www.todoliteratura.es
Carlos Vico
Ampliar
Carlos Vico (Foto: Javier Oliaga)

Entrevista a Carlos Vico, autor de “Superviviente”

“El ser humano usa la crueldad de forma gratuita”

domingo 02 de octubre de 2016, 02:39h
Add to Flipboard Magazine.

Carlos Vico es un verdadero superviviente, parece una obviedad pero, por lo que ha vivido pocas personas en el mundo lo podrían haber hecho. Después de hacer un Dakar, de haberse congelado en Groenlandia y de haberse achicharrado en el Sáhara, ha decidido escribir un libro contando sus todas sus experiencias. Todo es un mero preludio a su próxima aventura, atravesar Siberia andando perseguido por tres cazadores rusos.


  • Carlos Vico en Groenlandia


  • Carlos Vico en el desierto


  • Carlos Vico

  • Carlos Vico

    Carlos Vico

Carlos Vico
Carlos Vico (Foto: Javier Oliaga)

La primera impresión que nos da, al estar cara a cara con Carlos Vico es que está cuadrado. Más parece un luchador de cualquier arte marcial que un escritor. Sin embargo, en la conversación que mantuvimos en la cafetería de un hotel madrileño, da muestras de ser una persona reflexiva, aunque, claro está, un poco loco. Él mismo lo reconoce. “Hay que estarlo para hacer lo que yo hago”, afirma. Un loco cuerdo.

Para el autor de Igualada, “el libro tiene muchas lecturas. Él que busca aventura, la encuentra. Él que busca lecciones de supervivencia y de autoayuda, también. Pero sobre todo, el lector va a encontrar lecciones de vida”, explica de manera parsimoniosa pero enérgica. En sus expediciones se ha enfrentado a la muerte en más de una ocasión. “La muerte es un acto muy íntimo, cuando te vas a morir estás solo, se te desconecta el cuerpo y empiezas a revivir un infierno y no sabes lo que va a pasar. Tienes miedo pero cuando lo comprendes, desaparece” expone con lucidez y añade “yo recordé todo lo malo que hice con una intensidad espectacular y entendí que lo que haces lo vas a pagar”.

Su primera expedición en solitario fue a los Alpes, pero la que le cambio toda su percepción de la vida fue la primera que hizo ya de modo profesional, con patrocinadores a Groenlandia. “Lo que aprendí en Groenlandia no lo habría aprendido ni en diez vidas”, señala. Aprendió cómo funciona el cerebro. “Me di cuenta que era un todo, lo bueno y lo malo. Todo está en uno mismo. La mente es increíblemente fuerte”, expresa con rotundidad.

“Cuando estoy en una situación apurada intento no focalizarme”, detalla. Tiene un método que hasta el momento le ha resultado infalible: Para-respira. Piensa-actúa. “Es necesario para abrir la mente y no caer en la hiperventilación y su consecuencia en el pánico. Así consigues el acceso a la intuición y la creatividad para enfocarte en la solución del problema. Sólo cuando estás calmado, tienes acceso a la inspiración. La calma te da la precisión y la precisión te da la velocidad para solventar rápidamente los problemas”, explica.

Gran parte de los conocimientos que ha adquirido en su vida, provienen de su abuelo, de su tío Lolo y de un amigo del pueblo, Varo; por supuesto, también de su padre. “Mi padre se jubiló a los cincuenta años, me traspasó su empresa, una cristalería, justo en el momento de la crisis. La perdí. Me fui a correr con él el Dakar, tuvimos muchos problemas y tuvimos que abandonar después de cuatro jornadas”, recuerda sin dolor. Ya que es consciente que la empresa la perdió por la crisis, no por mala gestión y el Dakar por la falta de preparación.

La crisis le ayudó a plantearse su vida y decidió que debía hacer lo que le gustaba. “Me fui al campo. Ahora vivo como un rey. Vivo con menos, pero vivo diez veces mejor que antes, ya que disfruto mucho más”, comenta. En el campo ha encontrado el tiempo que antes no tenía para vivir. “Yo como lo que cazo y así se lo enseño a mis hijos. El ser humanos usa la crueldad de forma gratuita, por maldad”, apostilla con firmeza.

Carlos Vico se muestra muy crítico con la educación que se da a los niños. “La sociedad nos inculca el miedo para ser dependientes. Ahora, los niños crecen viendo la televisión, no se les enseña de verdad. Hay demasiada psicología, demasiado proteccionismo y somos muy permisivos”, opina razonadamente. Cree que en la naturaleza se aprende mucho más que lo que pueden aprender en el colegio y más si has estudiado en los Maristas como él.

“Yo soy una persona que la encanta escuchar. Aprendes mucho oyendo y observando. Suelo analizar todo lo que me pasa y de ahí elaboro nuevas estrategias para conseguir mis fines. Adonde fueres haz lo que vieres”, expone con lucidez. Ahora está preparando su próxima aventura a Siberia, para ello cuenta con el apoyo de tres socios capitalistas que financian la aventura.

Cuando se le pregunta qué es lo que intenta demostrar con estas aventuras nos dice: “quiero buscar mi límite. No quiero demostrar nada a nadie, sólo a mí mismo. Todo lo que sé lo he sacado de aprendizajes míos”. Carlos Vico con todas sus experiencias ha querido escribir el libro “Supervivientes”. “Escribir me ha servido para analizar mis experiencias, para comprenderme un poco mejor”, apostilla.

Tal es así, que ya está pensando escribir un nuevo libro. Será algo parecido a este que se acaba de publicar pero, en esta ocasión, será una novela. “Me gusta más la ficción, en ella está la imaginación, la creatividad”, concluye.

Puedes comprar el libro en:




¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (7)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+

0 comentarios