www.todoliteratura.es
Ildefonso Falcones
Ildefonso Falcones (Foto: Javier Oliaga)

Ildefonso Falcones presenta en un tablao flamenco su novela "La reina descalza"

jueves 23 de octubre de 2014, 13:23h
Add to Flipboard Magazine.

Ildefonso Falcones tiene nueva novela en el mercado. Se titula "La reina descalza" y qué mejor que un tablao flamenco para presentarla, ya que las protagonistas de la misma son Milagros Carmona, gitana de pura raza, cantaora y bailarina y Caridad, guineana que ha trabajado como esclava en la plantaciones de azúcar en Cuba. Estas dos fuerzas de la naturaleza se juntan para darnos una novela llena de pasión, que es un canto desgarrado por la libertad.

  • Ildefonso Falcones

    Ildefonso Falcones

Ildefonso Falcones por la calles de Madrid
Ildefonso Falcones por la calles de Madrid (Foto: Javier Oliaga)

"Los gitanos son de bronce y los payos de hojalata" canta el cuadro flamenco del tablao Villa Rosa ante un auditorio de periodistas payos. "El pueblo gitano es muy orgulloso, egocéntrico y jerarquizado. Son espíritus libres que cuanto más se les perseguía, más ansias de libertad tenían", dice el escritor catalán, que ha conseguido vender más de siete millones de ejemplares de sus dos primeras obras y esta tercera promete también ventas millonarias.

La presentación del libro no ha podido ser más apoteósica. Después de un recorrido de casi una hora por los lugares por donde discurre la novela, haciendo el camino a la inversa que la protagonista, ya que se comenzó en la Plaza Mayor y se terminó enfrente del hoy Teatro Español, antaño Teatro del Príncipe; la editorial y el escritor citaron a los medios de comunicación en el conocido tablao de la Plaza de Santa Ana, donde nos obsequiaron con un bonito y breve cuadro flamenco. Una de las bailarinas, como si de la propia reina descalza se tratase, se quitó los zapatos para bailar y deleitar a la concurrencia.

El nuevo libro de Ildefonso Falcones tiene como protagonistas a dos mujeres, en esta ocasión ha querido meterse en la psicología y en el mundo femenino y, también en el flamenco. Siempre le han apasionado estos temas. Y si de cante y baile hablamos se tenía que tratar a la fuerza de los gitanos. Es el mundo del pre-flamenco, como le han llamado unos o el nacimiento del propia flamenco, ya que ese nacimiento surge de un cante muy hondo y sentido, aquel que cantaban los galeotes mientras remaban y morían, ya que existe la certidumbre de que más del 90% de los condenados a galeras perecían.

La novela une el mundo gitano con los cubanos, concretamente con Caridad, guineana, llevada a Cuba como esclava. "Quería haber hecho una novela sobre los campos de caña, donde los esclavos trabajaban sobreexplotados, pero lo encontré lejano y complejo, así que decidí traerme a la esclava a España y con ella su música", explica el escritor y abogado.

Los esclavos no hablaban durante el trabajo, cantaban para no pensar la vida miserable que tenían. "De ahí surgió la idea de fusionar dos culturas y dos músicas, el cante de los negros, el blues, con el cante nacional, el flamenco", dice Ildefonso Falcones sobre el origen de su nueva novela. Esa fusión de ambos estilos, todavía se viene dando; la fusión de estilos musicales es enriquecedora para la música y en el siglo XVIII también se dio.

El desencadenante de la trama de La reina descalza vino dado por el decreto de Fernando VI y el marqués de la Ensenada de querer acabar con la raza gitana. Se hicieron prisioneros a muchos de los gitanos que vivían en las ciudades, los que estaban censados, pero a los trashumantes no pudieron prenderlos, y fueron conducidos a los arsenales para la construcción de barcos o como galeotes.

Ildefonso Falcones ha tardado tres años en escribir la nueva novela. Para ello se ha documentado profusamente, leyendo a cronistas de la época y a escritores costumbristas, "pero llega un momento que tienes que parar y elegir los hechos históricos concretos que quieres tratar. No se puede dar un sobreexceso de información a los lectores. Lo importante de cada novela es mostrar unos acontecimientos y que lleguen a vivirlo", desvela el autor deLa mano de Fátima.

Hasta ahora sus novelas se han desarrollado en los siglos XIV, XVI y XVIII. Se le preguntó sobre qué trataría en el futuro y se salió hábilmente por la tangente al decir, "he escrito novelas sobre siglos pares, quizá ahora sea el momento de empezar con los siglos impares", señaló divertido el escritor. La verdad es que ya ha tratado unos tiempos y unas ciudades diferentes. Si en La Catedral del Mar fue Barcelona su localización, en la siguiente pasó a Córdoba y las Alpujarras. En esta última ha sido Sevilla y Madrid las ciudades escogidas para hacer transitar a sus personajes.

"Sevilla era una ciudad con un gran contingente de esclavos negros", recuerda. Esas personas, al mezclarse con los nativos, muchos de ellos gitanos, hicieron fusionar creencias, música y religión. "Así nació la santería", recuerda. Las autoridades solo permitían cantar y bailar a los gitanos los domingos y eran esos días cuando se juntaban para asistir a las misas y, posteriormente, a las celebraciones más paganas.

Las dos protagonistas se dedican al teatro, a cantar y bailar en un Madrid donde la Corte lo podía todo, donde había una mezcolanza de culturas y procedencias que Ildefonso Falcones ha sabido realzar sacando un lienzo de una ciudad distinta, olvidada y que el paso del tiempo ha ido cambiando, para unos para bien, para otros para mal, pero que hay que recordar y revivir en las páginas del autor de La reina descalza.

Puede comprar el libro en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+

0 comentarios