www.todoliteratura.es
Amalia Andrade
Amalia Andrade (Foto: Javier Velasco Oliaga)

Amalia Andrade: “El mundo actual está diseñado para que nos desconectemos de nosotros mismos”

Entrevista con la autora de “Cosas que piensas cuando te muerdes las uñas”

sábado 16 de febrero de 2019, 12:56h
Add to Flipboard Magazine.

La escritora caleña Amalia Andrade está de visita en España para presentar su segundo libro “Cosas que piensas cuando te muerdes las uñas”. He tenido la oportunidad de entrevistar a tan original literata, diplomada por la Universidad Javeriana de Colombia, en una soleada mañana madrileña en un conocido céntrico hotel de la Gran Vía madrileña, y me ha sorprendido gratamente como anteriormente lo había hecho su libro, dedicado a la ansiedad y al miedo.

Amalia Andrade
Amalia Andrade (Foto: Javier Velasco Oliaga)

No había nacido la autora colombiana en 1980 cuando el grupo Nacha Pop publicó su primer disco que contenía la canción “Tengo miedo al terror”, estoy seguro de que Amalia Andrade no conoce dicha canción, pero tiene mucho que ver con lo que ella escribe. “Todos tenemos diferentes miedos, pero el que más nos aterra es el miedo a la muerte y, también, a estar solos, a no encontrar pareja o a no tener éxito de todo tipo, profesional, personal, familiar, etc.”, dice la escritora nacida en Cali con la voz potente que tienen todos los de su ciudad.

“El libro lo escribí para que los lectores entendiesen lo que es tener ansiedad. Para mí, escribir que yo tenía ansiedad me sirvió para comprenderlo, aunque no me sirvió como terapia en un principio”, confiesa Amalia Andrade y continúa diciendo “escribiendo me encuentro conmigo misma y me siento mejor. Y creo que ayuda a que me entiendan las personas más cercanas a mí”. Quizá por ello, su libro esté escrito para los ansiosos, para los que están dispuestos a superar la ansiedad, pero también para sus amigos y familiares, para que la entiendan mejor. “Para mí, escribir que yo tenía ansiedad tiene que ver mucho con el control de mí misma”, subraya. Aunque en su opinión, “el libro es bastante coral. Tiene varias voces y también han colaborado varios dibujantes en el libro”, señala.

De ahí que el libro sea bastante inclasificable. “Unos libreros lo colocan en los estantes de libros ilustrados, otros en los de autoayuda e, incluso, en las baldas de lecturas infantiles”, apunta la escritora con una sonrisa de oreja a oreja, parece que disfruta generando ansiedad a nuestros queridos libreros. Pero, todo con mucho humor. “El humor me salva en las situaciones difíciles, tiene mucho que ver con la infancia y con hacerse con herramientas que nos pueden salvar de la realidad”, elucubra con tino la autora.

¡Ay, con la realidad! En la que vivimos, estamos muy influidos por Internet. “En la actualidad, tenemos demasiados estímulos. El mundo está diseñado para que nos desconectemos de nosotros mismos”, asevera rotunda esta inclasificable escritora. Tanta tecnología nos hace cada día más retraídos y solitarios, cada día nos da más miedo salir de casa, pero “ese miedo nos mantiene vivos. Yo estoy preparada para escribir sobre miedos, pero cada cual tiene miedos diferentes”, sostiene.

Los hombre tienen miedo a tener miedo

Amalia Andrade cree que un libro como el suyo debe ser muy interactivo. “Dialogo con los lectores, eso hace unos años no se podía hacer, ahora gracias a las redes sociales se puede mantener un diálogo permanente. Mi relación con ellas es de amor-odio. Sé que debo interactuar en ellas porque me da más visibilidad”, expone de manera clara esta autora que tiene más de 75.000 seguidores en Instagram.

También opina que el miedo que sienten las mujeres es diferente al que sienten los hombres. “Tenemos la creencia que los hombres son más valientes, pero si bien son especialistas en matar cucarachas, algo que aterra a las mujeres; tienen miedo a tener miedo y no se permiten ser vulnerables, lo que viene de una educación machista y heteropatriarcal, lo que hace crecer al capitalismo porque tener miedo se asocia a cobardía”, desgrana Amalia Andrade.

“Hay que redefinir el amor romántico”

Ahora que acaba de pasar el día de los enamorados, Amalia afirma que “hay que redefinir el amor romántico. Estamos acostumbrados a que tenemos que encontrar nuestra media naranja para toda la vida, el concepto de marido y mujer con hijos está desfasado. Es imposible que nos guste una persona cincuenta años seguidos. Cada relación debe de tener sus propias reglas y olvidarnos de la posesión para toda la vida”, explica la autora de “Uno siempre cambia el amor de su vida por otro amor o por otra vida”, que ha vendido más de 300.000 ejemplares en castellano al otro lado del Atlántico.

Todo esto está imbricado con el miedo a quedarse solo y no tener pareja. “Son sentimientos primarios, comunes a todos los seres humanos. Me gusta pensar que mi libro puede ayudar a los lectores a que comprendan sus miedos y se hagan amigos de ellos, que las mujeres no tienen que ser definidas por sus miedos y los hombres pueden sentir miedo también sin avergonzarse”, razona esta escritora que ha pensado demasiado mientras se mordía las unas, quizá por eso se pinta las uñas de un color marrón. Un viejo truco para dejar de mordérselas. Durante la charla, me doy cuenta de que como bien dice Amalia Andrade “somos unos lisiados emocionales”, con ansiedad, miedos y mil contradictorios sentimientos. Esta fanática de Beyoncé, a quien todavía no ha podido conocer, me ha dado una lección de inteligencia. ¡No te preocupes, Amalia, ya tampoco conozco a Beyoncé y me gustaría hacerlo! Quizá algún día, Beyoncé quiera conocerte a ti.

Puedes comprar el libro en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Todoliteratura

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.