www.todoliteratura.es
Jorge Molist
Ampliar
Jorge Molist (Foto: Javier Velasco Oliaga)

Jorge Molist: “Nuestra historia en el Mediterráneo es tan apasionante como desconocida”

Autor de la novela histórica “La reina sola”
Por Javier Velasco Oliaga
viernes 12 de febrero de 2021, 05:00h

Constanza de Aragón y Sicilia se quedó triste y sola cuando su marido Pedro III de Aragón, después de coronarla como reina de Sicilia, decidió partir hacia un duelo singular a Burdeos contra su gran rival Carlos de Anjou. Constanza, sin experiencia de gobierno, se quedó sola en Sicilia para defender la isla de sus muchos enemigos, tanto externos como internos. Esta es la trama principal de la nueva novela de Jorge MolistLa reina sola”, con la que regresa casi tres años después de publicar su anterior novela.

Jorge Molist
Jorge Molist (Foto: Javier Velasco Oliaga)

“Nuestra historia en el Mediterráneo es tan apasionante como desconocida. Mucho más que Juego de Tronos sólo que es real. Merece la pena conocer esta historia”, así comienza a hablar Jorge Molist en nuestro encuentro en las oficinas de la Editorial Planeta. Nosotros no somos tan audaces como el rey Pedro, pero hacemos nuestros pinitos desplazándonos por una ciudad casi confinada: eso sí, cumpliendo todas las medidas sociosanitarias.

“Pedro III fue uno de los reyes más audaces de nuestra historia. Se enfrentó a poderes muy superiores al suyo. Toda una epopeya. Aragón tenía un millón de habitantes, frente a los cinco que tenía Castilla y los 16 de Francia. Estaba prácticamente rodeado y asfixiado. Los franceses habían invadido Aquitania y Navarra y pretendían hacerse con Aragón. Pedro el Grande luchó para que no fuese así. Su única vía de escape era el Mediterráneo y supo expandirse por ese mar”, cuenta el escritor barcelonés que lleva media vida afincado en Madrid.

Jorge Molist ha contado en “La reina sola” cómo empezó la aventura aragonesa en el Mediterráneo. Se fue a investigar todo lo referente a la conquista de Sicilia a Palermo y allí se encontró con la Porta Nuova donde hay cuatro estatuas, dos sin brazos que son turcos y otras dos de españoles. Además, está el escudo del Imperio Español para conmemorar la conquista de Carlos V de Túnez en 1535 a su paso por allí. “Desconocemos nuestra historia en el Mediterráneo. Por ejemplo, no se conoce que Atenas fue española durante un siglo, esto lo descubrí en un libro de un historiador inglés donde se decía que Ricardo Corazón de León fue un pésimo monarca y donde elogiaba tanto a Pedro III como a Constanza. Sin embargo, el rey cruzado es muy conocido en todo el mundo y nuestros reyes no”, reflexiona el autor de “La reina sola”. En opinión del escritor "nuestra historia da mucho placer al conocerla"

Pedro III fue a Sicilia acudiendo a la llamada de los propios sicilianos que no querían vivir sojuzgados por Carlos de Anjou y los franceses. Pese a que sus tropas eran muy inferiores en número a la de los angevinos, pudo derrotarlos con la ayuda de los propios sicilianos. El rey aragonés estaba enfrentado a los tres mayores poderes que existían en ese momento: Francia, el Papado y Carlos de Anjou. Sin contar con los turcos. Además había sido por dos veces excomulgados por el papa francés.

Aunque la novela se titule “La reina sola”, Constanza no es la protagonista absoluta, su marido Pedro es el otro gran protagonista como lo es Roger de Lauria y los intrépidos almogávares. “Pedro cumple la promesa de hacer reina a Constanza, pero la deja sola para ir a un duelo en Burdeos de dudosas consecuencias. Constanza es la protagonista emocional de la novela. De ahí que algunos capítulos estén narrados en primera persona por la propia reina. Quería que su voz contará más cosas de los sentimientos personales que de los hechos históricos”, desgrana certeramente el autor.

“Todas las mujeres protagonistas de la novela son muy fuertes y de una gran personalidad”

Entre el extenso elenco de personajes de la novela destacan tres mujeres que son: la propia Constanza, Macalda de Scaletta y Suria, la almogávar. “La reina Constanza es un personaje que va creciendo en el infortunio según se va desarrollando la novela, Macalda es una mujer que pisa fuerte, tiene una gran ambición y no tiene escrúpulos. Suria es una guerrera con una vida sentimental complicada”, describe Jorge con cariño hacia sus tres protagonistas femeninas.

“Constanza y Macalda son muy diferentes. Mientras la reina era una mujer fiel y religiosa, fruto de una educación franciscana; Macalda era una mujer con poder que mantenía con su esposo una relación demasiado abierta, tuvo muchos amantes que eran consentidos por su marido, algo propio de los hombres de la época, pero no de las mujeres”, apunta con precisión el novelista histórico.

El papel de los almogávares es crucial en la novela y en la historia.”Eran un clan de guerreros españoles que nacieron y crecieron en tiempos de la Reconquista, y que sembraron el asombro por todo el Mediterráneo. Ya el emperador Federico quiso deshacerse de ellos, pero no lo consiguió. Me gusta mucho escribir sobre ellos porque ¿quién habla sobre el pueblo llano? Nadie y los almogávares era un pueblo que luchaba por su supervivencia”, desgrana el autor de “La reina sola”.

En la novela de Jorge Molist deaqmbulan tanto personajes históricos como ficticios. “Lo que no se sabe históricamente hablando, me lo tengo que inventar y ahí entran los personajes ficticios. Son los que más me cuestan crear, los históricos menos porque conocemos los hechos y sabemos cómo eran. Su hechos definen su personalidad, sin embargo con las mujeres cuesta más porque hay bastante menos documentos sobre ellasW, reflexiona.

Escribir es vivir una segunda vida

El escritor barcelonés está muy contento con la edición del libro. “Ha salido un objeto hermosoque contiene varias ilustraciones que dan un valor añadido a la novela”, refiere con cierto orgullo y añade “a mí me gusta mucho incluir mapas y por eso creo que a los lectores también les gustará”.

Para Jorge Molist, “escribir es vivir una segunda vida. Tengo el privilegio de doblar mi vida. Tengo una vida normal en el mundo real y otra cuando escribo, que la vivo intensamente y que comparto con el lector”, señala. Sus objetivos a la hora de escribir son varios: “para mi placer, para el placer de los lectores y que disfruten descubriendo nuestra historia”.

Para ponerse a escribir necesita, ante todo, encontrar un asunto que le apasione, una vez localizado comienza a perfilar los personajes. “Tienen que ser personajes muy vivos, igual que mi escritura, que corrijo mucho hasta conseguir que sea ágil. No paro hasta conseguir una narración fluida para que leerla no suponga ningún esfuerzo para el lector. Las florituras literarias intento evitarlas. En fin, yo me lo paso bien escribiendo y quiero que el lector también se lo pase bien”, concluye Jorge Molist.

Puedes comprar el libro en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios