www.todoliteratura.es
Llega \'Soñar bajo el agua\', el último éxito de la tendencia editorial que arrasa en Reino Unido: las novelas feel good

Llega \"Soñar bajo el agua\", el último éxito de la tendencia editorial que arrasa en Reino Unido: las novelas feel good

viernes 15 de junio de 2018, 01:00h
Add to Flipboard Magazine.

En un entorno dominado por la incertidumbre política y económica florece un nuevo género que los anglosajones ya han bautizado como «up lit», la literatura que te sube el ánimo y despierta el optimismo. Historias de heroísmo cotidiano, de relaciones que enriquecen, de sentimientos, de amor y empatía que los lectores adoran.

\n

Justo a tiempo para el verano \"Soñar bajo el agua\" descubre el poder de las novelas feel good con una historia de amistad y coraje que nos recuerda la importancia de luchar por aquello que de verdad queremos. Una lectura luminosa y relajante para meditar sobre la vida que llevamos y la auténtica felicidad.

\"SoñarMientras camina, Kate se imagina que en algún rincón de la ciudad debe de haber alguien como ella, alguien que se siente solo en el salón de su casa y come mantequilla de cacahuete directamente del bote. Se pregunta si alguno de estos desconocidos la entendería si le contase lo que no puede contar a su familia: que hay días en los que no le apetece ni levantarse y que ha olvidado qué es sentirse feliz. Desde que se mudó a Londres, Kate, una joven reportera de un periódico local, se encuentra perdida y sola en una ciudad que le parece demasiado grande. Un día, le encargan escribir un reportaje sobre el cierre de la piscina local Brockwell, en Brixton, el barrio en el que vive. Es entonces cuando conocerá a Rosemary, una viuda de 86 años que ha visto como poco a poco han ido acabando con todas las cosas importantes en su vida: el cierre de la biblioteca donde trabajaba, la conversión en bar de copas de la que fue la frutería de su marido y, ahora, la amenaza de cierre de la piscina local donde conoció al amor de su vida y donde acude cada día a nadar y encontrarse con aquellos maravillosos recuerdos.

El encuentro entre estas dos mujeres cambiará para siempre la vida de Kate, que se irá dando cuenta de que esa piscina no solo es un lugar para refrescarse en verano, también es el corazón de una comunidad maravillosa que la arropará y la despojará de su soledad. Un lugar mágico donde no solo aprenderá a ser ella misma y a afrontar sus problemas de un modo valiente, también conocerá el amor.

Hay muchas formas de vivir, pero solo una nos conduce a la felicidad. 

Leer es un pasatiempo que, más allá de llevarnos de la mano a otros mundos y otras realidades, nos enriquece intelectualmente. Pero, además, ciertas historias nos enriquecen como personas y nos reconcilian con el mundo, ese que a veces nos hastía y nos deja abandonados sin saber qué hacer con nuestras vidas, nuestros sentimientos.

Hablamos de las novelas feel good, unas historias luminosas y sencillas en las que priman los buenos sentimientos y que nos ayudan a encontrar el equilibrio entre las obligaciones rutinarias y ese deseo innato por ser felices y encontrar nuestro lugar en el mundo. Una corriente literaria en auge que triunfa en la lista de los bestsellers porque cada vez más necesitamos de lecturas que nos reconforten y nos otorguen ese momento de calma y placidez que necesitamos en la celeridad de los tiempos que corren.

La novela feel good, una corriente literaria en auge

Un espléndido alto en el camino al que ahora se une Soñar bajo el agua, una opera prima optimista y valiente que nos refresca el alma con un chapuzón de nostalgia y unas lecciones inolvidables fraguadas en la amistad y el calor humano.

La piscina alberga muchos recuerdos para todos nosotros. Para los niños que nunca han estado en el mar, significa verano y libertad. Para los padres es el recuerdo de ver a sus hijos nadar por primera vez, ese momento en que tienes que soltarlos y dejarlos volar. Y para mí..., para mí, es mi vida.

