www.todoliteratura.es

El Cid

Desperta Ferro Ediciones
Estamos ante un libro siempre polémico, porque el personaje de que trata lo es, y yo creo, modestamente, que hasta en esto está sobrevalorado. Todo ello venido desde la Castiella dependiente de Lleón. ¿Cómo es posible que la madre de Rodrigo Díaz pudiese viajar, ¡en pleno siglo XI!, hasta Vivar, estando la Curia Regia, de la que formaba parte su esposo, en la urbe imperial legionense?, ¡sorprendente!, desde mi otra profesión, que es la de médico; aunque no existe ningún tipo de reivindicación legionense cidiana en la capital imperial del Regnum Imperium Legionensis.

Me confieso apasionado de la pintura de Sorolla, desde siempre y conocía la estrecha vinculación que había existido y existe entre el pintor y The Hispanic Society of América. La posibilidad de contemplar su obra en Nueva York era un objetivo que me había propuesto cumplir, y que llevé a cabo, por primera vez, en el 2007. Al poderlo hacer, incluso con emoción, no solamente pude admirar la obra del pintor valenciano sino la magnífica presencia del arte español en Nueva York representado.

  • 1

El arduo reto de revertir la realidad de un personaje histórico devorado por su propio mito en un libro donde el lector no encontrará al héroe del Cantar, ni a un personaje de ficción, ni a un símbolo nacional, sino con un ser de carne y hueso, producto de su propio tiempo y su coyuntura.