www.todoliteratura.es

Pedro Farré

Durante mucho tiempo, la SGAE acaparó los odios de casi todos. Su celo en la defensa de los derechos de los autores la llevó a enfrentarse a los medios de comunicación, a la industria tecnológica, al gremio de la hostelería, y a la sociedad en su conjunto, por su dura e incomprendida guerra contra la piratería y las descargas en internet. Todo terminó en 2011, cuando una espectacular operación policial defenestró a la cúpula directiva de la entidad justo el mismo día en el que Teddy Bautista iba a ser proclamado, una vez más, ganador de las elecciones a la presidencia.

  • 1