Los ingredientes de una auténtica feel good

La solidaridad, la empatía, el amor o la amistad son los verdaderos protagonistas de unas lecturas que luchan contra la ceguera de una sociedad que olvida escuchar a quienes viven en ella, que obliga a girar la cabeza ante los problemas de los demás al grito de «no tengo tiempo».

Una lucha la de las feel good por recordarnos que no somos islas y que esa conectividad que creemos tener con las redes sociales en realidad nos aleja más de las personas. Nunca un mensaje podrá sustituir el calor de un abrazo sincero.

También florecen en ellas las amistades que creemos improbables, entre personas de diferentes generaciones, por ejemplo, como sucede en la novela de Libby Page. Un voto de confianza para no tener miedo de acercarse al otro, a aquel que no parece pertenecer a nuestro círculo, y que por eso puede resultar más estimulante y gratificante conocer.

Es así como estas novelas abonan un terreno común como punto de encuentro y se convierten en lecturas necesarias en la búsqueda de esas pequeñas cosas que nos unen a los demás. Son armas ineludibles para luchar contra la desigualdad y el abandono, pero también contra la soledad, ese mal endémico de nuestro tiempo.

En el caso de \"Soñar bajo el agua\", ese terreno que sirve como punto de encuentro se materializa en una piscina al aire libre, una forma de reivindicar la necesidad de cuidar esos espacios que ya existen en las ciudades y que, según la autora, «sirven para que personas de todas las edades y orígenes se reúnan y tengan la oportunidad de conectar».

Y, en el fondo de todo, está esa llamada al relax y a la calma, a tomarnos nuestros momentos para centrarnos en cuerpo y alma en algo que hacemos, aunque sea zambullirnos en ese olor que nos trae un bello recuerdo del pasado.

Mientras abre la bolsa de papel con los tomates para ponerlos en un cuenco, piensa en el puesto de Ellis, en cómo ha aspirado hondo por la nariz y en cómo aquel olor le ha recodado los espaguetis a la boloñesa de su madre.

Las feel good, siempre positivas, nos acaban dejando un poso que nos ayuda a ser mejores personas. Una vía de escape hacia un mundo más hermoso que nosotros mismos podemos ayudar a construir.

Cuando tienes la vista fija en el suelo, es complicado darse cuenta de las cosas.

Párense y escuchen las historias que otros tienen que contarles. Y disfrútenlo.

 

Una ruta diferente por Londres

«A pesar de tratarse de una historia inventada, la piscina Brockwell es un lugar real. Esta piscina al aire libre del sur de Londres se inauguró en 1937. Tiene una historia larga y compleja y estuvo cerrada unos años durante la década de 1990. En parte gracias a la campaña de los bañistas que la frecuentaban, acabó reabriéndose. Pero para mi historia preferí decantarme por la ficción e imaginarme qué sucedería si hoy en día se viera amenazada de cierre», explica Libby Page.

Como ella misma recomienda, la ciudad de Londres tiene unas bellísimas piscinas al aire libre: Tooting Bec, Parliament Hill, London Fields y el Serpentine Fields son sus favoritas.

Amén de esta historia, también fue el verdadero espíritu de comunidad del barrio de Brixton lo que sorprendió gratamente a la autora. Eso junto a las transformaciones que están sufriendo estos barrios londinenses sirvieron como inspiración para la emotiva historia que ha decidido contar en Soñar bajo el agua

Libby Page se licenció en periodismo de moda en el London College of Fashion antes de comen­zar a trabajar en The Guardian y, posteriormente, en marketing.

Vive en Londres, donde le en­canta descubrir nuevos lugares para nadar al aire libre, su gran pasión después de la escritura.

\"So­ñar bajo el agua\" es su primera novela y los dere­chos de traducción han sido vendidos a veinti­cuatro países. La productora Catalyst Global Media ha adquirido también los derechos para su adaptación cinematográfica.

Puedes comprar el libro en:

 

                                         \"\" \"\"

\n
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Todoliteratura

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.