• Diario Digital | Viernes, 22 de Junio de 2018
  • Actualizado 19:09

"Gorrión Rojo": El baile de la muerte

Jennifer Lawrence y Joel Edgerton protagonizan esta historia de espías que retoma muchos conceptos del viejo cine de espionaje para combinarlos con temáticas, tecnologías y estilos muy actuales. 

"Gorrión Rojo": El baile de la muerte

Thriller | 39 min. | USA 2018

Título: Gorrión Rojo.
Título original: Red Sparrow.
Director: Francis Lawrence.
Guión: Justin Haythe (Novela: Jason Matthews).
Actores: Jennifer Lawrence, Joel Edgerton, Jeremy Irons, Charlotte Rampling,

Estreno en España: 02/03/2018 
Productora: Chernin Entertainment / Film Rites / Soundtrack New York. Distribuida por Twentieth Century Fox Film Corporation

Distribuidora: Fox Spain.

 

Sinopsis

Dominika Egorova (Jennifer Lawrence) es una bailarina del Bolshoi que, tras una fractura se ve obliga a retirarse del mundo de la danza. Forzada por las autoridades rusas, como única forma de mantener sus privilegios y los de su madre enferma, la joven es reclutada por los servicios secretos de su país. Dominika formará parte de un programa ultrasecreto de la KGB llamado Gorrión Rojo. Allí, aprenderá el arte del espionaje utilizando métodos de seducción, un sistema muy eficaz para sacar información a los informadores enemigos. 
Su primer objetivo será un agente de la CIA afincado en Rusia, llamado Nate Nash (Joel Edgerton), que resulta ser quien maneja los activos de la organización en el lugar. Uno de esos activos es Mármol, un topo que lleva años infiltrado en las altas esferas del servicio de inteligencia exterior ruso. Por eso a Dominika le encargan la misión de descubrir la identidad del topo, un cometido fundamental. Pero de forma paralela ella se embarcará junto a Nate Nash en una espiral de amenazas, engaños y atracción sexual que pondrá en peligro tanto sus carreras como la seguridad de sus respectivas naciones. 

Crítica

Jennifer Lawrence y Joel Edgerton protagonizan esta historia de espías que retoma muchos conceptos del viejo cine de espionaje para combinarlos con temáticas, tecnologías y estilos muy actuales. Lawrence vuelve a reunirse con el director de las últimas tres películas de Los Juegos del Hambre, Francis Lawrence, quien cuenta además con un elenco que incluye a la nominada al Oscar Charlotte Rampling y al ganador del Premio de la Academia Jeremy Irons.

Es una película de guerra y es mucho más, porque la gran virtud de esta obra es la multitud de capas que va superponiendo hasta alcanzar una densidad extraordinaria.

Y esa actualidad tiene que ver con el personaje principal. Jennifer Lawrence interpreta a la rusa Dominika Egorova, una hermosa joven que debe asistir a una especie de escuela de espías conocida como Red Sparrow para luego poder servir a su país en misiones de altísima complejidad. Pero su entrenamiento quedará trunco dada la urgencia de una tarea en particular que la inteligencia rusa necesita realizar y que solo Dominika puede conseguir. Su objetivo se llama Nate Nash (Edgerton), quien vendría a ser el equivalente de Dominika en el mundo del espionaje pero para el bando contrario, los Estados Unidos. Resulta que Nash ha logrado infiltrarse en los más oscuros secretos rusos para dar con el nombre de un topo, un traidor que está pasando información confidencial a los americanos y es tarea de Dominika seducir a Nash para hacerse con el nombre del desertor.

Gorrión rojo : Foto Joel Edgerton

Ya desde esa premisa la película aborda la temática de la belleza femenina como un instrumento para lograr un fin y esto lo hace con la estética, los giros inesperados y el suspenso característico de ese cine clásico de espionaje aunque muy lejos de su faceta machista y anticuada en su tratamiento. Ya en esa etapa de aprendizaje y a partir del personaje de Charlotte Rampling, una especie de institutriz para los alumnos de Red Sparrow, es que la película aborda el tema, minimizando el valor superficial que se le da a la estética, al sexo y a todo lo que tenga que ver con la carne, entendida como algo ajeno tanto a la mente como a lo que verdaderamente define a una persona.

Gorrión rojo : Foto Charlotte Rampling

Y esta mirada general estará presente durante el resto de la trama que tiene que ver con el trabajo de inteligencia y supervivencia que la protagonista encarará cuando se vea atrapada entre su gobierno que la utiliza, no la valora y de hecho la amenaza con matar a su madre si no cumple con sus cometidos y el bando contrario que le ofrece asilo y protección a cambio de traicionar a su patria. Su decisión se tornará todavía más difícil cuando empiece a desarrollar sentimientos que van mucho más allá de lo laboral por su objetivo, el agente Nash.

Gorrión rojo : Foto Jennifer Lawrence

Pero en medio de esto falta algo. La película no empieza con agentes secretos ni con Operación Red Sparrow: El baile de la muerte 4persecuciones a alta velocidad o un tiroteo en las calles de Moscú. Empieza en el Bolshoi. Lo primero que sabemos de Dominika es que es bailarina clásica y está protagonizando las primeras funciones con el ballet Bolshoi, tal vez el más prestigioso del mundo. Todo esto le permite pagar las cuentas de la casa y mantener a su madre enferma. Pero el final de su primera función termina en tragedia cuando la estrella masculina del espectáculo aterriza luego de un salto particularmente difícil sobre el gemelo izquierdo de Dominika en pleno escenario, arruinando la función, la pierna de su compañera y su promisoria carrera. Ese desencadenante, que de la noche a la mañana arruina la vida de la protagonista, es el que da pie a lo ya dicho cuando el tío de Dominika, funcionario del gobierno ruso, le propone servir a su país (y continuar aportando plata al hogar) mediante el programa Red Sparrow. Que sea su propio tío el instrumento de la corrupción y extorsión del gobierno ruso es lo que termina de moldear al personaje de Dominika y su lucha contra el abuso del que fue víctima en todas las etapas de su vida.

Gorrión rojo : Foto Jennifer Lawrence, Thekla Reuten

Operación Red Sparrow combina una buena historia de espionaje clásico con la complejidad de un relato moderno con buena carga de compromiso social. El elenco principal, las vueltas de tuerca sobre el final y el permanente clima opresivo que la película mantiene de principio a fin terminan de darle forma a una gran propuesta de cine de suspenso, con toques de policial negro y escenas de una crudeza estremecedora.