www.todoliteratura.es

"Oráculo manual y arte de prudencia", de Baltasar Gracián

lunes 20 de julio de 2020, 03:00h
Add to Flipboard Magazine.
Oráculo manual y arte de prudencia
Oráculo manual y arte de prudencia
Cualquier persona, da igual cuál sea su origen, género o condición, encontrará en el Oráculo manual y arte de prudencia, de Baltasar Gracián, palabras sabias que le orienten en su vida.

Las 300 recomendaciones que componen el Oráculo manual y arte de prudencia están dirigidas, como ocurre siempre con las obras verdaderamente universales, a todos y a nadie.

Su estilo conciso, sintético, pero de muchos pliegos, concuerda a la perfección con las muchas pasiones, alegrías y tormentos que pueblan el alma de los hombres. Gracián nunca resume: llega siempre al fondo de nuestro carácter.

El Oráculo ha interesado a filósofos de orientaciones y latitudes muy distintas, aunque muchos han profesado su fe con cierto secretismo. Tal vez esto se deba a que sus páginas son en realidad un manual de autoayuda, pero de los buenos.

Baltasar Gracián nació en Belmonte (hoy Belmonte de Gracián en su honor), en la comarca de Calatayud (Zaragoza), según consta en su partida de bautismo, fechada el 8 de enero de 1601. Sus padres fueron el médico Francisco Gracián Garcés, natural de Sabiñán, y Ángela Morales, de Calatayud, su segunda mujer; con la primera, Mariana de Andua, tuvo una hija, Teresa. Como médico, Francisco Gracián ejerció su profesión en diversas localidades cercanas a Calatayud, a las que se desplazaba con toda su familia. En Belmonte, además de Baltasar, nacieron Manuel, Magdalena y Francisco; de ellos, Manuel y Francisco debieron de morir muy pronto y, por tanto, Baltasar Gracián era el primogénito de la familia.

En 1602 la familia se estableció en Ateca, donde permaneció hasta 1620 y se incrementó con el nacimiento de Felipe, Juan, Pedro, Ángela, Francisco, Lorenzo y Raimundo, si bien Juan, Ángela y Francisco debieron de fallecer siendo muy niños. Con la excepción de su hermanastra Teresa y de Lorenzo, los hermanos Gracián ingresaron en diversas órdenes religiosas: Magdalena, carmelita descalza; Felipe, clérigo menor; Pedro, trinitario; Raimundo, carmelita. Entre sus hermanos merece destacarse la figura de Lorenzo, infanzón, nacido en 1614, porque Baltasar Gracián publicó con su nombre casi todas sus obras (excepto El Comulgatorio, única que apareció con su nombre auténtico, y la primera parte de El Criticón, en la que empleó el anagrama García de Morlanes).

Este hecho ha sido causa de confusiones acerca de la identidad de ambos hermanos y acerca de la autoría de las obras firmadas por Lorenzo Gracián, e incluso durante mucho tiempo se llegó a dudar de la existencia de Lorenzo, pero lo cierto es que no sólo existió y vivió en Calatayud, sino que Baltasar Gracián fue padrino de bautismo y testigo de la boda de su hermano Lorenzo, quien casó en 1636 con Isabel Francisca Salaverte y Serna, emparentada con la familia de los Arbués en Épila y con los condes de Aranda. En 1620, año en que falleció Francisco Gracián, la familia se trasladó definitivamente a Calatayud, donde siguió viviendo Ángela Morales hasta su muerte en 1642.

Puedes comprar el libro en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+

0 comentarios