• Diario Digital | Martes, 21 de Agosto de 2018
  • Actualizado 00:24

HERIBERTO ANTÓN

"Los gondoleros silenciosos", una deliciosa fábula llena de magia del autor de "La princesa prometida", William Goldman

William Goldman no necesita presentación: guionista y escritor, en sus créditos constan Dos hombres y un destino y Todos los hombres del presidentepor las que ganó sendos Oscar. Es, además, autor de "La princesa prometida". 

"Los gondoleros silenciosos", una deliciosa fábula llena de magia del autor de "La princesa prometida", William Goldman

Después del éxito de la publicación de La princesa prometida en su 45.º aniversario, que cuenta ya con su segunda edición en apenas dos meses, nos complace presentaros "Los gondoleros silenciosos", la otra gran obra de William Goldman en la que el autor utiliza su seudónimo favorito, S. Morgenstern.

Los gondoleros silenciososEsta es una maravillosa historia, con aire de leyenda, en la que Goldman mezcla realidad y fantasía para contar por qué los gondoleros de Venecia, considerados los mejores cantantes del mundo, un día, de repente, dejaron de cantar. Acompañada de las bellas ilustraciones originales de Paul Giovanopoulos, Los gondoleros silenciosos, a través de su protagonista Luigi, muestra todo un ejemplo de superación y perseverancia, escrito con un agudo sentido del humor que no dejará indiferentes a todos los públicos. 

William Goldman nació en 1931. Vive en Nueva York. Es novelista, dramaturgo y guionista, labor por la que ha recibido dos premios Oscar: al mejor guion original por Dos hombres y un destino y al mejor guion adaptado por Todos los hombres del presidente. Ha ganado también dos premios Edgar al mejor guion de película, concedidos por la asociación Mystery Writers of America, por Harper en 1967 y por Magic en 1979, este último adaptado de una novela que él mismo escribió en 1976.

La novela une elementos fantásticos y reales, combinados con un agudo sentido del humor y un gusto por dar la vuelta a los clichés.

Según él mismo explica en sus memorias, Las aventuras de un guionista en Hollywood,empezó a escribir después de cursar una asignatura de escritura creativa en la universidad. Inicialmente no tenía intención de convertirse en guionista. Lo que más le interesaba era la poesía, el relato breve y la novela. William Goldman publicó cinco novelas y tres de sus obras de teatro se produjeron en Broadway antes de que empezara a escribir guiones. Hasta la muerte de su primer agente escribió casi exclusivamente narrativa literaria, pero a partir de entonces empezó a escribir thrillers, el primero de los cuales fue Marathon Man.

S. Morgenstern es a la vez un seudónimo y una herramienta narrativa inventada por Goldman para añadir un segundo nivel de lectura a su obra, y con este seudónimo firmo su obra más célebre, La princesa prometida (Ático de los Libros, 2018). El nombre es un homenaje a Johann Carl Simon Morgenstern, que acuñó el término Bildungsroman para describir el género de la historia de formación.

Puedes comprar el libro en: