• Diario Digital | Sábado, 18 de Agosto de 2018
  • Actualizado 14:08

Premiar la lectura con golosinas divertidas

Los padres lectores pueden hacer que el aprendizaje sea más didáctico y divertido al motivar a sus hijos a leer sus libros de fantasías, de épica, de dragones y cuentos de hadas con chucherías temáticas y en paquetes para compartir con sus amigos. Además pueden adquirir productos de calidad y precios baratos para no salirse del presupuesto y forma cómoda en tiendas online.

Golosinas divertidas
Golosinas divertidas
Premiar la lectura con golosinas divertidas

Gominolas en línea para los más pequeños

Las madres y padres pueden compartir la lectura con los más pequeños, por ejemplo, leer un capítulo de uno de los libros de Harry Potter o si son más pequeños, el cuento de Caperucita Roja, y regalarles una chuchería mientras hablan de las acciones de los héroes y los villanos y sobre la moraleja de las historias. También pueden adaptar la lectura y los premios a la ocasión con gominolas  dulces, ácidas, en todos los colores y divertidos diseños para Halloween, Navidad y cumpleaños.

Aquellos que no tienen el tiempo ni la facilidad de ir en coche a comprar golosinas, ahora las pueden elegir y comprar online, y las tendrán en un máximo de 24 horas. Disponen de la facilidad de escoger en un amplio catálogo las golosinas online en la cantidad que deseen. El proceso es muy fácil y rápido desde un ordenador, una tablet o un smartphone.

Con azúcar y sin azúcar  

Los niños diabéticos también pueden compartir esta experiencia de lectura compartida con papá y mamá sin preocuparse de azúcar que pueda afectar su salud. ¿Quién dijo que las golosinas sin azúcar no pueden ser divertidas? Los adultos pueden intercambiar chuches como caramelos de fresa, chocolate, menta, frutas surtidas sin azúcar con adivinanzas, puzzles y acertijos para un momento didáctico y cultivar la relación entre padres e hijos.

También los cumpleaños y festividades como Halloween pueden ser ocasiones para hacer juegos infantiles divertidos, confeccionar disfraces asombrosos y crear situaciones felices con cuentos de misterio y suspense como Frankenstein o los cuentos cortos de vampiros y ofrecer a los hijos y sus amigos un Halloween diferente con caramelo líquido y regaliz.

Precios de fantasía

Tampoco es necesario vaciar los ahorros para adquirir las golosinas, gracias a las promociones de los sitios online que ofrecen increíbles promociones de chuches baratas para los pequeños, sin rebajar la calidad de los productos. Los catálogos tienen paquetes de flores, rosas, corazoncitos de gominolas en todos los sabores cítricos y ácidos que pueden servir como premios de excelentes calificaciones al fin del año escolar y el momento dulce del día en las vacaciones de verano.   

Al adquirir las golosinas en bolsas de promociones especiales, la compra puede salir más económica. Las hijos pueden celebrar sus cumpleaños en sus escuelas y compartir con sus amigos las más divertidas chucherías y gominolas con diseños infantiles, de carnaval para todas las ocasiones. En Halloween los padres pueden organizar o ayudar a sus amigos al llevar paquetes de gominolas baratas como dulces con azúcar y sin azúcar de todas las presentaciones a fin de no poner en riesgo la salud de los niños.     

Recetas increíbles

Un postre es la recompensa de una media jornada exitosa de los hijos tras comer y es el complemento en calorías de su  alimentación saludable. En el blog iRecetario los padres pueden encontrar fáciles y divertidas recetas para hacer postres con frutas, chucherías y gominolas. Tras hornear un sencillo bizcocho, el chef de la casa puede decorarlo con divertidas nubes recubiertas de chocolate.

Estas divertidas y sencillas recetas pueden ser hechas de forma compartida entre padres e hijos, por ejemplo preparar deliciosas natillas cremosas caseras para el desayuno y la merienda que pueden acompañar con chucherías y gominolas de todos los colores y divertidos diseños. También para cumpleaños, bautizos y primeras comuniones, sin olvidar que este Halloween que puede ser increíblemente divertido cuando los niños lleven regalices, caramelos, chocolates y algodones de azúcar en varias formas y colores para sus amigos.     

Leer con los más pequeños no tiene que ser una experiencia aburrida, sino que puede ser un momento para compartir y desarrollar la comunicación y confianza entre padres e hijos. Al acompañar la lectura de cuentos de aventura, suspense, amistad y fantasía con las golosinas favoritas se premia el esfuerzo, además de controlar qué comen los pequeños y mantener el nivel de azúcar adecuado para una alimentación equilibrada.