www.todoliteratura.es
Montse Barderi y Emma Vilarasau
Ampliar
Montse Barderi y Emma Vilarasau

Entrevista Montse Barderi y Emma Vilarasau, autoras de "Caminos para un reencuentro"

“El libro tiene una visión del tiempo en que vivieron que en algunos casos fue premonitoria de la época actual”

Cada vez más, se están escribiendo libros a cuatro manos. Montse Barderi, escritora y periodista, y Emma Vilarasau, reconocida actriz, han juntado sus fuerzas para escribir una original novela que tiene a dos mujeres excepcionales como protagonistas. El resultado ha sido “Caminos para un reencuentro”, una novela que en su versión en catalán ha conseguido unas ventas espectaculares.


  • Montse Barderi y Emma Vilarasau

Caminos para un reencuentro
Caminos para un reencuentro

Ella Maillart y Annemarie Schwarzenbach son las dos protagonistas de la novela que emprenden un espectacular viaje en vísperas de la Segunda Guerra Mundial. Apoyándose en una supuesta correspondencia, las dos autoras han pergeñado una novela original y diferente que nos muestra las vidas de las protagonistas con toda la intimidad que es posible. Un texto muy atractivo que acaba de publicar la editorial Huso.

¿Cómo surgió la idea de escribir una novela sobre Ella Maillart y Annemarie Schwarzenbach?
Emma Vilarasau (EV): Con Montse nos estábamos planteando escribir un obra de teatro epistolar, casi de manera simultánea Montse recibió la novela de Ella Maillart “ El camino cruel” después de leer sobre ellas, su viaje, sus vidas, pensamos que teníamos dos personajes muy potentes que nos permitían fabular su relación y hablar de los temas que a nosotras nos interesaban.

Montse Barderi (MB): Por mi parte surgió del deseo de realizar un proyecto con Emma. Así que de alguna manera estábamos buscando un tema, una posibilidad. El descubrimiento del viaje que dos mujeres realizaron en el año 39 para vencer la adicción a la morfina y conseguir el dominio de ellas mismas, nos pareció fascinante y la piedra angular desde donde empezar tanto a estudiar como a inventar.

Fueron dos personajes muy diferentes y contradictorios. ¿Por qué se fijaron en ellas?
EV: Creo que es bastante evidente, no son dos mujeres corrientes. El coraje que nos demuestran en sus libros, vivieron como creyeron que debían hacerlo siguiendo sus anhelos, se inventaron y reinventaron su vida, eran aquello que querían ser, o luchaban tenazmente para conseguirlo y asumieron las consecuencias. También la época en la que vivieron nos parecía interesante.

MB: Nos fijamos en ellas por la dedicatoria que escribió Ella Maillart en el libro “El Viaje Cruel”. Ella Maillart explica la historia del viaje que realizo en el año 39 con Annemarie Schwarzenbach y le pone por título “El viaje cruel”. Cruel significa que se deleita en hacer sufrir o se complace en los padecimientos ajenos. Cruel también significa insufrible, excesivo, duro, una batalla. Califica el viaje de cruel pero, curiosamente, en la dedicatoria de este mismo libro, dedicado a Annemarie escribe “Estoy privada de la profundidad que vivía en su mirada, en su universal exigencia, de su inextinguible sed de lo absoluto”, para mi este punto de poder recibir el máximo bien y el máximo mal, es una de las formas de la pasión.

¿Qué aportaban estas dos extraordinarias mujeres que a ustedes les llamase tanto la atención?
EV: Toda una visión del tiempo en que vivieron que pensamos que podíamos utilizar y que en algunos casos fue premonitoria de la época actual.

MB: A mi me pareció que me aportaban la posibilidad de crear una historia con un trasfondo biográfico donde la documentación conviviera con la creación literaria, siguiendo la estela de una autora que he estudiado mucho, Marguerite Yourcenar, que cada vez que escribía intentaba crear cimas de comprensión humana.

Escribir a cuatro manos es, en ocasiones, complejo. ¿Cómo se dividieron el trabajo?
EV: El trabajo lo organizamos sobre la marcha no teníamos planeado dividirlo, sino fusionar la escritura de Montse con mi experiencia teatral, eso fue lo que más nos gustaba de la escritura. Unir dos maneras diferentes de usar la palabra, la dicha y la escrita.

MB: Escribir a cuatro manos es imposible. La gente escribe una parte cada una y lo junta, por eso frecuentemente los textos chirrían y cuesta que haya una unidad. Nosotros nos inventamos otro sistema, hacerlo a dos voces, partir de la palabra viva y no escrita, transcribir la carta dicha, repasar y mejorar la carta escrita. Un nuevo método creado de un deseo instintivo de crear juntas, el resultado es un libro que se ha hecho haciéndolo.

