• Diario Digital | Martes, 24 de Abril de 2018
  • Actualizado 10:46

PRESENTACIÓN DEL LIBRO “EN GUERRA CON LOS BERBERISCOS”

Juan Laborda Barceló: “Los berberiscos nunca existieron”

Si los berberiscos nunca existieron por qué Juan Laborda Barceló dedica un libro a las guerras con ellos, se preguntarán ustedes.

Ignacio del Valle, Juan Laborda Barceló y Jorge Freire
Ignacio del Valle, Juan Laborda Barceló y Jorge Freire
Juan Laborda Barceló: “Los berberiscos nunca existieron”

Pues porque los berberiscos fueron una definición de los cristianos del siglo XVI para denominar a los habitantes del Norte de África. A esta y otras muchas más preguntas sobre la historia del Mediterráneo responde el novelista e historiador madrileño Juan Laborda Barceló en su nuevo libro “En guerra con los berberiscos”.

“Los berberiscos nunca existieron”, afirmó tajante el autor del libro publicado por Turner en la presentación del mismo en la sala cultural de unos grandes almacenes madrileños. Con esa manía tan española de poner motes a todo el mundo o intentar definir lo indefinible, los españoles del siglo XVI apodaron a los habitantes del norte de África como berberiscos, que entre sus muchas ocupaciones se dedicaban a asolar las costas levantinas. Se puede decir que fueron éstos los que popularizaron la piratería que después continuarían con gran éxito los corsarios ingleses.

¿Fueron los piratas berberiscos o británicos los padres del terrorismo? Serán los historiadores quienes tengan que decirlo, pero en mucho se parecen. Lo que sí es cierto es que nuestras poblaciones marítimas sufrían un constante asedio por parte de los turcos súbditos de la Sublime Puerta. El mar en muchas ocasiones sirve para unir a los habitantes de sus dos orillas, pero el caso del Mediterráneo es diferente. Desde Roma ha sido un campo constante de batallas. La batalla de Lepanto es el mejor ejemplo de esa rivalidad.

Ya desde el siglo XVI, España y el norte de África se han disputado el control del mar que los separa. Con este fin lanzaron sucesivas campañas, que absorbieron grandes cantidades de recursos. Aunque este proyecto nunca ha vuelto a ser tan importante como en el siglo XVI, ni tan dañino como en el XX, sus ecos todavía perduran en las islas de Chafarinas, Alhucemas, Alborán, Perejil o en el famoso peñón de Vélez de la Gomera, que también aparece en esta historia.

Los corsarios siempre fueron el brazo armado de los turcos

Los piratas berberiscos fueron soldados con buena preparación militar casi al mismo nivel que los Tercios españoles. “Sabían utilizar las armas ligeras de fuego a la perfección”, señala Juan Laborda Barceló en la presentación de su libro. “Los corsarios siempre fueron el brazo armado de los turcos. Los que asolaron constantemente las costas mediterráneas”, especifica; pero no todos. Los franceses, pese a denominarse cristianos siempre pactaron con los turcos para luchar contra España. Inocentes nosotros, siglos después les dimos el trono a una de las peores dinastías que haya habido en el mundo: los Borbones.

Lo mismo ocurrió con los venecianos y los genoveses que en ocasiones nos apoyaban como en la Santa Alianza o luchaban a favor del turco por conveniencias económicas. En Lepanto se aliaron con España y Andrea Doria lideraba el flanco derecho que fue el que hizo aguas en la batalla y tuvo que ser socorrido por la escuadra de retaguardia de Álvaro de Bazán, que éste sí era un gran marino, el otro no dejaba de ser un mercenario que ofrecía sus servicios a Francia o España según le convenía.

“La batalla de Lepanto fue heredera directa de lo que pasó en Malta en 1565, donde Turquía fue incapaz de conquistar el archipiélago. La Monarquía de Felipe II se planteó solucionar el problema. Lepanto no fue una victoria definitiva y no terminó con el problema de la piratería, simplemente estableció dos zonas de influencia: un Mediterráneo occidental dominado por España y uno oriental dominado por los turcos. Lepanto estableció el status quo, pero ni los cristianos ni los musulmanes ganaron un palmo de terreno”, explica apasionado el autor del libro.

“La monarquía española es muy quijotesca”

6Para Juan Laborda Barceló, “La monarquía española es muy quijotesca. Se embarcaba en campañas que tenía que ver más con la fe que con los intereses económicos. Salvo en América, claro está”. Las ambiciones imperiales de los Austrias mayores acarrearon varias bancarrotas, el gasto inútil de las ganancias conseguidas en América y el empobrecimiento de Castilla para conseguir unos magros resultados.

“La monarquía española no ha sabido ni gestionar sus victorias ni sus derrotas”, subraya el historiador. Sabido es que nuestra diplomacia se ha conducido a través de los siglos de manera torpe y torticera. Victorias como Lepanto no sirvieron absolutamente para nada porque los turcos se rehicieron con una rapidez inusitada. Conceptos como “el honor y la honra estaban por encima de cualquier tipo de razón”, expresa el autor de “En guerra con los berberiscos”.

En opinión del escritor, “el norte de África era un terreno muy hostil, a la dificultad de los desembarcos se la unía el valor de los enemigos y su preparación militar. A España siempre se le dio bien Túnez pero Argel siempre fue muy desfavorable para nuestra tropas y Armada. Esta guerra requería de otro tipo de guerra”. En el libro, ensayo fundamental de innegable originalidad historiográfica, sobre los enfrentamientos entre el Islam y la Cruz, nos da las claves para entender los acontecimientos ocurridos en el siglo XVI tan relevantes aún en nuestros días.

En la presentación del libro, Juan Laborda Barceló estuvo acompañado por los escritores Ignacio del Valle y Jorge Freire que con sus preguntas fueron sonsacando al autor las temas fundamentales de su ensayo histórico en una conversación amena y rigurosa sobre dichos acontecimientos.

Juan Laborda Barceló (Madrid, 1978) doctor en Historia Moderna, es profesor, escritor, crítico literario y colaborador en revistas como La Aventura de la Historia o Despertaferro, y en medios como la Cadena COPE, Ser Madrid, 4G Radio, Periodista Digital, La Tormenta en un Vaso y Qué Leer. Desde el año 2012 regenta el espacio http://kermesliteraria.blogspot.com. Anteriormente ha publicado Diccionario de términos históricos (2007) y Antemurales de la fe. Conflictividad confesional de los Habsburgo (2014).

Puedes comprar el libro en: