www.todoliteratura.es

"En un segundo" y "La palabra" los nuevos poemas de Ana María López Gallardo

jueves 18 de febrero de 2016, 22:13h
Add to Flipboard Magazine.
Ana María López Gallardo
Ana María López Gallardo

Ana María López Gallardo es una madrileña que escribe desde muy joven tanto poesía como relatos. Ha publicado dos relatos cortos en diferentes libros por ser finalista en dos certámenes de “Cuentos cortos” por la editorial Edisena, además tiene editado un libro de poesía y prosa poética titulado “Ángeles exiliados y errantes buscando un trozo de cielo” y “Travesía”, ambos incluidos en el mismo ejemplar.

“La palabra”
La vida son imprevistos, como dijo José Agustín Goytisolo.
Nada es seguro excepto la muerte, e incluso ésta tampoco exista,
Esperanza que se gesta en el origen, en las entrañas de un poema, que
Despierta emociones, y se va desarrollando como un feto,
Y finalmente aparece como el recién nacido,
La maravilla más grande incomparable.
Pero la palabra escrita perdura
Y se pierde en el olvido, quizá, y yerra, porque cumple.
Un principio y un fin que las horas cuentan,
El secreto de las arenas que se mueven, y adoptan formas,
Y no cesan de crear sorpresas
Que para siempre caducan,
Y en un atardecer tan hermoso,
Repleto de colores rojizos, dorados, azules…
Aquí, paseando por el campo santo
Rodeado de girasoles,
Arranco uno para colocarlo en el nicho de mi abuelo,
Mientras el cementerio en mitad del sembrado,
Llena de luz
El último vestigio de su ida imprevista.
“En un segundo”
Te escapas de mis manos que te atrapan y en un segundo de suspiro,
regresas al bosque de tus árboles centenarios que casi rozan el mismo cielo.
Te marchas a escondidas de mi regazo,
y presuroso recorres la luna plateada de los sueños.
Viéndote, contemplándote, admirándote, te busco entre mis cajones abiertos,
que dejan ver los oscuros secretos de
Una sombra palpitante, que desea ser iluminada.
Luz que te llevas mientras en tu mente se confunden mil canciones,
melodías que repites día a día, noche a noche.
Ventrílocuo del amor, no será otro quién te siga,
mientras caliente el sol de un campo sin espantapájaros, pero indemne.
Te marchas a escondidas de mi regazo, cuando acaricio tu corazón,
y me quedo allí, para siempre.
Te amo.



¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Todoliteratura

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.