www.todoliteratura.es

"El despertar de la señorita Prim" de Natalia Sanmartin Fenollera

jueves 23 de octubre de 2014, 13:23h
Add to Flipboard Magazine.

Natalia Sanmartin Fenollera es una joven periodista y escritora gallega que con su primer libro El despertar de la señorita Prim ha conseguido interesar a reconocidas editoriales de todo el mundo para publicar su libro antes incluso de que estuviese publicado en España, en donde la editorial Planeta tiene los derechos para todo el mundo hispanohablante.

El éxito de esta joven escritora ha sorprendido a propios y extraños, de tal manera que la entrevista que publicamos hace ya algunos meses es la más visitada de nuestra revista digital. Por algo será. Cualidades desde luego no la faltan, pero hay que señalar que estamos ante un cuento bien escrito que utiliza arquetipos claramente reconocibles que mantienen un halo de misterio durante toda la trama.

Prudencia Prim se desplaza a una ciudad imaginaria cercana a los Alpes para ocuparse de la catalogación de la biblioteca de un personaje misterioso al que denomina el Hombre del Sillón, en ningún momento conoceremos su nombre y ese halo de misterio se mantendrá durante toda la trama. Ese peculiar varón posee una de las más magníficas bibliotecas privadas de Europa y también tiene unos métodos de educación que se salen de lo corriente con los que educa a sus sobrinos.

San Ireneo de Arnois, que así se llama ese oasis de delicadeza, es un encantador pueblo cercano a las montañas donde llega Prudencia, joven de varias titulaciones que huye del mundanal ruido de una gran ciudad. Con demasiada titulación no es bien vista por el Hombre del Sillón en un primer momento, pero logra convencerle de que puede realizar muy bien el trabajo de catalogación. Mientras dura ese trabajo, la señorita Prim va conociendo a todos los habitantes de esa singular población donde todos y cada uno de sus habitantes no es lo que parece y que ocultan un secreto peculiar: vivir a espaldas al mundo moderno recuperando las tradiciones y volviendo a lo esencial del ser humano. Volviendo a las relaciones personales que día a día se van dejando de lado.

Su vida anodina y gris da un vuelco espectacular con su llegada al pueblo. Todos los habitantes del mismo han dejado una vida en otro lugar para centrarse en la profesión que realmente les gusta. Han huido de trabajos insatisfactorios para conseguir realizarse en un nuevo trabajo donde la pasión y el gusto por lo bien hecho es su auténtico motor. Pero no sólo eso, el trabajo no debe de ocupar más de 5 ó 6 horas al día, se necesita un tiempo para vivir con uno mismo y poder hacer lo que realmente quiere.

Con esas premisas va conociendo a los habitantes de esa peculiar población en la que todos son unos pequeños filósofos en potencia que huyen del ruido de la mente para centrarse en los sentimientos. Muchas de las conversaciones que mantiene con esos habitantes son tratados de filosofía escolástica, pero con quien mantiene las más encarnizadas disputas es con su jefe, con el Hombre del Sillón, a quien no llega a comprender pero por el que comienza a sentir eso que todos conocemos por la palabra amor.

El despertar de la señorita Prim no es una novela romántica, pero tiene pasajes de ese género. No es una novela de aventuras, pero la vida en el pueblo es toda una aventura. No es una novela iniciática, pero nos recuerda a las novelas de Paulo Coelho y su componente esotérico de cambio de vida e insatisfacción personal en cuanto a búsqueda de cambio que al final termina mirando al interior de uno mismo. Y en esta novela hay mucho de eso, de introspección que ayudará a provocar un cambio más o menos definitivo.

En la novela hay amor y desamor, pero sobre todo hay dulzura y emotividad y unas conversaciones en la que la más trivial se puede convertir en un tratado filosófico. En estas, la autora gallega se mueve como pez en el agua, demostrando que sus lecturas van desde el tratado filosófico más profundo como los de Husserl hasta la narración romántica de Mujercitas.

Estamos, pues, ante una novela de unas características insólitas con una deliciosa trama que busca la belleza de las pequeñas cosas, de las pequeñas conversaciones y de las viejas tradiciones que hemos perdido, como las conversaciones ante una taza de café o té o el escribir cartas a mano. Natalia Sanmartin ha emprendido un camino muy alejado a lo que ella se dedica en el diario económico Cinco días. Quizá, como Prudencia Prim, el escribir esta novela es lo que realmente quiere hacer.

Críticas literarias

 

Puede comprar el libro y el ebook en:

     IberLibro.com - 140 millones de libros nuevos, antiguos, agotados y de ocasión                           120 x 120

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Todoliteratura

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.