www.todoliteratura.es

filosofía

Tecnos, Madrid, 2018.

Trazar el itinerario intelectual de un pensador supone conocer a fondo su obra y una voluntad de propiciar su entendimiento, algo loable cuando se trata de un filósofo tan apreciado y discutido cual es el caso de Nietzsche.

El cuarto volumen de las Obras Completas de María Zambrano se publica en dos tomos, I y II, que recogen los seis últimos libros de la autora nacida en Vélez-Málaga con los que se completan los veintitrés que ella dio a publicar.

El filósofo y divulgador Antonio Fornés nos invita a un viaje en compañía de ilustres pensadores que, con sus reflexiones y sus acciones, demostraron cómo la filosofía nos permite recorre el camino de la liberación personal. Su obra también es un apasionante viaje al mundo del pensamiento, de la filosofía y de los grandes intelectuales de toda la historia, cuyas reflexiones nos han de ayudar a mejorar nuestra vida cotidiana.

De "Verdad y Método" (Ediciones Salamanca, 2012), de Gadamer, sale el presente palique (páginas 354-358)

¿Podemos decir que las obras literarias pueden adueñarse de las palabras "derecho científico"? Un conocimiento, sea poético o novelesco, físico o sociológico, es científico cuando es certero, es decir, cuando nos permite hacer algo siempre sin yerro.

El vulgacho, al oír la palabra “poesía”, imagina magias, inspiraciones y sensiblería, y al oír la palabra “filosofía” imagina vagabundeo intelectual, conjeturas cósmicas y teorías deformadoras. La poesía se ha convertido para mí, que la frecuento diariamente, en instrumento epistemológico, en vía intuitiva, y la filosofía en maquinaria de destrucción de ilusiones, quimeras y laxitudes conceptuales, y también en útil para movilizar lo estático, para silogizar.

"PIENSA" de Orteu es un Manifiesto urgente y necesario, un Manifiesto esperado, conveniente, apasionado, una declaración de amor a aquello que nos hace humanos: Pensar. Pienso, luego existo. Si no pienso, ¿existen por mí?

La lengua, dicen los académicos, que son contempladores del léxico, es un “maravilloso artificio” (Nueva gramática, XLI). Es labor artística porque crea “mundos nuevos”, según un poema de Huidobro, y es maravilla porque muestra a los sentidos y al entendimiento lo que por sí mismos no pueden captar, pues son constantemente embotados por las “preocupaciones de la vida” (Lucas 21: 34), como nos advierte Jesús.

Por Edvardo Zeind Palafox

Leí un artículo en “El País” de Vargas Llosa que habla sobre la “civilización del espectáculo”. El artículo, escrito en prosa llana, clara, esconde varios tesoros para los que saben leer al modo antiguo, penetrativo, mas no dice nada para los que sólo ponen la mira en los símbolos impresos.

"Ortega y Gasset. El gran maestro" es el título del nuevo ensayo que acaba de publicar la editorial Almuzara, obra de Agapito Maestre quien estudia la figura de este pensador: “un filósofo-ciudadano, un filósofo en la calle, cuya idea central fue la vertebración del Estado-nación democrático y la crítica de su deriva totalitaria”.

El ser humano, para vivir libremente, debe conocer las imperiosas leyes de la naturaleza, las propiedades de la ilimitada racionalidad, las formas de la sensibilidad y los límites y alcances del lenguaje que todos los días utiliza.

La obra fundamental que estudia a los grandes pensadores y filósofos que convivieron en Al Ándalus

"La filosofía en Al Ándalus" de Andrés Martínez Lorca es el título de nueva obra publicada por la editorial Almuzara en la que su autor ofrece una perspectiva abierta de la filosofía de al-Ándalus con enfoques diversos y complementarios a cargo de reconocidos especialistas del arabismo, el hebraísmo y el pensamiento medieval como Miguel Asín Palacios, Manuel Alonso, Roger Arnaldez, Miguel Cruz Hernández, Fernando Díaz Esteban, Salvador Gómez Nogales, David Gonzalo Maeso, Joaquín Lomba, Andrés Martínez Lorca y Juan Vernet.

“Si no pensáramos dejaríamos de existir”

Orteu es un filósofo de andar por casa, de pantuflas de sala de estar o de chanclas para el jardín. Es un filósofo que no quería ser filósofo cuando terminó la carrera de Filosofía y Letras y huyó de la docencia y, ¡lo que es la vida!, se ha convertido al final de su vagar en un filósofo cercano, moderno y rompedor que quiere que todos sus lectores pensemos. De ahí el título de su libro, mejor dicho, de su manifiesto, “PIENSA”. Un manifiesto a la antigua usanza, como si de los años sesenta se tratase.

"En este texto me gustaría abordar el tema de la iconicidad. El signo icónico es el que representa su significado basándose en la semejanza o analogía. En la semiótica se lo divide en imagen, diagrama y metáfora, lo cual nos habla de la amplia potencialidad del pensamiento icónico y de su necesidad para la filosofía actual".

La filosofía es un modo de ver la densidad de la realidad. Platón pensaba que la inteligencia podía ir subiendo desde las cosas más pequeñas hasta el gran mundo de las ideas. De esto trata este libro, de la filosofía de las pequeñas cosas, de una «filosofía zoom» que medita sobre esos acontecimientos pequeños, desde la altura de un sistema. O que construye un sistema a partir de la humildad de lo real.

Quien no sabe una palabra sobre religión es como quien no ha contado nunca un chiste, aunque sea malo; como quien no se ha enamorado nunca, ni siquiera en sueños; o como alguien a quien no le gusta la música. [.] En cualquier caso, a cada uno le va la vida en ello. Por tanto, allá cada uno.