La novela está escrita en forma de epistolario. Cada una de ustedes asumió el papel de alguna de las protagonistas en especial o trabajaron ambas los dos personajes.

EV: Ambas trabajamos, sentimos, respiramos y hablamos como ambas.

MB: Las dos hicimos cada carta junta, las dos hicimos los dos personajes, cuidando que hubiera un lenguaje propio para cada una. Annemarie es más poética, Ella no tanto pero también es escritora. Por tanto las dos hemos hecho los dos personajes.

Ella Millart fue una reputada escritora de libros de viajes. ¿Qué facetas de su personalidad destacarían?
EV: Era una persona practica, disciplinada y casi obsesiva en la consecución de sus decisiones, no regateaba esfuerzos no veía imposibles sino posibilidades.

MB: Para mi Ella Maillart significa la máxima autonomía, la libertad, se podrían hacer mil libros de su vida, y relatar que fue la primera periodista que entrevistó el rey de Himalaya después de muchos años cerrado a la civilización occidental. Fue la primera en ir en lugares prohibidos y sagrados pero si consultas la historia de Himalaya en la wikipedia no encontrarás su nombre en la lista de sus exploradores. La heroína olvidada. Me parece el símbolo de la libertad y de una vida vivida con sentido. Me hace gracia porque Emma la escogió como la mujer común no atormentada, la mujer que se levanta cada día, la currante, pero es la que de verdad hace proezas sin parar. De hecho Emma para mi también es así, se ve como la mujer común, y para mi es la mejor actriz de Cataluña y una mujer con un talento creativo, narrativo espeluznante. Me encanta su manera de verse como una mujer común, y reflejarse en otra mujer común que también es extraordinaria.

Annemarie Schwarzenbach tuvo una personalidad muy compleja y turbulenta. ¿Qué fue lo que más le sorprendió de su persona?
EV: Su extrema fragilidad unida a su fortaleza. Tenia las dos caras del alma , era luminosa a ratos y terriblemente oscura . Su ambigüedad, su sufrimiento, su búsqueda constante, su tormento, su poesía.

MB: Lo que más me sorprendió de su persona fue sus contrastes, su fuerza y fragilidad, su tormento y lucidez, su belleza, su ambigüedad, su sensualidad, su brillantez poética, su terrible sensibilidad que la hace tan vulnerable a la propia vida.

La novela se desarrolla en plena Segunda Guerra Mundial, un par de años después de realizar el viaje a Kabul. ¿Por qué han escogido ese momento para contar la historia?
EV: El viaje ya se ha narrado , incluso por ellas mismas. Queríamos inventarnos una relación no escribir sobre lo leído, de ese periodo no sabíamos gran cosa y nos permitía relatar una ficción.

MB: Ellas realizaron el viaje en el 39, duró medio año y durante el viaje estalla la guerra. Después imaginamos sus cartas y simplemente había una guerra que no podíamos obviar. Nos condicionó, claro, eran hechos demasiado terribles para no hacer constantes referencias, para no escribir su posición frente la guerra e incluso nos determinó para poner fechas en las cartas, ya que existía la censura y había un período mínimo para recibir una carta que tuvimos que respetar.

¿Cómo describirán la odisea emprendida por ambas mujeres?
EV: Dos mujeres emprenden un viaje a tierras desconocidas y exóticas, duras y extrañas, que las llevaran también hasta el fondo y la esencia de si mismas. Creo que eso deberíamos hacer al viajar, revisar nuestra mirada sobre las cosas los lugares y nosotras mismas.

MB: Es una odisea compartida, el un deseo de muchas mujeres del período de entreguerras de descubrir oriente. Isaac Dinesen, Vita Sackville-west, Gertrude Bell o Agatha Christie fueron otras que se atrevieron ya que el periodo de entreguerras en Europa y América fue un momento de especial libertad para las mujeres.

¿Qué momento le ha parecido más sorprendente?
EV: Hay muchos momentos increíbles. Visto desde ahora el mismo viaje lo es. Ahora seria absolutamente inaccesible para dos mujeres ( creo también que para dos hombres ) el recorrido que ellas hicieron. Pero uno de los momentos que me parece más duro y sórdido es precisamente el final, su despedida.

MB: Tal vez cuando Annemarie inventándose enfermedades hacía comprar medicamentos a Ella que estaban llenos de morfina y la pobre no lo sabia, como la engañaba para seguir consumiendo.

¿Cómo se han documentado sobre las protagonistas?
EV: Leyendo todos sus libros y entrevistas y todo lo que hemos podido encontrar.

MB: Nos hemos documentado comprando toda su obra, que afortunadamente está en francés, y en algunos casos en español, como el excelente trabajo que están haciendo las editoriales Minúscula y la La Línea del Horizonte.

¿Cómo han superado la dificultad de desconocimiento de ambas viajeras?
EV: Documentándonos y después permitiéndonos imaginar y crear la relación que ha nosotras nos interesaba contar.

MB: Sí, leyendo, entrando en su cosmovisión, intentando entrar en su tono lingüístico pero a partir de aquí utilizarlas como personajes literarios para que hablaran de lo que a nosotras nos interesaba.

Caminos para un rencuentro” se ha mantenido varias semanas en los primeros puestos de las listas de venta en catalán. ¿A qué creen que es debido el éxito de su novela?
EV: Habla de una relación difícil que requiere una segunda oportunidad. Entre dos mujeres inteligentes que se miden , que se entregan, que se exigen y se acompañan. Es una historia de amistad y de amor de dos seres heridos que desean ante todo llegar a la verdad de ellas mismas. Es un homenaje a “la carta” una manera diferente de hablar. Y es también un homenaje a toda una generación de mujeres que casi se borro de los libros de historia.

MB: Creo que se nota que es de verdad, escrito de verdad, que hay autenticidad, y si alguien le da una oportunidad, acostumbra a leerlo dos veces: una para saber qué pasa, la otra para disfrutar de la escritura.

¿Qué creen que aportan de nuevo su libro?
EV: Creo que al utilizar un lenguaje “ teatral “ le confiere una urgencia y un ritmo diferente, los personajes esperan con impaciencia, no hay tiempos muertos, en cada carta se juegan mucho, como en la acción teatral cada réplica te conduce a la siguiente , y la trama se construye mientras pronuncias tus palabras. También creo que hemos podido combinar y mantener la profundidad y poesía de algunas de sus reflexiones con un lenguaje aparentemente más directo pero enormemente rico y elaborado.

MB: Creo que nuestro libro consigue hablar de una historia muy concreta, y conectar con aspectos humanos universales. Creo que es un libro que hace un sincero homenaje a las mujeres del pasado y que ha conseguido formar parte de la sensibilidad de muchas personas, más allá de sectores concretos.

En la foto suya del libro parece que se lo han pasado bien escribiendo el libro. ¿Hubo algún momento de tensión entre ustedes durante la escritura del mismo?
EV: No, la verdad es que el trabajo ha sido fluido, confiamos plenamente la una en la otra y no poseemos una gran vanidad, lo que nos permite saber fácilmente que es lo mejor para el libro . Y deseábamos sinceramente pasarlo bien aprendiendo una de la otra. Esto no era un encargo, no teníamos ninguna obligación, sino nos salía bien podíamos pasar página y intentar otra cosa. Eran encuentros por placer.

MB: Por mi parte no, siento admiración, respeto, para mi Emma es una autoridad, y los encuentros con ella eran verdaderamente enriquecedores, no me refiero solo como trabajo, me refiero también personalmente, afectivamente, intelectualmente. Para crear tienes que mostrar el alma y Emma puede ver mi alma sin que me sienta en riesgo, siento una enorme seguridad y confianza. Ella también ha hecho este proceso tan delicado y arriesgado de crear frente a mi mirada y le agradezco el riesgo y la confianza. Por tanto no ha habido momentos malos, tal vez los habrán en el futuro si no la tengo a mi lado.

¿Cómo ha sido el proceso de traducción al castellano? ¿Han quedado satisfechas con el resultado?
EV: Dado que el castellano es nuestra segunda lengua, no hemos traducido sino reescrito. Nos parecía más honesto.

MB: No lo hemos traducido. Hemos escrito paralelamente los dos, los dos salieron al mismo tiempo.

¿Seguirán escribiendo libros juntas?
EV: Esperamos y deseamos que se de la ocasión. Ganas no nos faltan.

MB: Si, ganas tengo pero quiero hacerlo bien. Este libro ha puesto para nosotras el nivel muy alto. Emma es una mujer muy ocupada por el teatro, y el próximo proyecto también quiero disfrutarlo, saborearlo, hacerlo plenamente y a conciencia, con el tiempo necesario. Si antes tenía la intuición que Emma es mi interlocutora creativa, ahora tengo la certeza. Con ella puedo crear obras que verdaderamente me interesen y con capacidades que no tengo sola, pero es necesario crear un espacio en su tiempo para crear juntas, pero a decir verdad, no me preocupa, nos queda la vida por delante.

Puedes comprar el libro en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.