www.todoliteratura.es
Javier Sierra
Javier Sierra

Tras el éxito de "El maestro de Pardo" vuelve Javier Sierra con su novela más evocadora, "La pirámide inmortal"

Por Evaristo Aguado
jueves 23 de octubre de 2014, 13:23h

Napoleón Bonaparte llegó a ser el hombre más poderoso de su tiempo y estuvo a un paso de dominar toda Europa. Poco antes lideró una casi desconocida campaña militar y científica en Egipto que cambió su mente por completo. ¿Por qué pasó una noche, completamente solo, en el interior de la Gran Pirámide? ¿Qué le ocurrió allí? ¿Cómo alteró ese episodio su destino?

Javier Sierra es uno de los escritores españoles contemporáneos con mayor proyección internacional. En 2006 su novela La cena secreta (The Secret Supper) se alzó hasta el 6º puesto de los libros más vendidos en Estados Unidos según la prestigiosa lista de The New York Times. Fue el primer español —y hasta ahora el único— en conseguir una “marca” así y, como consecuencia, su obra fue publicada en más de 40 países. Novelista, viajero, investigador… Sierra es, esencialmente, un buscador de la verdad que se oculta en los lugares más recónditos. Su gran valor es su capacidad innata para interpretar los pequeños detalles de la Historia desde una óptica deslumbrante. Il Messagero de Roma dijo de él que “posee un talento especial para combinar la ciencia y el ocultismo, los enigmas teológicos y las conspiraciones mundanas, el desciframiento de documentos antiguos y la interpretación de obras de arte. Logra mantener al lector en vilo hasta la última página”. Y esas virtudes vuelven a manifestarse en La pirámide inmortal, quizá su obra más personal. Una original novela que, además de revelarnos un episodio histórico casi desconocido en la vida de Napoleón Bonaparte, nos permite sumergirnos en la mente profunda de Javier Sierra.

La pirámide inmortal narra tres días en la vida del joven Napoleón. Estamos en 1799. Hace un año que las tropas francesas han desembarcado en Egipto. Entre ellas, un centenar de científicos de las más diversas disciplinas. Napoleón tiene tres objetivos en esa campaña al otro extremo del Mediterráneo: expulsar a los turcos para adquirir una posición estratégica en la región, cortar la importante ruta comercial británica con Asia y —no menos importante para él— descubrir todo lo posible sobre la portentosa civilización de los faraones.

Lo que el general no se imagina es lo que realmente encontrará en Egipto.


LA GRAN PIRÁMIDE: ¿UNA MÁQUINA DE INMORTALIDAD?

Tras su desembarco en las playas de Abukir, el ejército francés sufre toda suerte de contratiempos. El almirante Nelson hunde su escuadra en un ataque sorpresa, aislando a Napoleón durante un año en Egipto y forzándolo a desplegar toda su audacia militar. En ese marco, pasará una noche en Nazaret, la aldea donde vivió Jesús, y más tarde otra —esta vez completamente solo— en la Cámara del Rey de la Gran Pirámide de Giza, que cambiarán su vida para siempre.

Napoleón jamás explicó por qué decidió pernoctar en esos dos enclaves tan singulares. “Aunque os lo contara, no me ibais a creer”, fue cuanto dijo. Pero en la solitaria noche que permaneció en el interior de la Gran Pirámide, tuvo que decidir entre dos caminos cruciales en su destino. Según desvela Javier Sierra en La pirámide inmortal, fue la misma decisión a la que ya se habían enfrentado antes los antiguos faraones y algunos personajes históricos clave que pasaron por el país del Nilo, como Alejandro Magno, Julio César o Jesús de Nazaret.

Javier Sierra nació en Teruel en 1971, el mismo día, 11 de agosto, en que Napoleón Bonaparte llegó a la meseta de Giza en Egipto para someterse a la “prueba de la pirámide”. Curiosamente también él, como el protagonista principal de esta novela, pasó su propia “noche iniciática” en el monumento funerario del faraón Keops en 1997, destilando de esa experiencia la potencia narrativa que despliega en La pirámide inmortal. Con esta novela, el autor reescribe y amplía una obra suya anterior, El secreto egipcio de Napoleón, continuando con su personal proyecto de actualizar y consolidar su obra, que inauguró con la revisión de La dama azul publicada por Editorial Planeta en 2008.

Javier Sierra es, pues, un autor de probada meticulosidad. Esa pasión por el rigor explica por qué ha sido el primer escritor español que ha visto sus libros en el “top ten” de la lista de best sellers de The New York Times. Sus obras se publican en casi cincuenta países y han sido traducidas a más de cuarenta idiomas. Entre ellas destacan La cena secreta (finalista del Premio Ciudad de Torrevieja 2004), La dama azul (Premio a la Mejor Novela Histórica publicada en inglés en EE.UU. en 2007), El ángel perdido (Premio a la Mejor Novela de Aventuras/Drama publicada en español en EE.UU. en 2011) y El maestro del Prado (La ficción española más vendida en 2013).

Si hay algo que mueve a Sierra a escribir es la búsqueda de respuestas a las grandes preguntas. Su inspiración surge allá donde exista una pista para resolver la duda de quiénes somos, de dónde venimos o adónde vamos.

Puede comprar este libro en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(0)

+

0 comentarios