• Diario Digital | Viernes, 17 de Agosto de 2018
  • Actualizado 20:52

"Crisantemo blanco" cuenta la terrible historia de las esclavas sexuales del ejército japonés

Mary Lynn Bracht fue influida poderosamente por las dificultades que tuvo que pasar su madre y otras muchas mujeres como ella, creciendo en la Corea del Sur de la posguerra. En 2002, Mary visitó la aldea natal de su madre, y durante este viaje descubrió las historias de las Confort Women, esclavas sexuales del ejército japonés

"Crisantemo blanco" cuenta la terrible historia de las esclavas sexuales del ejército japonés

Corea, isla de Jeju, 1943. La adolescente Hana siempre ha vivido bajo la ocupación japonesa. Es una orgullosa haenyeo, perteneciente a una antigua estirpe de pescadoras que se ganan la vida buceando en las profundidades marinas de la isla de Jeju, y disfruta de una independencia poco común en esos días. Un día, ve cómo un soldado japonés se dirige al lugar de la playa donde su hermana pequeña la espera custodiando la pesca del día. Su madre le ha dicho una y otra vez que nunca deben quedarse a solas con uno de ellos. Aterrorizada, nada hacia la costa lo más velozmente que puede. Hana salva a su hermana pequeña y ella misma cae capturada y será conducida después hasta Manchuria. Pero las mujeres haenyeo son poderosas y fuertes. ¿Encontrará el camino de vuelta a casa?

unnamed (6)Corea del Sur, 2011. Emi ha pasado más de sesenta años intentando olvidar el sacrificio que hizo su hermana, pero debe enfrentarse a su pasado para encontrar la paz. Hacer a sus hijos partícipes de su historia quizás la ayude a dejar atrás la herencia de la guerra y a encontrar las fuerzas para perdonar.

Llena de emociones y esperanzadora, "Crisantemo blanco" cuenta la historia de dos hermanas que se aman con una fuerza capaz de triunfar sobre la siniestra maldad de la guerra.

«La primera vez que leí sobre Kim Hak-Sun, la primera "mujer de solaz" en revelar su historia en 1991, me impresionó lo que descubrí sobre el destino de las mujeres coreanas durante la Segunda Guerra Mundial. Cuanto más aprendía sobre las vidas trágicas de las llamadas "mujeres de solaz" que lograron sobrevivir a la guerra, y sobre cómo las trataba la sociedad, más me involucraba emocionalmente en sus historias y más me preocupaba por el modo en que la historia las iba a recordar. Sabía que tenía que contar sus vivencias.»

«Mi madre es surcoreana y una gran narradora. Crecí en un pequeño suburbio de Texas escuchándola sus historias sobre su infancia y sobre los obstáculos que tuvo que superar simplemente porque era mujer. Era la hija primogénita de una sociedad patriarcal, históricamente confuciana, que valoraba a los herederos varones. A menudo mi madre decía que si hubiera nacido varón, toda su vida habría sido diferente. Me fascinaron sus problemas, y siempre sentí la compulsión de contar la historia de las mujeres en Corea, especialmente de las mujeres que sufrían simplemente por ser mujeres», cuenta la autora Mary Lynn Bracht sobre la elaboración del libro.

Mary Lynn Bracht es una autora americana de ascendencia coreana, afincada con su familia en Londres desde hace más de diez años; en 2015 cursó un máster en Escritura Creativa en Birkbeck, en la Universidad de Londres. Mary creció en una comunidad de expatriados surcoreanos en un pequeño pueblo del centro de Texas, escuchando las historias de las dificultades por las que tuvieron que pasar su madre y otras muchas mujeres como ella en la Corea del Sur de la posguerra.

Crisantemo blanco, su primera novela, será publicada en más de veinte países.

Puedes comprar el libro en: