• Diario Digital | Jueves, 20 de Septiembre de 2018
  • Actualizado 02:48

ENTREVISTA AL AUTOR DE “LA RISA FINAL”

Fernando Royuela: “Las dos Españas surgen de la Guerra de la Independencia”

La risa final” es la primera novela histórica que escribe el escritor madrileño Fernando Royuela. La acción de la novela transcurre en la mal llamada Guerra de la Independencia.

Fernando Royuela: “Las dos Españas surgen de la Guerra de la Independencia”

“La denominación de la Guerra de la Independencia es un invento de los autores románticos. En su tiempo se la conocía como la guerra contra el gabacho o la revolución española”, afirma Fernando Royuela nada más comenzar la entrevista. No cree que su obra sea una novela histórica. “Es una novela de aventuras en la historia de la invasión napoleónica. Tiene los ingredientes necesarios para ser una parodia que contiene muchas reflexiones sobre la guerra”, señala meticulosamente.

Para Fernando Royuela la principal virtud de las novelas es “que enganchen al lector desde la primera página”. Quizá por ello tenga su novela un comienzo electrizante. “Me he inspirado en las películas de James Bond cuando al principio cuentan una historia que tiene o no tiene nada que ver con la trama principal, pero que te engancha y te deja boquiabierto”, expone convencido. Además, el comienzo es un homenaje a Cervantes y los manuscritos perdidos. Un juego de espejos del Quijote de este autor que más quevedea que cervantea.

La protagonista de la novela en una mujer Rosario la China nacida en Filipinas y que termina como bandolera durante la guerra. “Quería ponerme en la piel de una mujer que vivió hace 200 años y que cuenta su historia desde la vejez, con toda la calma que se tiene en la vejez, lo que me da pie para poner una cierta distancia, por eso hay muchas reflexiones sobre la historia de España”, desgrana el autor madrileño.

Royuela-VEn opinión del autor de “La risa final”, la guerra de la Independencia fue mucho más. “Fue una guerra civil entre los tradicionalistas y los progresistas, entre los partidarios de la religión y los afrancesados y fue una guerra entre ejércitos europeos, los franceses por un lado y los ingleses por otro. Se habla mucho de los desmanes del ejército francés pero lo británicos protagonizaron unos saqueos terribles”, cuenta con pasión Fernando Royuela.

“Las dos Españas surgen precisamente en la mal llamada Guerra de la Independencia. Fueron momentos muy contradictorios. Por una parte, teníamos a los afrancesados que eran liberales y traidores para los patriotas y, por otra, a los tradicionalistas que eran defensores de las prerrogativas que provenían de la Edad Media. Todo un conflicto interno entre la pasión y la emoción”, explica con lucidez.

Hubo muchos liberales que colaboraron con los franceses como es el caso de Francisco de Goya. Otros veían a los franceses como mantenedores del orden. Hay que recordar que ya se había producido motines como los de Aranjuez y temían que sucediese lo mismo que ocurrió en la Revolución Francesa. Querían que hubiese paz para disfrutar de los privilegios que les daba la monarquía y vieron a Bonaparte como principal sostenedor del control establecido. Con el clero ocurría lo mismo, el alto clero estaba a favor del orden y de los franceses y el bajo clero estaba a favor del pueblo.

“El sarcasmo es un instrumento de defensa contra la opresión”

La novela destila humor a raudales. “El sarcasmo es un instrumento de defensa contra la opresión. En el siglo XIX, llegó a haber más de 200 publicaciones satíricas, en el franquismo se hacía oposición desde revistas como La Codorniz o Hermano Lobo. Ahora, vivimos un periodo de corrección social donde la autocensura está haciendo mucho daño. Si me autocensurase, no escribiría”, sostiene el escritor.

De ahí que buscase a personajes muy peculiares para su novela. “Rosario es una mujer de rara belleza proveniente de un territorio que no está contaminado por la realidad peninsular, una auténtica superviviente que busca su papel en el mundo y Mataperros es un bandolero que conoce a la perfección el terreno que pisa y que su móvil es la venganza”, describe Fernando Royuela con pulso firme y añade “de joven me encantaba la serie Curro Jiménez pero quería alejarme del tipo romántico de bandolero que tenía”.

Si me autocensurase, no escribiría

Para Fernando Royuela el escritor que mejor ha contado la Guerra de la Independencias ha sido Pío Baroja, muy por encima de Galdós. “Baroja es mi auto refugio, baste leer El escuadrón del Brigante para comprenderlo”, asevera y continúa diciendo “me gusta utilizar la historia para componer una narración. Creo que lo que hago es recrearme en la historia”.

Royuela

Para terminar, señala que “la idea central del libro es hacer una reflexión sobre el humor como forma de resistencia y, por supuesto, no aburrir al lector”, concluye el autor de “La risa final”. Ni que decir tiene que lo consigue plenamente. Su novela no es ni mucho menos aburrida. Llena de sarcasmos, divierte a la vez que nos hace reflexionar sobre esas dos Españas contradictorias que apoyaban por un lado la libertad y por otra pedían la vuelta de las "caenas".

Puedes comprar el libro en: