• Diario Digital | Martes, 22 de Mayo de 2018
  • Actualizado 19:48

"Microterrores", de Diego Palacios Marxuach

Recuerdo que empecé a leer relatos de forma seria hará unos cinco años. Conocí de cerca el género en la universidad. Hasta ese momento, yo también pensaba, como piensan tantos ahora, que el relato no iba conmigo, que era un género menor, que seguro que no me iba a interesar.

"Microterrores", de Diego Palacios Marxuach

Conocí a Poe, a los cuentistas rusos, me enamoré perdidamente de los cuentos de Cortázar, García Márquez o Bolaño, seguí caminando hacia la actualidad y llegué a encuentros maravillosos como los de Hilary Mantel, Murakami, Óscar Sipán o Sara Mesa. También conocí el microrrelato, sobre todo cuando caí en Monterroso. Ahora tengo este Microterrores en las manos y siento algo de vergüenza por aquel antiguo yo que pensaba de esa manera. ¿Género menor? Cuánto se están perdiendo tantos.

portada-Microerrores-IIEn "Microterrores", publicado por Libros y Literatura, Diego Palacios se coloca frente al papel para disparar al lector con balas certeras que son, como avisa la sinopsis, «pequeños grandes sustos». Con una mezcla especial de sorpresa, miedo y socarronería cercana a la risa, este compendio de microrrelatos es un campo de minas para el ojo lector. Con textos que beben de lo cinematográfico o de lo musical (con guiño especial a Quique González) pero sobre todo de lo social, Microterrores es un espejo en el que mirar en secreto, porque la relación es únicamente autor-lector, nuestras más oscuras pasiones, miedos, terrores.

Uno de los aspectos clave del libro es cómo el humor puede hacer de telón a la función que protagoniza el miedo. Sí, el humor también puede ser una cosa muy seria. En todos los microrrelatos hay algo que se esconde a la primera percepción, algo que no se lee pero que queda agazapado detrás de ti para salir y mostrarse. ¿Cuándo? Eso ya dependerá de cada lector.

Siempre me ha fascinado la idea del Espejo Mágico, ese espejo en el que te miras y ves la realidad que quieres, no la que es. Pues este libro es totalmente lo contrario, cada microrrelato es la hoja de un espejo que te ofrece la realidad que hay en el pozo de nuestro interior; ese pensamiento que tapamos con la sábana de la convención, ese tabú al que asfixiamos hasta creer que está sin vida, ese no de siempre con la certeza de un sí. Todo eso se junta en Microterrores para dar un giro en ti.

Diego Palacios consigue que tras terminar el libro te des cuenta de que esa tétrica mano que ofrece la cubierta es la tuya, y que quieras juntarla con ella, y que sepas que todo lo que él ha escrito podrías hacerlo tú si superas escribir como lo hace él. Novela negra, misterio, thriller y terror. Todo en uno.

Puedes comprar el libro en: