www.todoliteratura.es

Se publica "Con las botas puestas", de José Manuel Fernández López, la historia del soldado a través del cine

martes 28 de enero de 2020, 10:47h
Add to Flipboard Magazine.
Con las botas puestas
Con las botas puestas
"Con las botas puestas" es un recorrido pormenorizado sobre el cine bélico. El coronel José Manuel Fernández López, más conocido como "Flópez" es el encargado de diseccionar las películas más relevantes del género, muchas de las cuales auténticas maravillas del séptimo arte.

La evolución histórica de la guerra, de la milicia y en definitiva, de sus protagonistas, los soldados, ha sido visionada siempre o casi siempre a través de dos ejes: el histórico, relativo a los sucesos y personajes, y el militar, tendente a destacar las operaciones importantes durante las guerras y conflictos. El coronel Jose Manuel Fernández López, «Flopez», uno de los mayores expertos en cine bélico a nivel nacional, nos propone en su libro Con las botas puestas estudiar la historia del combatiente también desde un tercer punto de vista: el cinematográfico.

Porque el Cine, en su corta existencia de poco más de cien años, ha sido capaz de plasmar las guerras y conflictos que han sacudido el mundo desde la Antigüedad hasta bien entrado el siglo XXI y, gracias a ello, ha conseguido forjar alguna de sus películas más brillantes. Todo tipo de enfrentamientos mundiales, civiles, coloniales o fronterizos, han quedado inmortalizados en el celuloide como exponente de la condición humana.

«Flópez» nos ofrece un ameno y brillante recorrido por la Historia desde la perspectiva del cine bélico, apoyándose en un espectacular material gráfico de más de 400 imágenes y repleto de curiosidades históricas y anécdotas cinematográficas. Desde clásicos largometrajes como Casablanca, Ben‐Hur o Cleopatra, hasta los icónicos Apocalypse Now y Salvar al soldado Ryan, pasando por series de televisión como Hermanos de sangre, repasaremos la evolución del soldado desde el Antiguo Egipto hasta nuestros días.

GLADIATOR (Ridley Scott, 2002) Las heridas en la cara del actor Russell Crowe después de la escena de la batalla contra los germanos son reales. Se las causó cuando su caballo se asustó y lo empotró contra las ramas de un árbol. Los puntos de sutura en la mejilla son claramente visibles en la escena en la que le dice a Cómodo que tiene intención de volver a casa.

Este film es un excelente retrato de la descomposición del poder político y militar romano. Todo ello contado desde la mácula del liderazgo del General hispano que conduce a sus hombres con excelente maestría.

EL CID (Anthony Mann, 1961) Cien pesetas diarias y un bocadillo de chorizo cobraron en la España de 1961 los trescientos extras que Anthony Mann reclutó en Torrelobatón (Valladolid), para rodar en tres días tres minutos de esta película.

Rafael Gil fue el primero que propuso la creación de un Cid cinematográfico. Para él, Paco Rabal era el candidato idóneo para dar vida al mítico héroe de la épica castellana. Sin embargo, el Cid acabó siendo Charlton Heston y Anthony Mann llevando las riendas del proyecto como director.

55 DÍAS EN PEKÍN (Nicholas Ray, 1963) Charlton Heston afirmó que su relación laboral con la actriz Ava Gardner era nefasta debido al comportamiento poco profesional de la actriz durante el rodaje. Estaba tan cansado de los retrasos de Ava en los rodajes que forzó a la dirección para que cambiase el guion de tal manera que la actriz (que interpretaba a la baronesa Natasha) “muriese” media hora antes de terminar la película y así no tener que rodar más con ella.

Reproducir la ciudad prohibida de Pekín era algo materialmente imposible debido a la hostilidad de la China Continental y al aislamiento colectivo del mundo occidental. El equipo de decorados tuvo que construir una enorme réplica de la ciudad de Pekín en la localidad madrileña de Las Rozas.

