• Diario Digital | Miércoles, 19 de Septiembre de 2018
  • Actualizado 21:49

“El último regalo de Paulina Hoffmann”, de Carmen Romero Dorr

Lo primero que sorprende de esta interesantísima novela es la madurez con la que está escrita. Para ser una primera novela el mérito es doble.

“El último regalo de Paulina Hoffmann”, de Carmen Romero Dorr

Carmen Romero Dorr ha trabajado, entre otras muchas ocupaciones, como editora en una editorial. Sabiendo que sus fuertes son la novela negra y el thriller, su novela “El último regalo de Paulina Hoffmann" no es ni una cosa ni otra. Es una obra de corte clásico, pero con elementos de thriller donde los secretos juegan un papel determinante en la trama.

el-ultimo-regalo-de-paulina-hoffmannLa autora madrileña juega con la dimensión temporal a su antojo. Son dos las tramas que hay en la novela. Por una parte, tenemos la historia de Paulina Hoffmann que se desarrolla desde antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial en el Berlín de la noche de los cristales rotos y pasa por la huida hacia España de Paulina y su madre llegando al Madrid de la posguerra, donde los acontecimientos de la guerra continúan presentes, y también en la cálida Málaga donde la protagonista de esta parte de la novela pasará sus veranos y una parte de su madurez que se irá alternando con su estancia en la capital del país.

Por otra parte, tenemos la historia actual de la nieta de Paulina, Alicia, que viajará a Berlín para hacerse cargo de un apartamento que su abuela la ha dejado en herencia. Ese hecho hará que Alicia ahonde en la relación que tuvo con su abuela y que conozca pasajes de la vida de ella que Paulina nunca la contó, pese a haber ejercido casi como su madre debido a la muerte prematura de ésta. Los silencios de la abuela y los recuerdos de Alicia se dan la mano para que Carmen Romero Dorr trace una novela repleta de misterios que poco a poco, y bien medidos los tiempos, vayamos conociendo.

La novela tiene un componente feminista ligeramente acentuado. Donde vemos a dos mujeres fuertes, Paulina una auténtica superviviente donde la vida la ha dado una serie de golpes que sólo una persona de una gran fortaleza podría superar. Los pasajes del Berlín caído y saqueado por los soviéticos son, realmente, tremendos. La mayoría de las berlinesas fueron violadas o tuvieron que hacerse amantes de los oficiales rusos para poder salvar sus vidas. Madre e hija huyen de esa  terrible situación para irse a Madrid, donde la hermana de la madre de Paulina vive una existencia privilegiada en la posguerra españolas.

Alicia es otra mujer fuerte que se enfrenta a una nueva vida tras la separación de su esposo. Profesional de la abogacía tiene que mantener a su pequeño hijo después de irse del bufete en el que trabajaba. La autora combina de manera acertada estos dos periodos de la historia que, aunque cercanas, parece que les separa un abismo temporal. Ambas tramas se van alternando en el desarrollo de la novela de tal forma que el lector siempre tenga ganas de conocer la otra parte de la historia.

Las ciudades que describe Carmen Romero Dorr en la novela, Berlín, Madrid y Málaga forman parte de las vivencias personales de la autora, son ciudades que conoce bien y que, en cierta forma, ha compartido con las protagonistas de su primera obra. En definitiva, la escritora madrileña ha conseguido con su novela auparse entre las obras llamadas a ocupar los primeros lugares de venta de libros de este año. Lo que nos indica que, en ocasiones, calidad y ventas no deben de estar reñidas. Carmen ha conseguido emocionarnos con unas protagonistas de ánimo fuerte y comportamiento valiente, y con unas situaciones sobrecogedoras e insólitas, escritas a ritmo de thriller donde no queda ningún cabo suelto. Un magnífico debut que nos hace esperar de ella grandes obras en el futuro. Cuanto más cercano, mejor.​

Puedes comprar el libro en: