www.todoliteratura.es

"La expedición de Francisco de Orellana al Amazonas", de Gaspar de Carvajal

martes 26 de enero de 2021, 22:00h
Add to Flipboard Magazine.
La expedición de Francisco de Orellana al Amazonas
La expedición de Francisco de Orellana al Amazonas
El descubrimiento del río Amazonas, o Marañón, constituye uno de los hechos más relevantes de la exploración española de América. El fraile Gaspar de Carvajal testigo de los hechos nos lo cuenta en primer persona en su libro "La expedición de Francisco de Orellana al Amazonas".

La edición original de este libro llevaba el largo y descriptivo título de: Relación que escribió Fray Gaspar de Carvajal, fraile de la Orden de Santo Domingo de Guzmán, del nuevo descubrimiento del famoso río grande que descubrió por muy gran ventura el capitán Francisco de Orellana desde su nacimiento hasta salir a la mar, con cincuenta y siete hombres que trajo consigo y se echó a su aventura por el mencionado río, y por el nombre del capitán que le descubrió se llamó el Río de Orellana. El texto fue editado en Sevilla en 1894 por el prestigioso historiador chileno José Toribio Medina.

Ángel Luis Encinas Moral, el editor actual, aporta una conversión exhaustiva de los textos de los siglos XVI y XIX, que figuran en la edición original, a la grafía española de comienzos del siglo XXI, así como a la lengua española hablada actualmente en España e Hispanoamérica.

Asimismo, esta edición incluye la “Introducción histórica” que escribió José Toribio Medina a la obra del P. Gaspar de Carvajal: un trabajo histórico de investigación extraordinario,en el que se recoge inicialmente la “Documentación del viaje de Orellana” en dos series, una que agrupa los documentos del viaje de Francisco de Orellana por el río Amazonas abajo, y otra, en la que se narran las vicisitudes y acontecimientos del descubrimiento y conquista de los territorios ubicados a orillas de este río y que fueron agrupados en su época bajo el nombre de Nueva Andalucía. En ella se hace también una detallada descripción de las relaciones existentes entre los militares españoles, y entre éstos y la Corona de España, así como del papel que jugó ésta en todo el proceso del descubrimiento del Amazonas por el capitán Francisco de Orellana.

Tras ingresar en la orden dominica en España, Gaspar de Carvajal marcha a Perú en 1533, dedicándose a la conversión de los indígenas. En 1540, Carvajal se une como capellán a la expedición de Gonzalo Pizarro, gobernador de Quito, en busca del País de la Canela al este de Quito y el Amazonas.

La expedición, en condiciones muy difíciles, pasó los Andes y se internó en la selva amazónica, un territorio inhóspito y desprovisto de provisiones. Gonzalo Pizarro ordena a su segundo al mando, Francisco de Orellana, que con cincuenta hombres (entre los que se encuentra Gaspar de Carvajal) descendiera el río Napo, para buscar el lugar donde ese río desembocara en un río mayor, y volvieran con las provisiones que pudieran encontrar y cargar en el pequeño barco en el que iban (el San Pedro).

Orellana alcanzó la confluencia del Napo y el Trinidad, pero no encontró provisiones. Sin poder volver atrás por la fuerza de la corriente, decide seguir río abajo, hasta llegar a la desembocadura del Amazonas (1542). Carvajal, que es uno de los supervivientes de esta expedición, narra los acontecimientos de la expedición en su obra Relación del nuevo descubrimiento del famoso río Grande que descubrió por muy gran ventura el capitán Francisco de Orellana (partes de la Relación de Carvajal aparecieron en la Historia general y natural de las Indias, de Gonzalo Fernández de Oviedo, escrita en 1542, pero no publicada hasta 1855; la reseña de Oviedo es especialmente valiosa porque combina partes de la Relación de Carvajal con entrevistas a Orellana y algunos de sus hombres). La Relación no fue publicada completa hasta 1895 por el erudito chileno José Toribio Medina. Más tarde, en 1934, fue extensamente revisada por H.C. Heaton. Esta Relación es la causa por la que fray Gaspar de Carvajal ha pasado a la historia.

Los datos de la expedición de Orellana registrados por fray Gaspar de Carvajal proporcionan información de gran interés etnológico, tales como disposición y tamaño de los poblados, ocupación continua a lo largo de las barrancas del río, caminos amplios que comunican el río Amazonas con la tierra firme, tácticas de guerra, rituales, costumbres y utensilios.

La renombrada película de Werner Herzog, Aguirre, la cólera de Dios (1973) hace aparecer a fray Gaspar de Carvajal como capellán y cronista del enloquecido descenso de Lope de Aguirre por el Amazonas. Esta expedición, que tuvo lugar en 1561 (casi veinte años después de la de Orellana), fue la fuente de inspiración de la película, pero ésta incluye situaciones y personajes provenientes de la crónica de Carvajal (esto es, de la expedición de Orellana). La película demuestra la ignorancia que tiene de la historia el guionista alemán, hijo de un conocido nazi muniqués, que demuestra estar más enloquecido que el personaje que trata de retratar.

Puedes comprar el libro en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+

0 comentarios