SIN NOVEDAD EN EL FRENTE (Lewis Milestone, 1930) La cinta realizada por los estudios Universal contó con la utilización de una grúa gigante y para facilitar aún más el movimiento de esta, se construyeron ex profeso tres kilómetros de carretera para su desplazamiento.

Basada en la novela homónima de Erich Maria Remarque, muestra perfectamente el horror y la crudeza de la guerra de trincheras y toda su dimensión humana. Una joya cinematográfica que en todos los anales de historia del cine.

EL SUBMARINO (Wolfgang Petersen, 1981) Esta película, basada en las vivencias de un reportero de guerra alemán durante la Segunda Guerra Mundial a bordo de un submarino U‐boot, está actualmente prohibida en todas las unidades de Submarinos de varios países por causar depresiones entre los tripulantes y aumentar en ellos la sensación de claustrofobia.

Fue el largometraje más caro en la historia del cine alemán. Hace apenas un año el canal de televisión AMC estrenó una nueva serie basada en este film.

SALVAR AL SOLDADO RYAN (Steven Spielberg, 1998) Preguntado por el objeto de esta película su director, Steven Spielberg concluyó: «Lo que he querido hacer con Salvar al Soldado Ryan es recrear el aspecto, el sonido y hasta el olor de un verdadero combate». Los primeros veintidós minutos de la cinta son clave: Spielberg recrea el desembarco de Normandía en una intensa secuencia donde el caos, el error y la muerte son los protagonistas.

La diseñadora de vestuario tuvo que confeccionar más de 3.000 uniformes, ya que no se conservaba ninguno de la Segunda Guerra Mundial.

APOCALYPSE NOW (Francis Ford Coppola, 1979) Marlon Brando llegó al rodaje con 40 kilos de sobrepeso y sin haber leído el guión. Todo el vestuario que había sido diseñado para él tuvo que desecharse, porque ya no podía interpretar a un curtido boina verde. Esto obligó al director a encontrar una manera de adaptarse a rodar con el peso de Brando, por lo que optaron por ponerle en escena entre sombras y siluetas, haciendo así su personaje más misterioso.

El director Francis Ford Coppola confesaba en la presentación del filme en el Festival de Cannes: «Mi película no es sobre la Guerra de Vietnam. Es Vietnam».

HERMANOS DE SANGRE (Tom Hanks, Steven Spielberg, Gary Goetzman; 2001) Esta serie de televisión es un perfecto ejemplo de liderazgo en combate. El asesor militar de la misma, el capitán Dale Dye, sirvió como observador para la precisión militar y entrenó a todos los actores durante diez días de manera dura e intensa, incluyendo saltos desde una maqueta de doce metros de altura.

Su realización abarcó tres años de trabajo y un coste de 120 millones de dólares.

José Manuel Fernández López «FLOPEZ» (Madrid, 1959) es coronel del Ejército de Tierra español. Comenzó sus trabajos periodísticos con la publicación del artículo “El uniforme moteado” en el Diario de Guadalajara , en 1988.

En 2002 publicó en la Revista del Estado Mayor del Ejército el artículo “Síntesis del cine bélico”, que fue inmediatamente reproducido por el Ejército de los Estados Unidos en Military Review de ese mismo año. Desde entonces es colaborador permanente de la citada revista, con una columna dedicada al cine bélico y más de 200 artículos publicados.

También ha realizado colaboraciones para otras revistas de carácter civil y militar, y ha impartido conferencias en academias, centros y organismos sobre la evolución del cine bélico y la comunicación. En 2009 publicó Diccionario de películas bélicas, considerada la obra más extensa y exhaustiva publicada sobre el tema a nivel nacional e internacional. Dedicada exclusivamente a este género cinematográfico, incluye, además de películas, documentales, cortometrajes, reportajes de guerra y series de televisión. En la actualidad dirige y presenta el programa de carácter divulgativo Soldados: conoce a tus Fuerzas Armadas y, recientemente, ha comenzado la dirección del programa de televisión Con las botas puestas , inspirado en los contenidos recogidos en esta obra.

Puedes comprar el libro en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+

0 comentarios