujer es más brillante que yo”, afirma con un toque de humor y un guiño a su mujer que permanece en la sala escuchándolo.

“Cuando Gurney se jubila se crea una película de que va a poder vivir una nueva vida y luego ve que eso es imposible”, manifiesta el escritor americano. En su fuero interno, Gurney sabe que en lo que él es realmente bueno es en desentrañar situaciones peligrosas y confusas. Cuando ve la complejidad de una situación no puede alejarse de ello y que tiene que llegar al fondo”, explica Vernon y continua diciendo “de hecho hay una cierta similitud conmigo. Cuando escribí la última novela me planteé dejarlo pero al final me encontré un poco perdido y así volví a retomar la escritura.

John Vernon define “Controlaré tus sueños” como “una novela psicológica y de emociones. En mis primeras obras armaba las novelas más de una forma policiaca, pero ahora me gusta más incidir en la novela psicológica, donde haya un componente de miedo, de terror”. En algunos momentos hay algún rasgo sobrenatural “pero si el lector continua hasta el final de la obra se dará cuenta de que todo tiene una explicación lógica, que no es tan esotérico, que más bien es un asunto demasiado sucio”, puntualiza.

“No necesité mucho tiempo para tener los conocimientos necesarios para escribir la novela tal y como yo quería tratarlo en la novela. No pretendo explorar la mente de las personas, sólo es una excusa para encaminar la novela hacia donde yo quería llevarla para la resolución del caso”, expone en la entrevista que mantuvimos con el autor en un conocido hotel madrileño enfrente del Congreso de los Diputados, edificio que le atrae por su majestuosidad.

Normalmente, los finales de sus novelas andan bullendo en su cabeza antes de empezar a escribirlas. “Lo que tengo en mi mente es una visión del conjunto del crimen que voy a tratar. Me lo planteo como un arqueólogo que se enfrenta a una ciudad enterrada. Allí ve ciertas piezas que se empiezan a asomar, otras que él se va a ir encontrando en el camino. Lo que siempre tengo claro es cuál ha sido el crimen o el delito y el resto va evolucionando a lo largo de la escritura”, aclara apoyándose en los movimientos de sus manos para enfatizar sus ideas.

“Mis novelas no tratan de gobiernos, ni de instituciones, ni de temas sociales, sino de la gente perversa que está diseminada dentro del tejido social. Los gobiernos pueden hacer cosas horrorosas como algunos sospechan, pero no me interesa tanto lo que puede hacer un determinado gobierno, sino lo que puede hacer un individuo. En realidad los gobiernos son grupos de individuos tratando de hacerse con el poder y de conservarlo. Me centro en el individuo que mueve esos hilos”, aclara el novelista.

El tiempo que tarda en escribir una novela varía según la situación. “En ocasiones mis novelas empiezan a cobrar vida en mi cabeza antes de empezar a escribirlas. Mi agente me dice que sería maravilloso poder sacar una al año, pero le he dicho que no me siento capaz, ya que mis historias son bastante complejas y no me gusta presionarme y meterme prisa. Para mí, lo ideal sería escribir una novela cada dos años”, nos revela para desesperación de su agente, que sabe que tiene en él a una gallina de los huevos de oro. La semana pasada se puso a la venta “Controlaré tus sueños” y en estos días se han agotado los ejemplares. Pero no se desesperen sus seguidores, que ya están en camino nuevos ejemplares para su presentación en Madrid, Bilbao y Barcelona, ciudades que visitará en esta semana.

Para desarrollar sus novelas se apoya en un sinfín de tarjetas donde va registrando sus ideas. “No paro de anotar ideas, para escribir una novela suelo utilizar alrededor de unas 500 tarjetas que voy colocando en tres actos diferentes. Casi como hacen los guionistas de cine, con una planteamiento, nudo y desenlace. Este último suele ser el que menos tarjetas tiene”, nos descubre.

Contra todo pronóstico se declara como “un tipo muy aburrido que me gusta escribir como lo hago. Y también lo que le gusta a mi mujer. No me gusta la violencia muy gráfica y explícita. Si se vuelve sádica, no puede seguir leyendo”, asevera. De ahí que no le gusten la mayoría de los escritores de novela escandinava. De ahí que prefiera al maestro Sir Arthur Conan Doyle y sobre todo su primera novela “El sabueso de los Baskerville”. También simpatiza con la literatura del escritor islandés Arnaldur Indriðason, que en España ha publicado con las editoriales Maeva y RBA.

“Para mí, la definición del mal es una falta de empatía. Los villanos de mis novelas son estos seres perversos que no muestran ninguna compasión sobre el sufrimiento ajeno y carecen de esa empatía”, concluye el escritor. Sus novelas están llenas de esos personajes sin principios y manipuladores.


Puedes comprar el libro en:


IberLibro.com - 140 millones de libros nuevos, antiguos, agotados y de ocasión Logo FNAC 
120x60
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (7)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Todoliteratura

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.