www.todoliteratura.es
Mónica Rodríguez
Mónica Rodríguez (Foto: Javier Velasco Oliaga)

Entrevista a Mónica Rodríguez: “Las personas necesitan la ficción para entenderse”

Autora de “Amelia y las abejas”

sábado 28 de septiembre de 2019, 18:59h
Add to Flipboard Magazine.

Mónica Rodríguez es una escritora especialista en literatura juvenil, aunque su última novela “Amelia y las abejas” es apta para todos los públicos. Creo que encasillamos demasiado a algunos autores y cometemos un error, con Mónica no lo vamos hacer porque su libro puede apasionar tanto a jóvenes como a adultos. La historia que cuenta es muy actual y, a la vez, también está enraizada en un pasado no demasiado lejano y rural.

  • Mónica Rodríguez

    Mónica Rodríguez

Mónica Rodríguez
Mónica Rodríguez (Foto: Javier Velasco Oliaga)

Quedó con Mónica Rodríguez en el barrio donde vive, aunque ella procede de Oviedo. Nos cuesta encontrar un bar tranquilo, pero lo conseguimos en Las Vistillas, con una vista espectacular de la Casa de Campo, ¡vaya, no había caído del porqué del nombre del parque! Una vez sentados y con sendas infusiones comenzamos la entrevista sobre su libro “Amelia y las abejas”.

Antes de dedicarse a la escritura, Mónica trabajó en uno de los centros de investigación del CIEMAT, el mismo que tuvo un escape radioactivo en 1970 y por el que todavía sufren sus consecuencias las poblaciones de la Vega madrileña, ya que llegó al río Manzanares y continuó por el río Jarama hasta el Tajo. Ella, evidentemente, llegó más tarde. Es licenciada en Ciencias Físicas y Máster en Energía Nuclear. Un día harta de su trabajo decidió dar el paso a la literatura, cayó contaminada por ese gen. “Pedí una excedencia de dos años para escribir, aunque comencé a hacerlo de joven y por amor”, confiesa la autora con un suave acento asturiano-madrileño.

“Realmente, cambie un trabajo por otro porque yo escribo ocho horas todos los días. Me costó muchísimo tiempo hacer entender a mi familia y conocidos que había cambiado de trabajo”, explica Mónica Rodríguez con una sonrisa en los labios y añade “desde el principio quería que la escritura fuese mi profesión, al principio pase algunos nervios, pero ahora estoy muy relajada ya que he conseguido cierta independencia económica, gracias también a las charlas que doy en colegios y bibliotecas”.

Para conseguir esa independencia, ha tenido que escribir varios libros y ganar bastantes premios. “Me presentó a ellos por cuestión de supervivencia”, puntualiza. Podríamos decir que es una consumada experta en ganar premios de novela juvenil. ¡Creo que los ha ganado todos! Pero, no sólo escribe en su casa, también emplea mucho tiempo en leer y aprender técnicas de cómo otros escritores han contado sus historias.

Una vez que tiene una novela escrita, tiene una serie de primeros lectores que le dan su consejo y en los que confía ciegamente. “El escritor y amigo Gonzalo Mouré, suele ser el primero, pero también tengo a mi amiga Gabriela y a mi marido, por supuesto. Los jóvenes con los que hablo en los colegios también me ayudan mucho sus opiniones”, dice a media voz y en confianza.

Me presentó a los premios por cuestión de supervivencia

Mónica Rodríguez comenzó a leer sobre las abejas y cómo se estaban muriendo, ya hace unos cuantos años. “Hay riesgo de extinción de las abejas, y eso supone el fin de la polinización y, por consiguiente, de muchos de nuestros alimentos, que estarían en peligro. Todo nuestro ecosistema podría fallar. Mucha de esas cosas las aprendí en el libro La vida de las abejas de Maurice Maeterlinck y, también, fui a una granja de colmenas en la localidad serrana de Colmenarejo. Llevaba a toda mi familia para que viesen para qué servían las abejas. También conocí a una pareja que tenían unas colmenas. Además vi documentales, vídeos, etc. Al final, escribí el libro, pero no me gustó lo escrito y lo dejé aparcado en un cajón, hasta que hace unos meses volví a releerlo y me pareció que la historia estaba bien y merecía reescribirla con el fin de publicarla”, explica la escritora asturiana.

“Comprendí lo importante que son las abejas para el mundo y para el ser humano. Además, recogí todo tipo de leyendas de diferentes sitios del planeta para contarlas en el libro”, señala Mónica que continuó recopilando documentación sobre las abejas mientras escribía el libro.

“Tenemos una forma de vida demasiado inmediata”

En la novela hay dos grandes historias de amor, protagonizadas por dos parejas de dispares edades, pero la principal es una pareja joven. “A los chavales les interesa mucho más una historia si está protagonizada por jóvenes, les llama mucho más la atención porque se sienten más identificados. Amelia es una chica que al entrar en contacto con las abejas descubre un mundo diferente al que conocía en la ciudad”, expone con decisión Mónica Rodríguez. La autora suele escribir sus novelas en primera persona porque “hace que la historia sea más personal y cercana”.

Para Mónica, es imprescindible que los jóvenes se habitúen a leer. “Con las nuevas tecnologías, los jóvenes y mayores tenemos una forma de vida demasiado inmediata. Estamos acostumbrados a las redes sociales, a los medios de comunicación que nos informan al instante, lo que hace que se genere frustración cuando se encuentra algún impedimento. Los jóvenes necesitan leer para poder enriquecerse y reflexionar. Hay demasiado ocio y hay que saber elegir”.

Cada vez se tiene menos tiempo para leer libros porque, entre otras cosas, se lee en otros formatos. La tecnología ha cambiado mucho nuestros hábitos. “Creo que las series de ficción de la televisión es una puerta a la ficción literaria. Las personas necesitamos la ficción para entendernos y, por supuesto, el amor, los jóvenes siguen siendo muy románticos”, concluye una interesantísima charla Mónica Rodríguez en el viejo Madrid de los Austrias.

Puedes comprar el libro en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Todoliteratura

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.