• Diario Digital | Lunes, 18 de Junio de 2018
  • Actualizado 13:22

ENTREVISTA A LA AUTORA DE "LA CARICIA DE LA BESTIA"

Cristina C. Pombo: “Las historias me dan un poco igual, para mí el disfrute, tanto de escritora como de lectora, está en los personajes”

Cristina C. Pombo, orensana de cuna, ejerce de gallega tanto en su último thriller como en la entrevista. “La caricia de la bestia” es su primer y desequilibrante thriller que acaba de publicar la editorial Espasa.

Cristina C. Pombo
Cristina C. Pombo
Cristina C. Pombo: “Las historias me dan un poco igual, para mí el disfrute, tanto de escritora como de lectora, está en los personajes”

Sin embargo, no ha ubicado su novela en su brumosa y lluviosa tierra, ha preferido irse hasta la población gaditana de Grazalema para ubicar esta historia; de bestias, zombis y policías, profundamente original y desequilibrante, y todo partió de un hecho real que leyó en el periódico. Como sabemos que los gallegos leen los periódicos de atrás para adelante, se fijó en algo que pocos  lectores lo hicieron.

La autora de “La caricia de la bestia” estudió música, filología y arte dramático. Ha ejercido de guionista de televisión. Además, colabora en diversas publicaciones gallegas. En la actualidad compagina la docencia con la escritura. En mi opinión tendría que dejar lo primero o, a lo mejor, no.

Últimamente muchos guionistas televisivos se están pasando a la narrativa. ¿Qué le ha hecho a usted decidirse para escribir su primer thriller?

Es mi primer thriller, pero no la primera novela, he publicado una novela juvenil de ciencia ficción y una comedia romántica. La primera novela que escribí, así en serio y de un tirón, la juvenil, la empecé a escribir cuando me quedé en paro tras una serie que se cayó.

Si le digo que su novela es muy visual seguramente no se extrañará. ¿Es esa una de las características principales de los guionistas?

Quizá sí, suena lógico.

¿Le gustaría ver su novela en la pequeña pantalla?

¡Uy!, y en la grande.

¿Cómo surge la idea de la novela?

Quería escribir thriller y andaba a la búsqueda de una idea cuando vi una noticia en el periódico que, hilándola hacia atrás, me dio la trama principal.

La caricia de la bestia” comienza con una agresión brutal a una pareja de jóvenes. ¿Zombis? ¿Qué hace un zombi en un municipio de Cádiz?

Ya, bizarro, ¿eh?

“El norte ya está un poco manido en la novela policíaca”

Siendo usted gallega, ¿cómo se le ocurrió ubicar su historia en el otro extremo de la península?

Pues porque el norte ya está un poco manido en policíaca, porque quería experimentar con otro clima y porque Grazalema no puede tener más cara de escenario dramático.

perfilEse motivo, hizo que le costase más documentarse para escribir la novela. ¿Cuánto tiempo tardó en documentar la novela y en escribirla?

Ambas tareas las iba simultaneando. Lo cierto es que la escribí bastante rápido, en tres meses tenía el primer borrador.

Dolores Redondo utilizó animales fantásticos en su trilogía de Baztán. ¿No teme que la comparen con ella?

No, creo que son novelas muy distintas, sobre todo en cuanto al peso de los personajes. Y, en cualquier caso, con lo bestseller que ha sido la suya, la comparación solo puede beneficiarme, creo yo.

¿En qué género encuadraría su novela? ¿Thriller? ¿Novela policiaca?

Quizá policíaca, aunque he leído por ahí que, en realidad, es una novela de personajes. Y me ha gustado mucho leer eso, claro

¿Qué escritoras españolas del género la han influenciado?

Ninguna, la verdad. Mi influencia es más cinematográfica que literaria en este caso. Es cierto que hace mucho leí uno de los casos de Petra Delicado, que es “jefa” y tiene un subordinado “chico”, pero la verdad es que lo leí hace tantos años que no recuerdo apenas nada. Bueno, por supuesto la de Dolores Redondo me empujó mucho a hacer la mía, claro.

Su protagonista femenina Laura Tébar es, por lo menos muy especial. ¿Cómo la describiría usted?

Pues como una antiheroína. Una mujer altiva, prepotente, orgullosa, independiente, de muy mal carácter, algo retrógrada… Pero también muy entrañable, porque en el fondo es muy pobriña.

¿Por qué la junta con el subinspector Merino, radicalmente diferente a ella?

Precisamente por eso, porque son radicalmente diferentes. Como dúo cómico me han hecho reír mucho.

Siempre es difícil incorporar a las novelas personajes “diferentes”. ¿Le ha costado escribir una historia verosímil?

Eso habría que preguntárselo a los lectores. Yo a estos personajes los encuentro ultra verosímiles, vamos, siento como si los conociera, así que en mi cerebro son reales.

A mis personajes los encuentro ultra verosímiles, vamos, siento como si los conociera, así que en mi cerebro son reales

En la novela están muy bien trazados los personajes que deambulan por la novela. ¿Considera importante perfilar bien a los protagonistas?

Imprescindible. A decir verdad, las historias me dan un poco igual, para mí el disfrute, tanto de escritora como de lectora, está en los personajes.

¿Qué prefiere que amen u odien a sus personajes?

Pues las reseñas que he leído que ponían a Tébar a parir me dolieron horrores… hasta que una amiga me dijo “gustarle a todo el mundo es de paletas, así que no te preocupes”, y entonces me di cuenta de que Tébar levanta esos odios y esos amores porque mola. Yo es que me he reído muchísimo con ella.

¿Todos llevamos o tenemos una bestia dentro?

Creo que sí, podemos tenerla más o menos reconocida y con ello amansada pero sí, es la sombra jungiana, ¿no?

¿Habrá más bestias en una próxima ocasión?

Claro, estoy maquinando ya la segunda parte.

Puedes comprar el libro en: