www.todoliteratura.es

Candaya publica "Una canción de Bob Dylan en la agenda de mi madre", del escritor peruano Sergio Galarza

Una canción de Bob Dylan en la agenda de mi madre
Una canción de Bob Dylan en la agenda de mi madre

"Una canción de Bob Dylan en la agenda de mi madre" radicaliza la trayectoria literaria de Sergio Galarza, que se instala ‐ya sin la máscara de la ficción‐ en la escritura confesional. Enmarcada en la llamada ‘literatura del duelo’ y con el Perú de Sendero Luminoso como inquietante telón de fondo,


"Una canción de Bob Dylan en la agenda de mi madre" es una autobiográfica y despiadada historia, en la que Sergio Galarza relata sus años de formación como escritor en Lima y la silenciosa gesta de su madre, que decide enfrentar un cáncer sin tratamientos y sin comunicárselo a sus hijos, agrandando así el mito imperturbable de matriarca que había ido forjando año tras año. Huyendo en todo momento del efectismo sentimental y de los detalles truculentos.

Las “Novelas de duelo” son un género literario de larga tradición (que alcanzó quizás su máxima altura en Mi madre, in memoriam, de Richard Ford en 1988), pero también de saludable actualidad en nuestros días, como demuestran la gran aceptación crítica y de público de obras como La muerte del padre, de Karl Ove Knausgard, La hora violeta de Sergio del Molino, El comensal, de Gabriela Ybarra, o Mi libro enterrado de Mauro Libertella). Son historias que conectan con una diversa y amplia comunidad de lectores, más aún si, como pasa con Una canción de Bob Dylan en la agenda de mi madre, consiguen, apenas se pasan las primeras páginas, ganar la confianza del lector, gracias seguramente a su poder de penetración y a su apuesta por la claridad.

Una canción de Bob Dylan en la agenda de mi madre es el retrato de una de esas heroínas anónimas que te reconcilian con el género humano y dan sentido al mundo: una mujer que en un país devastado (el Perú de los 90, azotado por el terrorismo de Sendero Luminoso) lucha sin tregua contra las injusticias (llegó a ser amenazada por los narcos) y saca adelante a una familia, sacrificándose para que sus hijos no crezcan en un hogar dividido y animándolos a que busquen su futuro, aunque sea lejos del país destruido donde nacieron.

La novela aborda el tema universal (y tan atrayente para muchos lectores) del desencuentro entre padres e hijos, como se apunta ya en el llamativo título (la música de Bob Dylan, que no conoce fronteras espaciales ni temporales), metáfora perfecta de esa zozobra, de esa sensibilidad melancólica y de esa necesidad de búsqueda que en la que se reconocen finalmente la madre y el hijo protagonistas.

“Blowin’ in the Wind” de Dylan es la canción que descubre Sergio Galarza en la última entrada de la agenda de su madre. Este es el origen del título del libro, llamativo y muy reconocible que puede ayudar a diferenciar Una canción de Bob Dylan en la agenda de mi madre de otros libros: una marca pop de la cultura contemporánea.

Además de una novela de duelo, Una canción de Bob Dylan en la agenda de mi madre es una descarnada y muy honesta novela de formación, de trama muy atractiva y versátil: el proyecto de vida frustrado de un futbolista amateur, la estética sucia de los skater, la experimentación con las drogas, el descubrimiento identitario de la cultura indie, los desencuentros amorosos, la experiencia sórdida y estimulante de la emigración, el sueño finalmente consumado de convertirse en escritor en Europa.

Una canción de Bob Dylan en la agenda de mi madre es también la historia de cómo se forja una vocación, la de escritor: cuando Sergio Galarza ‘decide hacer de su dolor la escritura’ y el oficio de su vida. Y también una confesión: la historia más importante que él podrá escribir nunca es la de la persona que forjó su vocación, pese a la tristeza y el dolor que impregna todo el libro, pues esa historia sólo será posible cuando la protagonista muere.

Una canción de Bob Dylan en la agenda de mi madre es, sin duda, una novela de madurez. Aunque escrita con la rabia y el desenfado provocador que caracterizan el estilo de Sergio Galarza, su voz es aquí mucho más nostálgica, autorreflexiva y llena de matices: la indisimulada fragilidad cuando habla de su madre, la arriesgada lucidez cuando escarba y busca respuestas en la pérdida y en la muerte.

La edición española de Una canción de Bob Dylan en la agenda de mi madre viene precedida de las ediciones de Perú y Chile, donde ha sido magníficamente recibida por la crítica.

Puedes comprar el libro en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(2)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame

Comenta esta noticia (Login)
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de TodoLiteratura
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.