• Diario Digital | Sábado, 18 de Agosto de 2018
  • Actualizado 09:41

El 20 de septiembre llegará a las librerías "Locos, ricos y asiáticos", el debut literario de Kevin Kwan

"Locos, ricos y asiáticos" es una divertidísima, adictiva y rebosante de opulencia novela. Una mirada indiscreta y bastante loca al mundo de los superricos asiáticos. El libro llega a España con el aval de más 1.000.000 de ejemplares vendidos y Kevin Kwan ha sido finalista de los premios Goodreads este año.

El 20 de septiembre llegará a las librerías "Locos, ricos y asiáticos", el debut literario de Kevin Kwan

Cuando la neoyorquina Rachel Chu acepta pasar el verano en Singapur con su novio, Nicholas Young, imagina un hogar familiar humilde y tiempo a solas con el hombre con el que espera casarse. Pero Nick ha olvidado facilitar ciertos detalles a su novia. En primer lugar, que la casa en la que creció parece un palacio; segundo, que está más acostumbrado a viajar en aviones privados que en coche; tercero, que, aparentemente, es el hombre soltero más codiciado del país. 

Locos ricos y asiáticosY, tan pronto como aterriza de su brazo, Rachel se da cuenta de que en ese mundo de riqueza inimaginable sus vacaciones acaban de convertirse en una delirante carrera de obstáculos.

Si la expresión lujo asiático necesitara de alguna instantánea que la mostrara, bastaría con sacarla de cualquiera de las descripciones que Kevin Kwan ha detallado en su adictiva novela. La historia de estos «locos, ricos y asiáticos» se convirtió en un best seller nada más publicarse en Estados Unidos, con una acogida entusiasta por parte de público y crítica, quien llegó a decir de ella que era «la novela más divertida» del verano de 2015.

Rachel Chu y Nick Young parecen ser la parejaperfecta: guapos, inteligentes e independientes, disfrutan de su vida en Nueva York y de sus trabajos en la universidad. Pero cuando Rachel acepta pasar el verano con Nick en Singapurpara conocer a sus parientes y amigos no sabe a lo que se enfrenta. Su novio ha omitido mencionarle que pertenece a una familia tan excesivamente rica como entrometida y clasista. Nick es además el soltero más codiciado del país, y las jóvenes herederas de las mejores dinastías de Asia no están dispuestas a que una «cazafortunas» les arrebate su tesoro, al menos, no sin pelear antes.

Entre la comedia romántica y la sátira social se mueve esta divertidísima historia que ha sido descrita como una mezcla entre Gossip Girl y Orgullo y prejuicio. Magníficas mansiones, jardines e islas de ensueño, y viajes a bordo de aviones y enormes yates privados son el escenario en el que Kwan da rienda suelta a su mordacidad para dibujar el magnífico retrato de un continente que, como un iceberg, oculta mucho más de lo que muestra.

Además de un reflejo del choque sociocultural que enfrenta a las viejas y adineradas familias con los millonarios de nueva hornada (porque ni siquiera el dinero puede evitar ciertas miradas de desprecio), Locos, ricos y asiáticos es un deslumbrante examen al mundo de la moda y la alta costura que no pasa por alto ni las compras compulsivas ni la paradójica afición  de los multimillonarios a las falsificaciones —inolvidable el pasaje en el que visitan el gran espacio secreto dedicado a ellas, la boutique donde cada habitación está dedicada a las imitaciones auténticas de objetos de una marca de lujo y donde un bolso de 4.500 euros cuesta «solo» 600—. Kwan tampoco olvida otro de los pasatiempos nacionales: comer. Con su destreza para las más vivas descripciones nos hace llegar el olor de sus cocinas y con minuciosidad nos deleitacíon algunos de los más deliciosos platos; por algo Singapur es «el país más obsesionado con la comida de todo el planeta», como explica Nick Young.

Aun tras la lectura, podemos saborear sus nyonyakueh, esos exquisitos pasteles de sabores delicados y atractivos colores hechos de harinade arroz y condimentados con hojas de pandano O los goreng pisang, esos buñuelos de plátanorebozados, salpicados de un sirope dorado,
que son muy apreciados como tentempiéentre las clases adineradas.

Quizás sea esta la única oportunidad que tenga el lector de formar parte de esa sociedad tan bárbaramente opulenta y fascinante que ejerce en quien la observa un magnetismo poderoso. Tanto, que te obliga a seguir asomado tras sus muros, aunque sea a través de las páginas de un libro que no se puede dejar de leer ni de recordar.

Kevin Kwan conoce de primera mano el mundo del que habla en su exitosa novela. Nació en Singapur, donde estudió en la Escuela Anglo-China, uno de los dos colegios masculinos a los que acude la flor y nata del país y una de las mejores escuelas del mundo. En 1980, un artículo en el Sunday Nation sacó a la luz el desenfrenado esnobismo que se daba entre sus alumnos y un director anunció a sus estudiantes, entre los que se encontraba Kwan, que los chóferes no podrían dejarles en la puerta, además de prohibirles llevar artículos caros al colegio, ya fuesen gafas, relojes, artículos de papelería o aparatos electrónicos, anécdota que recoge en Locos, ricos y asiáticos.

A los once años, Kwan se trasladó a Estados Unidos, donde estudió secundaria y comenzó a soñar con vivir algún día en Nueva York. Tras licenciarse en escritura creativa en la Universidad de Houston, se mudó a Manhattan para estudiar en la Parsons School of Design. Los primeros años en la ciudad, los pasó trabajando para Martha Stewart Living, la revista Interview y la legendaria firma M&Co, fundada por Tibor Kalman.

Ya en el año 2000 fundó su propio estudio creativo, donde se especializó en la producción de proyectos visuales de alto perfil para clientes como el New York Times, el Museo de Arte Moderno o el grupo Rockwell. Entre sus proyectos, Kwan fue el encargado de manejar la legendaria colección de joyas de Elizabeth Taylor durante la creación del visual book Elizabeth Taylor: My Love Affair with Jewelry.

Su novela de debut, Locos, ricos y asiáticos se ha convertido en un best seller internacional, cuyo éxito ha dado paso a una esperadísima adaptación cinematográfica, que se estrena en cines en agosto en Estados Unidos.

Puedes comprar el libro en: